null: nullpx
Redes Sociales

Trump prepara una orden ejecutiva contra las redes sociales para impedir que regulen los contenidos

La orden ejecutiva pediría a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que aclare las regulaciones establecidas en la Sección 230 de la Ley de Decencia en Comunicaciones, que exime en gran medida a las plataformas en línea de la responsabilidad legal por el material que publican sus usuarios.
28 May 2020 – 05:15 AM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

El presidente Donald Trump podría firmar este jueves una orden ejecutiva contra las redes sociales que revierta la inmunidad de los gigantes tecnológicos sobre los contenidos de sus plataformas, según dos fuentes relacionadas con el asunto, citadas por la agencia Reuters.

Se espera que el presidente de Estados Unidos ordene una revisión de una ley que durante mucho tiempo ha protegido a Twitter, Facebook y Alphabet (Google) de ser responsables del material publicado por sus usuarios, según un borrador de la orden y una fuente familiarizada con la decisión.

Un borrador de la orden ejecutiva fue visto por la agencia Reuters, aunque podría sufrir cambios antes de ser firmado por el presidente.

La nueva norma pediría a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) que aclare las regulaciones de la Sección 230 de la Ley de Decencia en Comunicaciones, una ley federal que exime en gran medida a las plataformas en línea de la responsabilidad legal por el material que publican sus usuarios.

De esta forma, la orden de Trump pide a la FCC que examine si las acciones relacionadas con la edición de contenidos por parte de las compañías deberían reducir o anular su protección bajo la sección 230: una jugada que busca que las redes sociales se desentiendan aún más de los contenidos publicados en ellas y que podría exponerlas a más demandas y litigios legales.

Esta posible nueva orden ejecutiva contra las redes sociales no sale de la nada. Apenas unas horas antes el presidente amenazó con controlar o incluso cerrar las redes sociales, a las cuales acusó de “silenciar a las voces conservadoras”.

Su nueva cruzada contra las redes se debe básicamente a una disputa con Twitter después de que la compañía decidiera marcar, por primera vez, un tuit de Trump con una etiqueta que invita a los usuarios a verificar la información. En ese tuit en particular, como en tantos otros en los que el presidente ofende, miente o da cualquier tipo de información sin ninguna prueba o verificación, Trump aseguraba que la votación por correo implicaba el fraude electoral.


Una nueva herramienta para desmontar los controles

De acuerdo con el borrador de la orden ejecutiva de Trump, visto por Reuters, esta regulación también dictamina que la Oficina de Estrategia Digital de la Casa Blanca restablezca una herramienta para ayudar a los ciudadanos a denunciar casos de censura en línea.

Se trata de la Herramienta de informes de Sesgo Tecnológico de la Casa Blanca ('White House Tech Bias Reporting Tool'), que recopilará quejas censura en las redes y las presentará al Departamento de Justicia y a la Comisión Federal de Comercio (FTC), que a su vez deberá investigarlas y elaborar un informe público.

El fiscal general y las agencias federales forman parte

De acuerdo con el borrador de la orden ejecutiva que el mandatario podría firmar este jueves, el fiscal general debe establecer un grupo de trabajo que incluya a fiscales generales estatales para examinar la aplicación de las leyes estatales que regulan las redes sociales y supervisar o crear listas de observación de usuarios en función de sus interacciones con contenidos o con otros usuarios.

Además, varias agencias gubernamentales se encargarían de revisar el gasto federal en publicidad en línea, para garantizar que la plataforma correspondiente no restrinja ni altere el discurso. De encontrar alguna notificación en este sentido, el jefe de cada agencia debe informar al director de la Oficina de Administración y Presupuesto en 30 días, con lo cual se podrían alterar los fondos federales destinados a la publicidad en determinada red social, afectando seriamente sus ganancias.

La ley original que Trump pretende revisar ya incluía una gran polémica, al eximir a las tecnológicas de responsabilidad sobre los contenidos dañinos que se publican en ellas, ya sea discursos de odio, falsedades, campañas engañosas, estafas y hasta propaganda terrorista.

Con esta revisión que pretende hacer Trump, las tecnológicas se encontrarían ante la circunstancia de no interferir ante ningún contenido, ya que si lo hacen podrían perder esa protección.

Con una herramienta de la Casa Blanca puesta en función de los usuarios, la orden permitiría que las quejas recibidas sean analizadas por la FCC, que deberá determinar si existen prejuicios políticos por parte de estas plataformas a la hora de aplicar sus políticas de moderación de contenidos, y por tanto analizar si cumplen con sus promesas de neutralidad.

"En un país que siempre ha apreciado la libertad de expresión, no podemos permitir que un número limitado de plataformas en línea elijan a mano el discurso al que los estadounidenses pueden acceder y transmitir", según un borrador sin fecha de esta orden visto por The Washington Post la tarde del miércoles.

Desde "¡Amo a los hispanos!" hasta "covfefe": los tuits de Trump tienen 'biblioteca' propia

Loading
Cargando galería
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés