Éxodo Cuba-Ecuador

Turbo, el último refugio de la migración cubana en Sudamérica

En este pueblo costero colombiano quedaron varados cientos de cubanos cuando se les cerraron las fronteras de Panamá, que cruzarían para llegar a Estados Unidos. Ahora, el gobierno de Juan Manuel Santos amenaza con deportarlos. Tras el ultimátum, muchos han abandonado el albergue y se arriesgan a continuar su camino al norte, ahora a través de la selva.
9 Ago 2016 – 5:51 PM EDT

El pueblo costero de Turbo, en Colombia, nunca había recibido a tanta gente al mismo tiempo. Centenares de cubanos se quedaron varados en este punto de Antioquia luego del inesperado cierre de la frontera hacia Panamá el pasado mes de mayo, que les bloqueó su camino a Estados Unidos.

Ellos mismos decían ser 2,400. El censo oficial más reciente calculó que superaban los 1,200 y la oficina de migración de Colombia contaba 900.

Por la caridad de un desconocido, más de 400 se refugiaron en una bodega en Turbo que convirtieron en albergue. Allí compartían cuatro baños portátiles, dormían en colchonetas en el piso o en camarotes improvisados. Se bañaban con el agua del mar. Los que no lograron vivir en el albergue, construyeron otros refugios con plástico y madera o pidieron prestados los patios de casas vecinas para acomodarse. Todos vivían bajo un mismo temor: la deportación.

Esto era así hasta la semana pasada cuando las autoridades migratorias les dieron de tres a 10 días para solicitar su deportación voluntaria; si no la aceptan serán sacados del país a la fuerza. El ultimátum empujó a muchos a cruzar la selva del Darién, un camino entre Colombia y Panamá lleno de peligros y leyendas.

Esta oleada de cubanos en Turbo es uno de los remanentes de la crisis migratoria que estalló a finales del 2015, cuando el gobierno de Nicaragua decidió cerrar su frontera con Costa Rica, dejando varados a miles de cubanos que trataban de alcanzar EEUU por vía terrestre desde Ecuador.

El flujo de esos inmigrantes a Ecuador, que hasta entonces era uno de los pocos países que no les exigía visa, aumentó tras el anuncio del deshielo de las relaciones entre EEUU y Cuba por el temor a una posible eliminación de la Ley de Ajuste Cubano que les otorga beneficios migratorios.

La situación en Centroamérica se destrabó con la puesta en marcha de puentes aéreos –primero desde Costa Rica y después desde Panamá– para que los cubanos alcanzaran suelo estadounidense a través de México.

Pero las fronteras, que hasta entonces habían sido más porosas, se les fueron cerrando a los cubanos.

Estas son las historias de algunos de esos cubanos.






Lea también:

Publicidad