null: nullpx
Exploración Espacial

Un telescopio detecta una serie de misteriosas ondas de radio de una galaxia lejana

Los científicos aún no han encontrado una explicación a estas ondas, identificadas con las siglas FRB, que duran unos pocas milésimas de segundo, pero que liberan una gran cantidad de energía. Se cree que se originan a unos 1,500 millones de años luz de la Tierra.
10 Ene 2019 – 2:50 PM EST

Lejos de la Vía Láctea algo está causando que se liberen ráfagas cortas y repetitivas de ondas de radio. Los científicos han registrado 13 de estas misteriosas ondas energéticas, según un estudio publicado el miércoles en la revista Nature.

El hallazgo de más de una docena de estas ráfagas FRB (sigla derivada del inglés por "Fast Radio Burst) fue presentado en la 233ª reunión de la American Astronomical Society en Seattle.

Se trata de unos destellos cuyo origen todavía es un misterio, con mucha energía, pero que duran unos pocas milésimas de segundo.

Pero esta no es la primera vez que se descubren esas misteriosas ondas. Ya se develó su existencia en 2007, pero los astrofísicos aún siguen buscando una respuesta.

El fenómeno parece tener su origen lejos de la Vía Láctea y emiten, en milisegundos, tanta energía como el Sol en 10,000 años. Pero la naturaleza de esta fuente sigue siendo desconocida.

Las primeras FRB detectadas fueron fenómenos puntuales. Hasta hoy se han detectado unas 60.

En 2012, se detectó una sucesión de FRB a través del potente radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico.

Algunos científicos creen que los destellos siderales se originan a unos 1,500 millones de años luz de la Tierra, y quizás provienen de un "cúmulo denso", como restos de una supernova, o de un punto cercano al agujero negro central de una galaxia, señala Cherry Ng, de la universidad de Toronto, Canadá.

Con la ayuda del radiotelescopio CHIME, ubicado en Columbia Británica, Canadá, inaugurado en 2017, los investigadores también detectaron 12 FRB puntuales, solamente en tres semanas de observación, cuando la nueva herramienta tecnológica no operaba aún a su máxima velocidad.

La detección más reciente no resuelve los mayores misterios que rodean a las ráfagas de radio, pero los investigadores que la grabaron creen que se encontrarán otras que se repiten, lo que podría permitirles averiguar dónde se originan.

"Saber que hay otro sugiere que podría haber más", consideró Ingrid Stairs, miembro del equipo de CHIME y astrofísica de la Universidad de Columbia Británica. "Y con más repetidores y más fuentes disponibles para el estudio, podemos ser capaces de entender estos rompecabezas cósmicos - de dónde vienen y qué los causa."

"Al final del año, es posible que hayamos encontrado 1,000 FRB más", dijo por su parte Deborah Good, de la misma universidad.

Shriharsh Tendulkar, de la universidad McGill de Montreal, Canadá, uno de los coautores del estudio, sostiene que las FRB puntuales se repiten raras veces, "pero provenientes de la misma fuente".

Si bien el origen de estos destellos de ondas radioeléctricas sigue siendo un gran misterio, para este investigador es "extremadamente improbable" que estas sean emitidas por civilizaciones extraterrestres. Aunque, reconoce, "en tanto científico, no puede excluirlo en un 100%".

Mira también:


Así ha sido el éxito de la NASA en Marte: la única agencia espacial con naves en el planeta rojo (fotos)

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:Exploración Espacial
Publicidad