null: nullpx
Fusiones

El Departamento de Justicia autoriza la megafusión de Sprint y T-Mobile. ¿Qué impacto podría tener para los clientes?

La fusión de ambas compañías conduciría a un servicio mejorado y un despliegue más rápido de la tecnología 5G, pero potencialmente también podría elevar los precios.
27 Jul 2019 – 6:37 AM EDT

El Departamento de Justicia (DOJ, por sus siglas en inglés) aprobó este viernes la megafusión de 26,000 millones de dólares entre las compañías Sprint y T-Mobile, lo cual implica una importante transformación en la industria de telefonía celular de Estados Unidos, en plena batalla por el 5G.

La fusión de T-Mobile, tercera compañía del país, con Sprint, la cuarta, formará un nuevo gigante de las telecomunicaciones que se espera pueda brindar servicios a cerca de 100 millones de clientes a nivel nacional, en rivalidad directa con sus competidores AT&T y Verizon.

Para justificar esta unión ante los reguladores federales, ambas compañías aseguraron que solo mediante la fusión podrían construir y desplegar un servicio rápido de 5G para todo el país, que se comprometieron en completar en un 97% en los próximos tres años.

Pero la pérdida de un proveedor nacional implica directamente más concentración y menos competencia y deja a los clientes con menos opciones, lo cual podría traducirse en precios más altos.

Para contrarrestar este efecto, los funcionarios de la división antimonopolio del Departamento de Justicia exigieron como condición que Sprint vendiera su frecuencia inalámbrica y su red de telefonía prepago a Dish Network, con el objetivo de posicionar a la compañía de televisión satelital como un nuevo competidor en la industria de telefonía celular en los próximos años.

“El acuerdo de hoy proporcionará a Dish los activos y servicios de transición necesarios para convertirse en un operador de red móvil con sus propias instalaciones que pueda proporcionar una gama completa de servicios móviles en todo el país", informó en un comunicado Makan Delrahim, líder de la división antimonopolio del DOJ.

Además de estas medidas, la nueva compañía surgida de la fusión entre las dos anteriores y que se seguirá llamando T-Mobile, deberá "poner a disposición de Dish al menos 20,000 torres y cientos de locales minoristas", indicó el Departamento de Justicia. También debe proporcionar acceso a Dish a la red T-Mobile durante siete años, mientras la nueva competidora crea su propia red 5G.

Pero aun con la luz verde del Departamento de Justicia, el mega-acuerdo enfrenta otro desafío importante: la demanda presentada por un grupo de procuradores generales de estados como Nueva York y California, que pretenden bloquear la fusión por motivos antimonopolio, argumentando que el acuerdo costaría a los consumidores más de 4,500 millones de dólares al año.

Un juez federal aún debe aprobar el acuerdo de las compañías con el Departamento de Justicia. Por su parte, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) también tiene que aprobarlo, aunque los líderes republicanos de esa agencia han expresado su apoyo públicamente y este viernes anunciaron que pronto lo harán de forma oficial.

T-Mobile y Sprint comenzaron a presentar su acuerdo ante la FCC desde hace meses, en un momento en que las fusiones de grandes compañías y el crecimiento desmedido de otras fue el blanco de debates políticos y objeto de discursos de precandidatos presidenciales demócratas como Cory Booker, Bernie Sanders, Elizabeth Warren, Kirsten Gillibrand y Amy Klobuchar, quienes firmaron una carta asegurando que la fusión entre ambas compañías daría lugar a "niveles inaceptablemente altos de concentración en una industria móvil ya consolidada".

Grupos de consumidores como Public Knowledge también se hicieron eco de esas preocupaciones, argumentando que una combinación de T-Mobile y Sprint traería como resultad o precios más altos y menos opciones para los consumidores, según cita The Washington Post.

Muchos críticos señalaron el hecho de que en los últimos tiempos T-Mobile se había convertido en un gran competidor para sus rivales al ofrecer contratos más amigables con los clientes, gracias a que, precisamente, el gobierno había evitado un intento de fusión de las dos compañías en el pasado, informó el Post.

¿Entonces subirán los precios?

Aunque se presume que la ausencia de un competidor, en lo que Dish se incorpora de forma efectiva, siempre implica menos competitividad y por tanto menos ofertas para los clientes y precios más altos, en un principio no se espera que estos suban por el momento, pues las compañías prometieron no hacerlo durante tres años, si la fusión finalmente se consolida.

A partir de entonces es de esperar que los precios aumenten. De cualquier modo, la implementación de la tecnología 5G implicará seguramente una subida de precio basada en las nuevas prestaciones del servicio.

¿Mejorará la calidad de mi servicio?

Si eres cliente de Sprint, es posible que notes una mejoría, pues esta era la red más pequeña y menos capaz de las cuatro grandes compañías, por lo que su servicio en algunas áreas podía ser más irregular.

Habría que esperar el resultado de la fusión para valorar la combinación de ambas redes. En el mejor de los casos, si todo marcha bien, los clientes tendrían acceso a una red más amplia y poderosa, a la par de las de AT&T y Verizon en cobertura y velocidad.

Por su parte, no puede anticiparse si la calidad del servicio de atención al cliente mejorará después de la fusión.

¿Debería cambiarme a AT&T o Verizon?

Lo que recomiendan los expertos es esperar y ver qué sucede con el precio y la calidad del servicio.

T-Mobile todavía ofrece algunas ventajas atractivas, como el roaming internacional gratuito o mensajes de texto gratuitos en los vuelos con Gogo Wi-Fi, que AT&T y Verizon no ofrecen. Si usted es un viajero frecuente estas pueden ser ventajas a considerar.

De todos modos, si decides cambiarte, hacerlo ya no es tan engorroso como antes pues se han ido eliminando las cláusulas de fidelidad por dos años y los cargos por cancelación anticipada, con lo cual si vas a hacer el cambio solo debes asegurarte de haber pagado el teléfono móvil a la compañía.

Mira también:

Grandes compañías con grandes recortes

Loading
Cargando galería
Publicidad