null: nullpx
Derechos LGBT

La Corte Suprema escucha los argumentos de caso relacionado con los derechos de las personas transgénero. Ella es la responsable

Su nombre es Aimee Stephens y este martes el máximo tribunal escucha los argumentos su caso para determinar si una ley federal que impide la discriminación laboral protege también a las personas transgénero. Además de su caso, la corte también revisa otro relacionado con el hecho de si la discriminación con base en la orientación sexual debe ser prohibida por ley o si deberían existir excepciones para los empleadores que escogan hacerlo citando creencias religiosas.
8 Oct 2019 – 2:24 PM EDT

Los magistrados de la Corte Suprema escuchan este martes los argumentos de dos casos históricos que decidirán si las leyes federales de derechos civiles de Estados Unidos protegen de la discriminación laboral a la comunidad LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y transgéneros).

Se trata de los primeros relacionados con los derechos de este colectivo que llegan al máximo tribunal tras el retiro del juez Anthony Kennedy –una voz a favor de los gays– y su reemplazo por el juez Brett Kavanaugh, electo por Trump y considerado mucho más conservador.

También es la primera vez que la discusión sobre los derechos de las personas transgénero llega al Supremo. La responsable de que esto haya ocurrido se llama Aimee Stephens y aunque hace siete años pensó seriamente en el suicidio –antes de anunciar que comenzaría a llamarse Aimee en vez de Anthony– hoy tiene algo que nadie le puede quitar: "Hoy me siento feliz siendo yo", le dijo hace unos días a la agencia AP.

Este martes Stephens se encuentra presente en la Corte Suprema mientras se escuchan los argumentos de su caso, a pesar del tratamiento de diálisis que requiere a sus 58 años, debido a los problemas renales que presenta. "Me sentí un poco abrumada cuando entendí que existe la posibilidad de que esté en los libros de historia", aseguró Stephens a Vox el lunes por la mañana, al ser cuestionada sobre cómo se sentía.

El contexto es el siguiente: tradicionalmente las leyes que impiden la discriminación basada en el sexo se referían únicamente a que no podían despedirte por ser hombre o mujer. ¿Pero qué pasa con la discriminación basada en la orientación sexual? ¿O la discriminación basada en si una persona decide identificarse con un género distinto al que le fue asignado en el nacimiento? Eso es lo que decidirá la corte esta vez. En este esquema se explica en detalle qué está en juego.

Aunque el fallo se espera para comienzos del verano de 2020, aprovechamos la ocasión para explicar exactamente en qué consisten estos casos que los magistrados están revisando.

Cuestionados en casa, rechazados por la sociedad: así es el tortuoso camino de los niños transgénero

Loading
Cargando galería


Publicidad