publicidad

Realidad vs percepción: Baja el crimen, pero Trump insiste en su estrategia de miedo

Realidad vs percepción: Baja el crimen, pero Trump insiste en su estrategia de miedo

Aunque los delitos y la criminalidad han caído constantemente en Estados Unidos en las últimas décadas, el miedo a la violencia y al terrorismo vienen creciendo entre la población.

Crimen Phoenix

Se ha convertido en el nuevo lema de Donald Trump, y fue parte fundamental de la Convención Nacional Republicana, aunque está basado mayormente en una mentira: "Hacer a Estados Unidos seguro otra vez", a pesar de que Estados Unidos actualidad vive sus tiempos más seguros en, al menos, cinco décadas.

Los republicanos, sin embargo, insisten en resaltar el miedo entre la población y en mostrar a su candidato como la única opción para un futuro de seguridad y tranquilidad. “No podemos ser grandes si no nos sentimos seguros en nuestras casas”, dijo el Sheriff David Clarke durante su discurso en la convención. “La gran mayoría de estadounidenses no se sienten seguros hoy en día”, remarcó el ex alcalde de Nueva York Rudolph Giuliani. Y al parecer ambos tienen razón.

publicidad


“Our Convention occurs at a moment of crisis for our nation. The attacks on our police, and the terrorism in our cities, threaten our very way of life. Any politician who does not grasp this danger is not fit to lead our country.”


- Donald Trump, al aceptar la nominación presidencial republicana.


“¿Están más seguros que hace ocho años?”

Esta pregunta, hecha por el congresista Michael McCaul durante un discurso en la convención republicana, resumió en buena medida el sentimiento del evento en Cleveland, y ayuda a explicar las diferencias entre realidad y percepción sobre la inseguridad en Estados Unidos.

Como ya indicamos en un análisis previo, no cabe duda de que Estados Unidos es hoy más seguro que hace ocho años. En 2008 hubo 458.6 crímenes violentos por cada 100,000 habitantes, y 16,465 asesinatos en todo el país, mientras que en 2014 el FBI reportó 365.5 crímenes violentos por cada 100,000 habitantes, y 14,249 homicidios, 2,200 menos que hace ocho años.

Terrorismo y tiroteos masivos

Pero esta realidad hay que colocarla en contexto. Por una parte, más allá del crimen común, en 2008 Estados Unidos tenía siete años sin vivir un ataque terrorista de gran nivel (el mayor de todos el 11 de septiembre de 2001), mientras que el atentado de envergadura más reciente en Europa había ocurrido en Londres tres años antes.

Ahora en cambio, están muy frescos en la memoria los dos atentados en París en 2015, los hechos en San Bernardino, California en noviembre de 2015, la explosión en el aeropuerto de Bruselas, Bélgica en marzo de 2016, así como los más recientes hechos en Orlando y Niza, Francia. Esto sin contar la mayor frecuencia con la que se están produciendo tiroteos masivos en el país, sean o no motivados por terrorismo, y los asesinatos de policías en Dallas y Luisiana.

Según el Dr. Joseph Young, profesor del Departamento de Justicia, Ley y Criminología de American University, este tipo de crímenes tan violentos generan mayor impacto entre la población, que siente que algo similar podría ocurrirle, a pesar de que las probabilidades de que algo así ocurra sean mínimas.

A todo esto, se suma que el reporte preliminar del FBI de la primera mitad del año 2015, sí muestra un incremento en los crímenes violentos en Estados Unidos con relación a los primeros seis meses de 2014, incluyendo un aumento de 6.2% en el número de homicidios, aunque todavía muy por debajo de cifras de años anteriores.

Percepción de inseguridad

Más allá de lo que digan las cifras oficiales, desde hace más de una década la opinión pública en Estados Unidos luce desconectada con la realidad en cuanto a la criminalidad. En 2015, 70% de los consultados por Gallup dijeron percibir más crimen que en el año anterior, una cifra que se ha mantenido por encima de 60% desde hace más de una década, en tendencia contraria a los índices de violencia.

publicidad

También desde 2006, 51% o más de los encuestados han dicho año tras año que el crimen es un problema “extremadamente serio” o “muy serio” en el país. En marzo de 2016, Gallup indicó que el porcentaje de ciudadanos que se preocupan mucho por la violencia y el crimen había llegado a su punto más alto en 16 años, 53%, mientras que 51% dijeron estar muy o algo preocupados por ser víctimas del terrorismo, cifra más alta desde octubre de 2001, sólo días después de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono.

La Dra. Michelle Swers, profesora de gobierno de Estados Unidos en la Universidad de Georgetown, considera que las redes sociales han jugado un factor multiplicador en las preocupaciones de los últimos años.

"Hace unos años, no nos hubiéramos enterado de algunos eventos o crímenes violentos. Ahora hay imágenes y videos perturbadores inmediatamente después de que ocurran los hechos", indica. Esto, añade Swers, crea una ilusión de cercanía con un atentado que puede haber ocurrido en sitios tan lejanos como Irak, Turquía o Francia.

Datos más recientes parecen confirmar la creciente preocupación de los ciudadanos en Estados Unidos. En julio, 21% de los consultados por CNN/ORC dijeron que el terrorismo era el problema más importante a la hora de votar en las elecciones presidenciales. En 2008, el terrorismo nunca superó el 12% en las encuestas de CNN.

publicidad

En un estudio de julio de The Economist/YouGov, 45% de los consultados dijeron que Estados Unidos está menos seguro ante un ataque terrorista que en 2001 (incluyendo 75% de republicanos), 72% dijeron que es muy probable o algo probable que haya un ataque terrorista en el país en los próximos 12 meses (incluyendo a 91% de presuntos votantes republicanos), y 17% colocaron al terrorismo como el asunto más importante ante la elección (incluyendo a 28% de republicanos).

El hecho de que muchos atentados terroristas o tiroteos masivos sean cometidos por individuos, conocidos como "lone wolf" (lobo solitario), genera una preocupación especial entre la población, indica Swers, ya que existe la percepción de que pueden ocurrir en cualquier momento, en cualquier lugar, sin mayor planificación.

Veredicto

Es verdad que recientemente son cada vez más los estadounidenses que dicen estar preocupados por el crimen, la violencia y/o el terrorismo, aun cuando, como ya hemos indicado anteriormente, no es cierto que Estados Unidos sea ahora un lugar más inseguro que en el pasado.

La estrategia republicana se ha enfocado últimamente en estos dos puntos, explotando sobre todo el hecho de que la percepción de la población dista de lo que indican las cifras sobre la realidad.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad