null: nullpx
Fenómenos Naturales

Miles evacúan comunidades en California por una de las peores inundaciones en 25 años

Se calcula que más de 4,000 estructuras han sido afectadas por las copiosas lluvias que se registraron en el condado de Sonoma. El río que ocasionó este desastre seguía subiendo la noche del miércoles y alcanzó casi 14 pies de altura por encima de su nivel normal, apagando las esperanzas de que los habitantes que abandonaron sus casas regresen pronto a sus labores cotidianas.
28 Feb 2019 – 11:57 PM EST

Al menos una docena de comunidades en el norte de California permanecía bajo el agua este miércoles, forzando a la evacuación de miles de residentes, debido al desbordamiento del Russian River por una tormenta que dejó tantas como 20 pulgadas de agua. Unas 40 personas fueron rescatadas usando lanchas, vehículos especiales y helicópteros de la Policía.

Se trata de una de las peores inundaciones que se registran en un cuarto de un siglo en el condado de Sonoma, según las autoridades. Pero las alertas se mantienen encendidas: el caudal del río que ocasionó este desastre seguía subiendo la noche del miércoles y alcanzó casi 14 pies de altura por encima de su nivel normal en algunas zonas, apagando las esperanzas de que los habitantes regresen pronto a sus labores cotidianas.

Desde el aire, la tragedia se apreciaba mejor: las calles se han vuelto canales por donde pasan los residentes abordo de pequeños botes y canoas. En algunos vecindarios apenas si se observan los techos de las viviendas. Se calcula que más de 4,000 estructuras se encuentran en esa situación.

Desde que los estragos de la tormenta se sintieron, los equipos de emergencia han rescatado a unas 40 personas que quedaron atrapadas en sus casas o sus vehículos. En esas labores participan cuatro helicópteros, varias lanchas del Sheriff y vehículos especiales de la Guardia Nacional.

Un pueblo fantasma: el panorama en Guerneville es desolador tras las inundaciones (fotos)

Loading
Cargando galería

“Cuarenta rescates es un cálculo conservador”, dijo a la prensa Spencer Andreis, comandante de incidentes del Departamento de Bomberos del Valle de Sonoma. El funcionario indicó que, de la noche a la mañana, “la gente estaba tratando de evacuar en la oscuridad” sin poder medir la profundidad del agua. Otros “quedaron atrapados en sus autos”.

Poco después del mediodía, una mujer que tenía un problema médico grave fue rescatada por un helicóptero de la Patrulla de Carreteras de California (CHP), mientras que los socorristas ayudaron a un hombre cuya canoa quedó atrapada entre los árboles.

Varios tramos carreteros, incluyendo uno de la autopista 37, que conecta los condados de Marín, Napa y Sonoma, tuvieron que ser cerrados a la circulación debido a las inundaciones y deslaves.

Hasta el momento, no se han reportado víctimas fatales por estos estragos.

Bajo el agua en 24 horas

Decenas de viviendas en Guerneville, una de las ciudades más afectadas, quedaron inundadas en menos de 24 horas debido al desbordamiento del río, el cual rebasó su límite cerca de las 7:00 pm del martes. En un momento, todos los accesos a esta comunidad quedaron bloqueados.

"Guerneville es oficialmente una isla. Debido a las inundaciones todos los caminos que llevan a la comunidad están intransitables. No podrán entrar o salir de la ciudad sin una lancha", advirtió el Sheriff del condado Sonoma.


Varios lugares del norte de California también fueron impactados por las copiosas lluvias. En Santa Rosa, las 48 horas de precipitaciones dejaron 8.73 pulgadas de agua; en San Anselmo, 8.17 pulgadas; en Kentfield, 7.14 pulgadas. En el área de la Bahía, ubicada en el extremo sur de la tormenta, llovió menos, pero hubo múltiples reportes de árboles y líneas eléctricas caídas en toda la región.

En respuesta a esta catástrofe, el gobernador Gavin Newsom declaró estado de emergencia para eliminar cualquier restricción, facilitar las labores de los equipos de rescate y para ayudar a los damnificados por estas inundaciones.

Aunque los aguaceros más intensos concluyeron durante la madrugada del miércoles, el flujo de agua siguió alimentando el Russian River a lo largo del día. Se pronostica que la siguiente tormenta llegue el sábado, pero traerá lluvias más ligeras.

¿Por qué llovió tanto?

Las copiosas lluvias llegaron al norte del Área de la Bahía como parte del tercer río atmosférico que azota la región en lo que va del 2019. El fenómeno, también conocido como “Expreso de la Piña”, se genera cuando las nubes de humedad al este de Hawaii chocan con los frentes fríos que bajan por el Océano Pacífico desde Alaska.

A diferencia de los dos anteriores, este río atmosférico fue de menor intensidad, pero se movió de manera más lenta sobre la región. Se había advertido que el sistema pluvial tendría una intensidad entre “débil a moderada”, pero sería “de larga duración”.


Los ríos atmosféricos con esas condiciones suelen ayudar a llenar los suministros de agua en las cuencas de California, además de ser benéficos para las zonas afectadas por las sequías de años anteriores. Sin embargo, las lluvias moderadas a lo largo de varios días pueden dejar a su paso más daños de los que podría provocar una tormenta severa, que cruza con mayor velocidad sobre el Área de la Bahía.

El norte de California es internacionalmente conocido por sus amplias zonas vinícolas. En la ciudad de Forestville, gran parte de los viñedos ya se encuentra bajo el agua y la industria del turismo se podría ver gravemente afectada por las pérdidas económicas.

"Sin entrada y sin salida": Guerneville y Monte Río, las ciudades de California inaccesibles por las lluvias (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad