null: nullpx
Elecciones 2016

Trump cambia el tono en materia de inmigración en encuentro con líder evangélico hispano, según reporte

Time sostiene que el pasado 11 de mayo se encontró en la Torre Trump con un representante de la mayor asociación evangélica hispana, a quien dejó sorprendido al hablar de su política en materia de inmigración.
21 May 2016 – 10:39 PM EDT


El 11 de mayo pasado, el virtual candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, dio un giro radical en su trato del tema de inmigración en un encuentro con un líder hispano.

La web de Time indica que ese día, Trump se encontró en la Torre Trump con un representante de la mayor asociación evangélica hispana, a quien dejó sorprendido al hablar de su política en materia de inmigración.

“Donald Trump mostró una gran comprensión y preocupación por los inmigrantes indocumentados. Todos salimos sintiendo su autenticidad”, cita el medio al pastor evangélico Mario Bramnick.

Bramnick es un cubano-estadounidense que llegó a la reunión como representante de la Conferencia Nacional de Líderes Hispanos Cristianos (NHCLC, por sus siglas en inglés), que cuenta con más de 40,000 iglesias afiliadas.

El grupo es liderado por el pastor Samuel Rodríguez, quien ha sido abiertamente crítico de estas dos medidas anunciadas por Trump: construir un muro en la frontera con México y expulsar por la fuerza a los aproximadamente 10 millones de inmigrantes indocumentados que viven hoy en día en Estados Unidos.

Siempre de acuerdo al medio, Bramnick dijo que durante la referida reunión, Trump se mostró con clara voluntad de trabajar con la comunidad hispana, sin entrar en temas específicos de las políticas del republicano.

El plan migratorio de la NHCLC consta de cinco pilares que son: asegurar las fronteras a través de un proceso de certificación federal; con apego a las leyes actuales, proporcionar a los actuales inmigrantes indocumentados un camino a la ciudadanía; otorgar visas de trabajadores temporales a los inmigrantes indocumentados; deportar a aquellos que son delincuentes o han cometido delitos menores graves; y por último, crear un proceso de integración para que quienes regularicen su situación aprendan el idioma inglés y normas cívicas de Estados Unidos.

Esta semana, Trump aceptó la invitación para mandar un mensaje en video a la reunión de líderes latinos de la NHCLC a celebrarse en Anaheim.

Más contenido de tu interés