null: nullpx
Criminalidad y Justicia

El Ejército despide o suspende a 14 oficiales tras investigación independiente por el asesinato de la soldado Vanessa Guillén

El Ejército de EEUU anunció el castigo de 14 oficiales, incluidos dos generales, en un esfuerzo por abordar las fallas de liderazgo y la cultura de represalias contra las víctimas de abuso sexual. (Read in English)
8 Dic 2020 – 11:31 AM EST
Comparte
Cargando Video...

El Ejército de Estados Unidos anuncio este martes el despido o suspensión de 14 oficiales y soldados alistados en Fort Hood, Texas, a raíz del asesinato de la soldado Vanessa Guillén, que destacó el abuso sexual sistémico en las filas militares.

La purga de soldados se produce cuando el Ejército publica las conclusiones de una comisión independiente para evaluar el clima de mando en Fort Hood después de la muerte de Guillén.

Dos generales se encuentran entre los que serán destituidos de sus puestos. Los despidos incluyen al General de División del Ejército Scott Efflandt, quien quedó a cargo de la base a principios de este año cuando Guillén fue asesinado.

El secretario del Ejército de Estados Unidos, Ryan McCarthy, aceptó las conclusiones del informe de 152 páginas y en una conferencia de prensa dijo que había ayudado a identificar "cosas que no hemos visto anteriormente".

Agregó que “los desafíos en Fort Hood nos obligaron a dar una mirada crítica a nuestros sistemas, nuestras políticas y a nosotros mismos ... Este informe, sin duda, hará que el Ejército cambie nuestra cultura”.

Los cinco miembros del panel dijeron que realizaron 647 entrevistas, incluidas 503 mujeres soldados, y pasaron 19 días en Fort Hood, recopilando miles de páginas de documentos. "Lo que encontramos fue un gran número de represalias, estigmatismo, ostracismo", dijo uno de los miembros del panel, Chris Swecker, abogado y ex director asistente de la División de Investigación Criminal del FBI. "También se comprometió la confidencialidad del proceso de información", agregó.

Recomendaciones

El panel hizo nueve hallazgos y 70 recomendaciones. Entre ellos, Swecker dijo que descubrió que el alto mando en Fort Hood no administró adecuadamente el programa de prevención del acoso sexual (conocido por sus iniciales en inglés, SHARP) "a expensas de la salud y el bienestar de todos los soldados, especialmente las mujeres".

Los crímenes "no fueron atendidos" y la División de Investigación Criminal (CID) en la base sufrió de "varias ineficiencias".

El panel encontró que "el clima deficiente también se extendió a los escenarios de los soldados desaparecidos, donde nadie reconoció el poco apego a los procedimientos de rendición de cuentas y la falta de voluntad o la falta de capacidad de los suboficiales para realizar un seguimiento de sus subordinados".

El informe independiente fue preparado por un panel de cinco expertos civiles selecionados por el Ejército. El propósito del informe era determinar si el clima y la cultura de mando en Fort Hood, reflejan los valores del Ejército, incluida la seguridad, el respeto, y la diversidad, incluido lugares de trabajo libre de acoso.

Los críticos del Ejército dicen que décadas de guerra y despliegues militares en el extranjero han provocado que el Pentágono se concentre demasiado en la preparación para el combate, lo que los lleva a ignorar otros problemas como la salud y el bienestar de los hombres y mujeres en las filas.

Muchos casos de abuso no reportados

El panel entrevistó a varias mujeres de la unidad de Vanesa Guillén en Fort Hood y descubrió un "número impactante de casos no denunciados de acoso y agresión sexual", dijo otra miembro del panel, Queta Rodríguez, ex infante de marina que trabaja con una organización sin fines de lucro en Texas que ayuda a los veteranos en la transición a carreras civiles.

Ella dijo que el panel encontró 93 relatos creíbles de agresión sexual, de los cuales solo 59 fueron reportados. También hubo 217 relatos no denunciados de acoso sexual.

"Le creemos"

Carrie Ricci, miembro del panel, teniente coronel retirado del Ejército, dijo que la lección más importante que aprendió al realizar entrevistas fue que "había que creer en las víctimas".

Hablando directamente con las víctimas, dijo en la conferencia de prensa; "Si alguno de ellos ve esto, quiero que sepan que le creemos”, dijo.

La familia de Vanessa Guillén respondió al informe en un mensaje de texto a Univision: "Apoyamos la decisión de tomar medidas rápidas para despedir y suspender a varias personas en el liderazgo que no protegieron a nuestros soldados", dijo la abogada de la familia, Natalie Khawam.

Un paso positivo

"Este es un paso en la dirección correcta y destaca el hecho de que el Jefe de Estado Mayor del Ejército, el general James McConville, está asumiendo la responsabilidad, reformando Fort Hood e implementando nuevas políticas y procedimientos para que lo que le sucedió a Vanessa Guillén nunca vuelva a suceder".

El informe también fue elogiado por grupos que abogan por los soldados abusados. "Desde la prevención hasta las investigaciones, pasando por la protección y la rendición de cuentas, esta es una mirada condenatoria al interior de la insensible indiferencia de Fort Hood hacia el bienestar de sus soldados", dijo el coronel Don Christensen (retirado), ex fiscal jefe de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y presidente de Protect Our Defenders.

“Lamentablemente, no creo que este clima sea exclusivo de Fort Hood o el ejército. Este informe no debe dejar ninguna duda de que es hora de actuar finalmente sobre la reforma fundamental del sistema de justicia militar ”, agregó.

Los críticos señalaron que ninguno de los soldados castigados fue dado de baja del ejército y los nombres de algunos de ellos se mantuvieron en secreto. Pero, en algunos casos, los castigos o 'acciones administrativas' podrían dar lugar a nuevas investigaciones que resulten en una baja militar.

La muerte de Vanessa Guillén

Guillén, de 20 años, fue asesinada a golpes en Fort Hood por el soldado Aaron Robinson, quien se suicidó el 1 de julio cuando la policía intentaba detenerlo. Guillén estuvo desaparecida durante más de dos meses antes de que se encontraran sus restos. Su familia ha dicho que Robinson la acosó sexualmente, aunque el Ejército ha dicho que no hay evidencia que respalde esa afirmación.

Cargando Video...
"Arrancaron un pedazo de mí. No sé en realidad cómo me la mataron": madre de Vanessa Guillén

El cuerpo del soldado Mejhor Morta fue encontrado en julio cerca de un embalse en la base. En junio, las autoridades descubrieron los restos de otro soldado desaparecido, Gregory Morales, a unas 10 millas de ese lago. En total, en lo que va de año, 25 soldados asignados a Fort Hood han muerto por suicidio, homicidio o accidentes, frente a 32 el año pasado y 24 en 2018.

La familia Guillén habia expresado dudas sobre la voluntad del Pentágono de abordar los problemas. La familia también está molesta después de enterarse en los últimos días de que el Congreso no votará este año sobre un proyecto de ley, titulado ' Yo soy Vanessa Guillén', que se presentó en septiembre.

El proyecto de ley busca convertir el acoso sexual en un crimen dentro del sistema de justicia militar y mover las decisiones de procesamiento de casos de agresión sexual y acoso sexual fuera de la cadena de mando.

"Ha sido muy frustrante ver que el Congreso no cumplir con las promesas que le hizo a la familia Guillen", Khawam, dijo a Univision.

Loading
Cargando galería

Los líderes del Congreso dicen que el proyecto de ley se retrasó debido a otros problemas importantes que tuvieron prioridad, incluido el debate sobre un paquete de ayuda del covid-19 aún sin resolver.

Sin embargo, el proyecto de ley 'Yo soy Vanessa Guillén' se reintroducirá en el próximo Congreso y se someterá a votación rápidamente, según dijo a Univision la oficina de uno de los patrocinadores, la representante estadounidense Jackie Speier, demócrata de California.

Comparte

Más contenido de tu interés