Elecciones en México

¿Quién gana y quién pierde en las elecciones de México?

Los conteos preliminares indican un repunte del PAN en número de estados ganados, en unas elecciones en las que, para los expertos consultados por Univision Noticias, muchos ciudadanos ejercieron un voto de castigo contra Peña Nieto y el PRI.
6 Jun 2016 – 4:23 PM EDT

Las denuncias de corrupción, robo, represión, violencia e ineficiencia estuvieron presentes este domingo en las elecciones que se celebraron en México. Así opinan los expertos para quienes muchos electores acudieron a las casillas a dar un voto de castigo contra los gobiernos señalados por esos delitos.

La jornada electoral trajo en su haber la alternancia partidista en algunos estados de México y, según los datos del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PRERP), el oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió algunos de sus bastiones tradicionales como Veracruz y Tamaulipas, donde nunca antes hubo alternancia.

Y pese a que el Instituto Nacional Electoral hizo un llamado a esperar los resultados oficiales este miércoles, ya comenzaron las quinielas sobre cómo dejan estos comicios el mapa político para la eleción presidencial de 2018.

Las piezas comenzaron a moverse desde los comicios de 2015 y faltan los resultados de 2017, donde está en juego el Estado de México, uno de los más grandes del país y que siempre ha sido gobernado por el PRI.

En ese sentido, Eduardo Huchim May, exconsejero del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF), cree pese a que en número de estados ganados los comicios favorecen al PAN, hay que esperar a ver cuantos votos tendrá finalmente el PRI, en el poder.



“Falta saber el número de votos que obtuvo, que se espera sea muy significativo, no tanto como el número de estados, porque para la elección presidencial de 2018, que sólo es una elección, cuentan todos los votos del país y no solamente los que se obtengan en los estados. El PRI no ha sido borrado del mapa político, pero estas elecciones del domingo son un triunfo para el Partido Acción Nacional (PAN)”, explicó.

Para Huchim May, los resultados de estos comicios vivifican las posibilidades del PAN de cara a 2018 y fortifican las posibilidades de su líder nacional,Ricardo Anaya, para una eventual postulación presidencial.


Castigo al PRI

Los avances al mediodía del lunes dan la victoria al PAN en estados como Puebla, donde actualmente gobierna, pero también en entidades tradicionalmente priistas, como Chihuahua, Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz.

El gran perdedor de esta elección se llama Enrique Peña Nieto, porque su gobierno, acusado reiteradamente de corrupción y con c asos de interés como la “Casa Blanca”, como el privilegiar al Grupo Higa y contratos con OHL, y más sospechas fundadas, hizo que su partido, el Revolucionario Institucional, tuviera que navegar a contracorriente en esta elección. Y si a esto le añadimos los casos de los gobernadores de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, que representan el autoritarismo, la quiebra de los erarios y la represión, vemos que hubo en esta elección votos de castigo”, aseveró el exconsejero Eduardo Huchim.



Pablo Javier Becerra Chávez, investigador del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM)-Unidad Iztapalapa, coincide en que al PRI le está costando ganar y apunta que si no fuera por sus alianzas con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y con el Partido Nueva Alianza (Panal), sus números no serían favorables.

“Hay una cierta reacción en contra del partido gobernante a nivel federal, que es el PRI, pero también hay un voto de castigo contra algunos gobiernos estatales, donde evidentemente son ineficaces o corruptos como es el caso de Veracruz. El rechazo contra el partido que gobierna, pudo favorecer a la oposición, eso lo vimos en el año 2000, con los votos a Vicente Fox (Quezada). Lo que ocurre hoy es una alternancia de poder e incluso el PAN podría gobernar –dependiendo de los resultados finales- más estados que cuando tuvo la presidencia”, explicó Becerra Chávez.

En la Ciudad de México, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) fue vencido por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) que encabeza Andrés Manuel López Obrador.

El conteo del PREP -99.9% de avance - de la votación de diputados para la Asamblea Constituyente, refieren que Morena obtuvo, 630,748 votos, el 32.8% de la votación válida emitida, ante los 551 mil 131 sufragios, el 28.7% del PRD.

“Uno de los perdedores netos es el PRD, porque sólo pudo ser competitivo en coalición de segundo acompañante con el PAN. En la Ciudad de México, le fue bastante mal, sobre todo, porque quien se coloca como la primera fuerza es un partido que salió del PRD, que es Morena”, apunta Becerra.

Dobles ganadores

Luego que se cerraran las casillas, la mayoría de los candidatos comenzó a hacer pública su victoria, faltando a la petición del INE de esperar los resultados.

En un mismo estado, hasta tres contendientes salieron a los medios a decir que las encuestas de salida los favorecían e, incluso, alzaron la mano y se declararon triunfadores.



Tal fue el caso de Veracruz, donde se declararon ganadores los candidatos: Miguel Ángel Yunes Linares del PAN-PRD; Héctor Yunes Landa, del PRI; y Cuitláhuac García de Morena.

Eso también pasó en Tamaulipas con Javier García Cabeza de Vaca del PAN y Baltazar Hinojosa Ochoa del PRI, situación que se repitió con los aspirantes en Chihuahua, Tlaxcala, Quintana Roo, entre otros.

Ante estos hechos, Lorenzo Córdova Vianello, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral, pidió a los partidos políticos evitar autoproclamarse ganadores y esperar los resultados oficiales de los conteos rápidos y del Programa de Resultados Electorales Preliminares.

El INE informó que será hasta el 10 de junio cuando se tenga resultados oficiales. En tanto, Córdova ha calificado la jornada electoral como “impecable”.

Más contenido de tu interés