null: nullpx
Ford

Ford inicia pruebas de conducción autónoma en las carreteras de California

El anuncio coincide con fuertes restricciones para la conducción autónoma en ese estado
31 Mar 2016 – 03:07 PM EDT
Reacciona
Comparte
Las pruebas de auto conducción se inician en las carreteras de California Crédito: Ford

Ford anunció el inicio de las pruebas de sus vehículos autónomos en las vías públicas del estado de California, el próximo año. Con este anunció Ford avanza su programa de movilidad autónoma de la fase experimental a la fase de pruebas de campo. A tal fin Ford consiguió de las autoridades del estado, un permiso para el manejo de vehículos autónomos, que le permitirá probar su flota de Ford Fusion híbridos en las vías públicas de California.


Este anunció llegó en un momento muy peculiar, ya que coincidió con otro anunció por parte del Departamento de Vehículos de Motor del estado de California (DMV), sobre la propuesta de severas medidas restrictivas para la circulación de vehículos autónomos en las vías públicas del estado.

El programa de Ford aún se encuentra en fase experimental y está regulado por una normativa previa que establece los parámetros para las pruebas de vehículos autónomos en las vías públicas del estado. Sin embargo, una vez que Ford concluya sus pruebas y quiera pasar a una etapa de despliegue e implementación comercial del programa, como está previsto en su programa Ford Smart Mobility anunciado en la feria CES en Las Vegas en enero pasado, se podría encontrar con las fuertes restricciones que el DMV de California está proponiendo.

Google está ya enfrentando problema en relación a su plan de implementar un servicio de Taxis sin chofer. Las normas propuestas por el DMV prohibirían efectivamente la circulación de vehículos autónomos sin un chofer que esté listo para tomar el control del vehículo en caso de fallas en los sistemas de conducción autónoma, lo que colide diametralmente con los planes de Google.

Por ahora Ford, que está concentrando gran parte de su programa de conducción autónoma en su Centro de Investigación e Innovación en Silicon Valley, no tiene mucho de que preocuparse en el corto plazo y lo más probable es que se beneficie de la eventual resolución del impasse entre el DMV y Google. El peculiar timing de los acontecimientos puede resultar siendo una bendición para el óvalo azul y para el resto de los jugadores en el campo de la conducción autónoma.


Reacciona
Comparte