null: nullpx
Elecciones 2018

Deb Haaland, la mujer que aspira ser la nativa americana en el Congreso

Haaland ganó las primarias democráticas en Nuevo México y tiene amplias posibilidades de vencer en noviembre. Ella es una de las 309 mujeres en todo Estados Unidos que se inscribieron para acceder a la Cámara de Representantes en 2018.
6 Jun 2018 – 2:52 PM EDT

Nuevo México parece estar listo para elegir a la primera mujer indígena para servir en el Congreso.

Deb Haaland ganó la nominación demócrata al Primer Distrito Congresional de Nuevo México. El distrito se considera sólidamente demócrata, allanando el camino para que Haaland ocupe el escaño en el Congreso dejado vacante por la demócrata Michelle Lujan Grisham, quien se postula para la gobernación.

Haaland venció a sus oponentes, el ex fiscal federal Damon Martínez y la ex profesora de derecho Antoinette Sedillo López, con el 40 por ciento de los votos de las primarias.

La noche del martes, Haaland describió su victoria como una victoria para las mujeres, la clase trabajadora y "todos los que han sido marginados por la clase multimillonaria".

Es una de las 309 mujeres en todo Estados Unidos que se inscribieron para acceder a los escaños de la Cámara de Representantes en 2018, un número récord. El récord anterior fue de 298 en 2012, según el Centro para Mujeres y Política Estadounidenses de la Universidad de Rutgers.

Más de 10,000 personas han servido en la Cámara y casi 1,300 han servido en el Senado desde que se reunió el primer Congreso en 1789. Ni una sola era una mujer indígena, y esto explica lo significativo de este triunfo según el HuffPost.


Haaland tiene 57 años, reside en Albuquerque y es un miembro de la tribu Laguna Pueblo. Presidió el Partido Demócrata de Nuevo México de 2015 a 2017 y fue directora de voto de nativos americanos para la campaña presidencial de Barack Obama en 2012. Eso se suma a sus casi dos décadas de voluntariado en campañas demócratas y su intento fallido de ser vicegobernadora en 2014.

Ella representa el ala progresiva del Partido Demócrata, y promociona una agenda de políticas a favor de los inmigrantes, del aborto, la lucha contra el cambio climático y la creación de una economía basada en energías limpias.

En una entrevista al HuffPost a comienzos de este año, Haaland explicó que comprende cómo es la vida de las personas nativas que viven en reservas o en áreas rurales, y dijo que merecen una voz en la mesa cuando se debaten cuestiones de política. Señaló, por ejemplo, que fue casi nula la participación de las tribus en el proyecto de reforma tributaria masiva que se convirtió en ley a fines del año pasado, y que esta reforma no aborda las disparidades de desarrollo económico que afectan al país indio.


En la misma nota, Haaland describe una infancia con ropa usada, trabajando en una panadería por $ 1.95 por hora y ulteriores dificultades. No fue a la universidad hasta que cumplió 28 años porque no sabía que debía ir. Ninguno de sus padres, que estaban en el ejército, fue a la universidad. Haaland terminó obteniendo un título en inglés y más tarde un título en derecho.

En noviembre, Haaland se enfrentará a la nominada republicana Janice Arnold-Jones, ex miembro de la Cámara de Representantes de Nuevo México. Será el segundo intento de Arnold-Jones de arrebatarle el escaño al Primer Distrito a los demócratas. En 2012, también ganó la nominación del Partido Republicano por el escaño, pero perdió en las elecciones generales contra Lujan Grisham con el 41 por ciento de los votos.

Si Haaland gana, se unirá a los otros dos nativos americanos que actualmente sirven en el Congreso: los representantes republicanos Markwayne Mullin y Tom Cole, ambos de Oklahoma.

En fotos: con mensajes a favor de los dreamers, así se celebró el aniversario de la Marcha de las Mujeres en Las Vegas

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés