publicidad

Esta es la historia detrás de la extradición express de 'El Chapo' Guzmán

Esta es la historia detrás de la extradición express de 'El Chapo' Guzmán

En solo minutos, sin cámaras ni abogados defensores presentes, la justicia mexicana decidió enviar a EEUU al capo más buscado por la DEA, a bordo del avión del procurador y horas antes de que Obama le dejara la presidencia a Trump.

Cronología de la extradición de ‘El Chapo’ Guzmán Univision

Ciudad de México.- La decisión que cerró a Joaquín ‘El Chapo’ Guzmán la última puerta legal para impedir su extradición de México a Estados Unidos le tomó a la justicia mexicana apenas unos minutos.

Eran las 11:30 de la mañana del jueves 19 de enero. En la Ciudad de México, un tribunal de tres jueces votaba en decisión unánime negar al acusado el amparo de la justicia en su país, el último impedimento para su traslado a territorio estadounidense. Mientras, en Ciudad Juárez, frontera con Estados Unidos, una abogada de su defensa lo visitaba, en una reunión rutinaria, aparentemente sin atisbo de que algo podría ir mal.

publicidad

“La Justicia de la Unión no ampara ni protege” a Guzmán, se lee en el documento de la sentencia que permitió finalmente la extradición, aprobado a propuesta de la magistrada Silvia Carrasco, quien en 2008 liberó a Iván Guzmán, hijo del capo, por delitos de lavado de dinero.

En fotos: la extradición de 'El Chapo' Guzmán a Estados Unidos

Cuando los jueces firmaron esta determinación, al mediodía del jueves 19, habían pasado apenas unas horas desde que la Suprema Corte de Justicia mexicana se negara a tomar el caso. Los abogados del capo llevaron sus alegatos hasta el máximo tribunal del país, esgrimiendo que si México lo extraditaba, Guzmán podría ser condenado a muerte en Estados Unidos. Este argumento fue finalmente rechazado, porque los jueces mexicanos se asumieron confiados en que la justicia de Estados Unidos no lo ejecutará, ya que se comprometió expresamente a ello desde que pidió la extradición, en junio de 2015.

Los ministros decidieron en una sesión a puertas cerradas que un tribunal de tres jueces tomaría una decisión final. Había transcurrido un año de numerosos recursos y amparos judiciales de los abogados de Guzmán para retrasar un final que su cliente temió durante 24 años, desde su primera detención en 1993, y que se había convertido en una posibilidad real desde su recaptura en enero de 2016, cuando el gobierno mexicano declaró abiertamente que favorecería la extradición.

A pesar de este antecedente inmediato en la Corte, que significó un fuerte revés para la defensa del sinaloense, la audiencia del jueves 19 de enero que determinó el fin de la historia del capo ante la justicia de su país fue pública y abierta, pero no hubo cámaras, grabadoras de reporteros ni abogados defensores presentes.

Relacionado
En el dibujo de la audiencia, 'El Chapo' comparece ante el juez,...
"Al fin, a cuatro metros de 'El Chapo'": el testimonio de un periodista que persiguió al capo por años
Gerardo Reyes, director de Univision Investiga, narra en primera persona el esperado encuentro entre el narcotraficante Joaquín Guzmán Loera y la justicia de Estados Unidos.

Los abogados del capo estaban en Ciudad Juárez y la prensa no fue convocada. El único aviso de que en esa sesión se resolvería el caso judicial más mediático de México fue un anuncio en la entrada del juzgado, mínimo requisito de la justicia mexicana para que el proceso se considere como legal.

“No fue una decisión política, fue una decisión en términos de los procedimientos jurídicos”, aseguró a Univision en la Ciudad de México Alberto Elías, subprocurador de la Procuraduría General de la República (PGR), quien manejó el proceso de extradición.

Contrario a la lenta burocracia en que suelen transcurrir los procesos judiciales en México, esta vez pasaron menos de seis horas entre el momento cuando los jueces negaron en definitiva la protección judicial y el despegue de Guzmán desde El Paso, Texas, hacia su nuevo encarcelamiento en Nueva York.

publicidad

El traslado no sucedió en cualquier aeronave, sino en el Challenger 605 de la PGR que regularmente transporta al procurador mexicano. Usualmente, este avión se encuentra estacionado en la Ciudad de México, a tres horas de vuelo de El Paso.

“El procedimiento fue ágil, expedito, conforme a los estándares internacionales. Es un caso ordinario”, insistió Elías en entrevista con Univision Investiga.

Según la procuraduría mexicana, tanta agilidad no se debió a que faltaran menos de 24 horas para que el presidente demócrata Barack Obama dejase el cargo. Afirmaron, en cambio, que la extradición sucedió rápidamente gracias a que las autoridades estadounidenses respondieron rápido a la notificación de la sentencia judicial, porque el detenido se encontraba en una ciudad fronteriza, muy cerca de su territorio.

En la entrevista con Univision, el subprocurador mexicano también enfatizó como “normal” que el capo fuese llevado hasta Nueva York en el avión que frecuentemente utiliza el procurador general de México. “El gobierno americano solicita la extradición de la persona, ellos determinan en qué lugar va a ser su proceso, su encarcelamiento, su lugar de detención, y nosotros, en reciprocidad internacional, prestamos y facilitamos el avión”, aseguró Elías.

Relacionado
El Chapo
Estas son las pruebas que tiene EEUU contra 'El Chapo' Guzmán
En un informe de 32 páginas, la Fiscalía del distrito este de Nueva York dio detalles de la evidencia y los testigos que guarda para el enjuiciamiento del líder del Cártel de Sinaloa.

En su esfuerzo por presentar como “nada extraordinario” la extradición más delicada en la relación entre ambos países en las últimas décadas, el funcionario dijo que el traslado en el avión del principal fiscal de México fue un gesto de buena voluntad y reciprocidad, ya que en octubre de 2016, las autoridades estadounidenses habían transportado a territorio mexicano en un avión del Departamento de Justicia a Zhenli Ye Gon, un empresario chino acusado de lavado de dinero en México.

Para la defensa de Guzmán, la decisión fue política y una cortina de humo para desvirtuar la crisis de imagen que enfrenta el gobierno de Enrique Peña Nieto, quien esta semana alcanzó un mínimo histórico de popularidad de apenas 12%, de acuerdo con una encuesta del diario mexicano Reforma.

publicidad

Los abogados del capo consideraron que su traslado había sido ilegal. En entrevista con diversos medios, entre ellos Univision, afirmaron que no conocían de la decisión del tribunal y no estaban enterados de que la audiencia decisiva contra el sinaloense sucedería el 19 de enero. Aseveraron que no habían asistido, porque no fueron convocados. Un vocero del poder judicial aseguró a Univision Investiga que esto no era posible, ya que la sesión del tribunal fue anunciada en la entrada del juzgado desde el viernes 13 de enero.

“Son audiencias públicas, la defensa tiene conocimiento desde que se lista el viernes y como hay audiencias públicas ellos pueden asistir. Desconocemos la razón (por la que no estuvieron presentes), sabemos que la defensa siempre ha estado dándole seguimiento puntual a las determinaciones”, dijo Elías, en concordancia con el poder judicial.

Esta diferencia en las versiones sobre el procedimiento no es menor, pues abre la puerta a la defensa del capo en México para acusar una violación al debido proceso en una corte internacional.

Detrás de una aparente calma en el gobierno mexicano, durante las horas del traslado se libraba una batalla en la arena política por cuál de los miembros del gabinete tomaría el crédito de haber logrado una extradición rápida y sin percances, según confirmaron a Univision varias fuentes de alto nivel que solicitaron anonimato.

publicidad

Inicialmente, la Secretaría de Gobernación, encargada de los penales y máxima autoridad responsable durante la espectacular fuga del capo de una cárcel de máxima seguridad en 2015, pretendía liderar las informaciones oficiales sobre la extradición. Cuando aún Guzmán volaba sobre cielo estadounidense, el presidente Peña Nieto habló con periodistas en la ciudad de Monterrey, donde se encontraba por un viaje de trabajo, pero no mencionó del tema. Más tarde, la PGR convocó repentinamente a una rueda de prensa, donde informó los detalles del traslado.

Relacionado
Agente a cargo del caso de 'El Chapo': en Nueva York no hay túnel que valga
'El Chapo', confinado en una celda de 6 metros cuadrados en Manhattan
Tras su extradición desde México, el narcotraficante estará encarcelado en el piso 10 del Centro Correccional Metropolitano de Lower Manhattan, donde han estado presos de alto riesgo como John Gotti, excolaboradores de Osama bin Laden y el exjefe del Nasdaq Bernard Madoff.

En el terreno político, analistas y funcionarios consultados por Univision, no tuvieron una postura unánime sobre la pertinencia de haber realizado la extradición cuestión de horas y durante la última jornada de Obama como presidente. Unos lo consideraron como un audaz movimiento del recién nombrado canciller mexicano Luis Videgaray, uno de los hombres más cercanos al presidente Peña Nieto y quien fue responsable de la intempestiva visita de Donald Trump a México durante su campaña presidencial. Otros, sin embargo, aseguraron a Univision que fue un mal cálculo político, que pretendió fallidamente quedar en buenos términos con los gobiernos de Obama y Trump.

Desde la defensa, la extradición cerró la puerta a una negociación del capo con autoridades de Estados Unidos, que éste buscó secretamente en 1998 mediante representantes de la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA) y que luego ofreció abiertamente en entrevista con Univision Investiga en febrero de 2016, mediante el principal abogado de su defensa, José Refugio Rodríguez.

publicidad

En los 90 el Chapo estaba dispuesto a entregar información sobre los Arellano Félix, sus enemigos históricos, según contó a Univision Larry Villalobos, uno de los agentes que participó en la negociación. En 2016, se dijo dispuesto a declararse culpable de los cargos en Estados Unidos, a cambio de que no fuese recluido en una cárcel de máxima seguridad y pudiese negociar su pena.

Ambas ofertas encontraron silencio en la justicia estadounidense, que ahora lo recibió sin un abogado propio autorizado y le otorgó dos defensores de una asociación civil neoyorkina, que suele defender reos sin suficientes recursos para pagar una defensa legal.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad