La “retirada táctica” de Beltrones abre una pelea interna por el PRI para 2018

Tras renunciar a la dirigencia nacional del PRI como consecuencia de la derrota electoral del 5 de junio, Manlio Fabio Beltrones aseguró que el partido de Enrique Peña Nieto necesita "una sacudida".
22 Jun 2016 – 12:51 PM EDT

Con su renuncia a la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) anunciada este lunes, Manlio Fabio Beltrones no sólo asumió los costos de la derrota electoral del 5 de junio pasado, sino que también realizó una retirada táctica para no estar expuesto al ojo público, explicaron analistas. En tanto, los grupos internos ya iniciaron una lucha para tener el dominio de esa institución política.

Fuera del PRI, Beltrones puede resguardar su capital político y al mismo tiempo estar lejos del escrutinio de sus rivales, explicó José Fernández Santillán, catedrático del Tecnológico de Monterrey, campus Ciudad de México, y profesor residente de la Universidad de Baltimore.

Fernández Santillán aseguró que Manlio Fabio sigue siendo una pieza importante de la política mexicana, y que estará vigente, incluso para 2018, año en el que se realizarán las elecciones para elegir un nuevo presidente en México.

"Manlio asumió los costos de la derrota, aunque algunos de los culpables fueron los malos gobiernos, como el de Javier Duarte en Veracruz, y Roberto Borge en Quintana Roo. Se trata de una culpa compartida, pues no puede caer toda en los hombros de un solo hombre", dijo Fernández Santillán a Univision Noticias.

El politólogo agregó que se trata de una "retirada táctica" para cuidarse de sus enemigos, como el presidente del Partido Acción Nacional (PAN), Ricardo Anaya Cortés, quien desde el día de la elección lo atacó durante un debate transmitido en televisión abierta.

Asimismo se suman las rivalidades dentro del propio PRI, donde existen grupos internos, como el de los tecnócratas y Atlacomulco (cercanos al Presidente Enrique Peña Nieto), los gobernadores y los viejos 'lobos de mar' de la política social, entre otros.

Para el doctor Vidal Romero León, politólogo e investigador del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), los grupos del PRI se están fortaleciendo en función de las elecciones de 2018, pero tras los comicios del 5 de junio y con la salida de Manlio Fabio Beltrones, la estructura del partido está debilitada.

"Hay varios grupos que están peleando para ver quién se queda con el PRI, y eso significa quedarse con las elecciones que vienen el año que entra y las de 2018 (donde todos quieren poner a sus candidatos). Es un momento complicado donde difícilmente el partido quedará en manos de un solo grupo porque eso implicaría división a futuro", opinó Romero.

El analista explicó que la decisión de Beltrones sobre dejar la presidencia del tricolor, fue "la menos costosa", pues en el corto plazo le afecta pero en el largo plazo, su capital político podría quedar intacto.

"No es un estigma de por vida ni fue una derrota tan fuerte. Difícilmente estas cosas duran para siempre. Sospecho que él lo sabe y decidió quedar guardado un rato y en seis meses lo volveremos a ver ocupando algún cargo", agregó el catedrático del ITAM.

En la prensa mexicana se perfilan como posibles candidatos a sucederle Miguel Ángel Osorio Chong, secretario de Gobernación; Luis Videgaray, secretario de Hacienda y Crédito Público; Aurelio Nuño, secretario de Educación Pública; José Antonio Meade Kuribreña, secretario de Desarrollo Social. Todos ellos, cercanos al presidente Peña Nieto.

Sin embargo, también se ha hablado de Eruviel Ávila Villegas, gobernador del Estado de México; de la ex candidata a la gubernatura de Aguascalientes, Lorena Martínez Rodríguez; e incluso del propio Manlio Fabio Beltrones, que aún podría ser ratificado.

Antes de los comicios de gubernaturas, ayuntamientos y diputaciones celebradas el pasado 5 de junio, Beltrones aseguró que ganaría nueve de las 12 gubernaturas que estuvieron en juego, pero perdió en siete estados, de los cuales tres eran bastiones priistas: Chihuahua, Tamaulipas y Veracruz.

Con esta derrota, expresó Beltrones en su renuncia a la dirigencia, los electores mandaron al PRI el mensaje de que no quieren más "políticas equivocadas o a políticos que incurrieron en excesos, que no tuvieron conductas transparentes y que no actuaron de manera responsable”.

Horas después, durante una entrevista con Radio Fórmula, el ex líder priista comentó que su partido necesita una "sacudida" para reflexionar.

Además agregó que no consideraría como una mala noticia la posibilidad de que la candidata presidencial Margarita Zavala, exesposa del presidente Felipe Calderón, ni que Andrés Manuel López Obrador, líder de Morena, lleguen a la presidencia de la República.

"Nunca lo que decide la mayoría es una mala noticia. Siempre hay que tener buenas lecturas”, exclamó.

RELACIONADOS:Enrique Peña NietoMéxico
Publicidad