null: nullpx
Logo image
Opioides

Walmart pagará $3,100 millones para dejar atrás demandas por adicción a opioides en EEUU

La cadena de supermercados acordó pagar 3,100 millones de dólares en EEUU para resolver las acusaciones de que contribuyó a la crisis nacional de opioides. Walmart niega las acusaciones de que sus farmacias prescribieron indebidamente analgésicos recetados que contribuyeron a las adicciones.
Publicado 15 Nov 2022 – 12:37 PM EST | Actualizado 15 Nov 2022 – 12:37 PM EST
Comparte
Cargando Video...

La cadena de supermercados Walmart acordó pagar 3,100 millones de dólares para resolver las acusaciones en Estados Unidos de que contribuyó a la crisis nacional de adicción a opioides, anunciaron este martes la Fiscalía de Nueva York y la compañía.

Los fondos se destinarán a comunidades de todo el país y el acuerdo "requerirá mejoras significativas en la forma en que las farmacias de Walmart manejan los opioides", agregó la fiscal general de Nueva York, Letitia James, en un comunicado.

Al igual que las cadenas de farmacias CVS y Walgreens, que acordaron a principios de noviembre pagar cada una 5,000 millones de dólares en acuerdos similares, se acusa a Walmart de distribución masiva de analgésicos opioides sin advertir sobre el alto número de recetas.

La cadena de supermercados, que niega las acusaciones, destacó que el acuerdo no incluye una admisión de responsabilidad pero que resolver las demandas está "en el mejor interés de todas las partes". Walmart dijo en un comunicado que "disputa enérgicamente" las alegaciones de que sus farmacias surtieron indebidamente recetas de analgésicos recetados.

El acuerdo representaría aproximadamente 2% de sus ingresos trimestrales. Además del dinero, la empresa se comprometió a controlar mejor las recetas para evitar fraudes.

La crisis de opioides en EEUU

La crisis de los opioides, que provocó más de 500,000 muertes en 20 años en el país, según diferentes conteos, dio lugar a numerosas demandas contra los fabricantes de medicamentos, distribuidores y farmacias por parte de las víctimas, así como de las ciudades, condados y estados afectados.

En este desastre sanitario, se acusa a los productores de analgésicos de haber provocado la dependencia de muchos consumidores e incitado a los médicos a prescribir en exceso sus productos, pese a que eran conscientes de los riesgos de adicción.

En la década de 2000, la mayoría de las sobredosis fatales de opioides involucraron medicamentos recetados como OxyContin y oxicodona genérica.

Después de que los gobiernos, los médicos y las empresas tomaran medidas para dificultar su obtención, las personas adictas a las drogas recurrieron cada vez más a la heroína, que resultó ser más letal.

En efecto, para muchas personas la adicción a los opioides comenzó con analgésicos recetados que luego abrieron la puerta a drogas ilícitas como la heroína y el fentanilo, un opioide sintético extremadamente potente.

La mayoría de los fabricantes de medicamentos que produjeron la mayor cantidad de opioides y las mayores empresas de distribución de medicamentos ya han llegado a acuerdos.

En los últimos años, las muertes por opioides se han disparado a niveles récord, alrededor de 80,000 al año.

Con la crisis de opioides aún en su apogeo, la atención se centra ahora en cómo se utilizarán los dólares del acuerdo, que ahora suman más de $50 mil millones, y si ayudarán a reducir el número récord de muertes por sobredosis, incluso cuando los medicamentos recetados se han convertido en una porción relativamente pequeña de los epidemia.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés