null: nullpx
Guerra en Siria

Trump ordena el retiro de tropas estadounidenses en el norte de Siria, mientras Al Asad traslada militares a la frontera

El secretario de Defensa, Mark Esper, informó que hasta 1,000 uniformados serán retirados de la zona. Soldados estadounidenses cerca de la frontera norte de Siria estuvieron en medio del fuego turco el viernes, según el Pentágono, que advirtió que Estados Unidos está preparado para responder a cualquier agresión con acciones "defensivas inmediatas".
13 Oct 2019 – 1:55 PM EDT

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijo el domingo que el presidente Donald Trump ordenó la retirada de hasta 1,000 soldados estadounidenses del norte de Siria, en momentos en que unas 130,000 personas huyen de la zona bajo ataque turco.

"Hablé con el presidente anoche después de sostener discusiones con el resto del equipo de seguridad nacional y él ordenó que comenzáramos un retiro deliberado de nuestras fuerzas en el norte de Siria", dijo Esper a la cadena CBS.

El secretario de Defensa detalló a Fox News que el número de soldados a retirar sería "menos de 1,000".

"No puedo ofrecer un cronograma porque esto cambia cada hora. Queremos asegurarnos de hacerlo de una manera muy segura y deliberada", explicó.


Al Asad moviliza sus tropas

Los enfrentamientos se han presentado en la zona desde el miércoles, cuando Ankara lanzó una largamente temida ofensiva contra las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los kurdos y a las que considera "terroristas" vinculadas con insurgentes dentro de Turquía.

Trump ha sido señalado de abandonar a sus leales aliados en la lucha contra el grupo Estado Islámico ( ISIS) tras ordenar la retirada de fuerzas especiales estadounidenses de la frontera.

Entretanto, este domingo la administración kurda en el norte de Siria anunció el domingo un acuerdo con el gobierno de Damasco para el despliegue de tropas cerca de la frontera con Turquía y enfrentar la ofensiva de Ankara.

"Para prevenir y enfrentar la agresión turca e impedir que prosiga, hemos llegado a un acuerdo con el gobierno sirio para que el ejército se despliegue a lo largo de la frontera sirio-turca y ayudar a las Fuerzas Democráticas Sirias", dijo la administración kurda en un comunicado, citado pro AFP.

El mismo tiempo las fuerzas del régimen sirio se acercaban este lunes a la frontera con Turquía, donde las tropas turcas y sus aliados sirios libran combates contra una milicia kurda, informó un corresponsal de la AFP.

Las fuerzas de Damasco, portando banderas sirias, se desplegaron en la periferia de Tal Tamr, al sur de la localidad fronteriza de Ras al Aín donde se libran los combates, según la misma fuente.


Escapan partidarios de ISIS

Mientras las fuerzas turcas avanzaron el domingo sobre una crucial localidad controlada por kurdos en el norte de Siria, cientos de partidarios del grupo extremista Estado Islámico, que estaban retenidos en un campo para desplazados cerca de una base de la coalición que lidera Estados Unidos, lograron escapar.

El campamento en Ain Eissa, a 20 millas (unos 35 kilómetros) al sur de la frontera, alojaba a unas 12,000 personas, incluidas 1.000 esposas y viudas de combatientes del grupo ISIS y sus hijos.

El gobierno de liderazgo kurdo en el norte de Siria indicó que 950 partidarios del grupo yihadista habían escapado tras atacar a los guardas y asaltar las puertas. En un primer momento no fue posible confirmar esa cifra.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que aviones turcos habían atacado poblados cerca del campo el domingo. El grupo de monitoreo dijo que varios residentes del campo habían huido al estallar los combates entre combatientes sirios con respaldo turco y las fuerzas kurdas, sin concretar una cifra.

Los enfrentamientos desataron el éxodo de unas 130,000 personas, según la ONU, que se prepara para que esa cifra se pueda más que triplicar.

Soldados estadounidenses cerca de la frontera norte de Siria estuvieron en medio del fuego turco el viernes, según el Pentágono, que advirtió que Estados Unidos está preparado para responder a cualquier agresión con acciones "defensivas inmediatas".

El Ejército estadounidense confirmó una explosión a pocos metros de su base cerca de la ciudad de Kobani, en un área "en que los turcos saben que hay presencia de fuerzas estadounidenses".

"Nos encontramos con que probablemente tendremos fuerzas estadounidenses atrapadas entre dos ejércitos enfrentados y es una situación bastante insostenible", dijo Esper a CBS.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, anunció el viernes que Trump había autorizado -aunque aún no activado- nuevas sanciones para disuadir a Turquía de nuevas ofensivas militares.

"Podemos cortar todas las transacciones en dólares estadounidenses con todo el gobierno de Turquía", dijo Mnuchin a la cadena ABC el domingo.

"Es algo que podríamos hacer", aseguró.

La "tercera traición" a los kurdos: la historia detrás de un aliado de EEUU abandonado por decisión de Trump (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad