null: nullpx
Ataques

La adolescente de Wisconsin que fue apuñaleada 19 veces por sus amigas habla por primera vez

Payton Leutner, ahora de 17 años, decidió hablar por primera vez sobre la noche en que dos amigas intentaron matarla en un bosque, cuando las tres tenían solo 12 años.
26 Oct 2019 – 12:53 PM EDT

"He aceptado todas las cicatrices que me quedaron. Ya no pienso mucho en ellas".

Por primera vez desde que en 2014 dos amigas la apuñalearan 19 veces en un bosque de Wisconsin, Payton Leutner habla del trágico episodio que capturó titulares en todo el mundo y que casi le cuesta la vida.

En una entrevista exclusiva con la cadena ABC News este viernes, la adolescente —quien ahora tiene 17 años— recordó los horribles momentos de la noche en que dos amigas la invitaron a una pijamada, pero terminaron engañándola para llevarla al bosque y atacarla con cuchillos.

Con el ataque, las adolescentes de 12 años intentaban rendir culto a un personaje ficticio de internet conocido como Slender Man.

Leutner ahora se encuentra recuperada de los daños físicos, pero a nivel psicológico aún le queda un largo camino por recorrer. La joven dijo que los sucedido la traumatizó emocionalmente y que desde entonces le resulta difícil hacer nuevos amigos porque le es imposible confiar fácilmente otras personas.


La joven ha luchado durante los últimos cinco años para sanar y retormar su vida, pero también para poder sentirse c´ómoda al hablar libremente de lo que vivió.

"Siento que es hora de que la gente vea mi versión y no la de todos los demás", dijo en la entrevista con ABC News.

La obsesión con Slender Man

El 31 de mayo de 2014, Payton Leutner —de 12 años— fue invitada a la casa de Morgan Geyser para celebrar su fiesta de cumpleaños y tener una pijamada. Anissa Weier, otra amiga en común, también estaba invitada. Todas tenían la misma edad.

Fue un día normal para las niñas. Jugaron, dibujaron y tuvieron la fiesta, dijo Leutner en la reciente entrevista.

Durante esa época, Geyser hablaba constantemente sobre Slender Man, un personaje que aterrorizaba a Leutner, tanto que la niña le había preguntado a su madre si era real. Se dice que Slender Man, el espectro de un hombre sin rostro vestido con un traje oscuro (y a veces retratado con tentáculos), persigue a los niños y acecha en los rincones más oscuros de internet. El monstruo de la web fue creado en un foro en línea para personas que disfrutan creando imágenes sobrenaturales falsas.


"Pensé que era extraño. Me asustó un poco", dijo Leutner a ABC sobre la fascinación de sus amigas con el personaje. "Pero les seguía la rima porque pensaba que eso era lo que les gustaba". A medida que creció la amistad entre Geyser y Weier, también aumentó la fijación de ambas con el personaje, dijo Leutner.

Si bien no sabía que planeaban lastimarla, después de que celebraron el cumpleaños de Geyser, algo le pareció raro esa noche, dijo. "En todas nuestras pijamadas pasadas, Geyser siempre quiso quedarse despierta toda la noche, pero en la noche de la fiesta quiso irse a la cama".

Cuando explicaron lo ocurrido antes las autoridades tiempo más tarde, sus amigas dijeron que habían planeado matar a Leutner mientras dormía esa noche, pero luego decidieron hacerlo a la mañana siguiente en un parque cercano.


Al despertarse, las tres se dirigieron al parque, donde Geyser y Weier le propusieron a Leutner jugar al escondite. Para ello, le pidieron que se acostara debajo de las hojas secas y las ramas, como parte del juego, dijo la asolescente.

"Pero realmente fue solo un truco llevarme hasta allí", explicó. Fue entonces cuando Geyser la apuñaló repetidamente con un cuchillo de cocina y se marchó con Weier dejándola sola en el bosque, sangrando y pidiendo ayuda.

Fue de casualidad que un ciclista que pasaba por el lugar la encontró y llamó al 911.

Al borde de la muerte

La joven le dijo a ABC News que en el hospital recuerda haber visto a su madre mientras las enfermeras contaban sus heridas.

Su madre, Stacie Leutner, dijo en una entrevista con la cadena en 2014: "Sus brazos, piernas y abdomen, estaban cubiertos de puñaladas".

Los médicos del Hospital ProHealth Waukesha Memorial realizaron una cirugía de emergencia. Las puñaladas que la niña había sufrido en sus brazos y piernas solo habían dañado el tejido blando, pero las dos en su torso habían golpeado los órganos principales. Una le había cortado el diafragma, dañando su hígado y estómago. La otra casi le penetra el corazón.

"Si el cuchillo hubiera ido más allá del ancho de un cabello humano, no habría sobrevivido", dijo el Dr. John Kelemen, quien efectuó la operación.

Su recuperación fue difícil, tanto física como emocionalmente. Leutner dijo que despues del ataque quedó tan asustada que dormía en la cama con su madre para no estar sola por la noche.

Hasta el día de hoy, dijo, duerme con un par de tijeras rotas debajo de la almohada "por si acaso".

Condenas a las atacantes

Las atacantes fueron arrestadas el 31 de mayo del 2014.

En un acuerdo con los fiscales, Geyser se declaró culpable de intento de asesinato en primer grado y pasó 40 años en una institución mental en lugar de cumplir cárcel. Weier, por otro lado, se declaró culpable de intento de homicidio en segundo grado debido a una enfermedad mental y un juez la sentenció a 25 años en un centro de salud mental.

De acuerdo a la denuncia penal, ambas habían planeado el ataque desde febrero. El primer plan era matar a la víctima colocando una cinta adhesiva sobre su boca y apuñalarla mientras dormía.


Leutner dijo en la entrevista con ABC News que está al tanto del prolongado debate público sobre si las dos niñas eran lo suficientemente mayores como para ser acusadas en un tribunal de adultos.

"El crimen de adultos es para ser juzgado en un tribunal de adultos", dijo. "Si hubieran robado una barra de chocolate, seguro que las juzgaban como niña. Pero trataron de matar a alguien. Ese un crimen de adultos".

Leutner asegura que no quiere volver a ver o hablar con Geyser o Weier nuevamente, y que lo que hizo Geyser fue "imperdonable". Ella sabe que la primera ya es elegible para solicitar al tribunal la liberación de la institución mental, pero dijo que no teme su eventual liberación.

Estas son las casas embrujadas más aterradoras de Estados Unidos

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:AtaquesEstados UnidosCrímenes
Publicidad