null: nullpx
Elecciones 2016

The Washington Post: fundación de Trump carece de certificación para recaudar fondos del público

Las leyes de Nueva York, sede de la fundación del magnate, exigen que cualquier obra caritativa que solicite más de $25,000 del público obtenga una certificación especial. Pero citando a la oficina del fiscal general de esa ciudad, The Washington Post dice que Donald Trump no la tiene.
30 Sep 2016 – 2:28 PM EDT

La Fundación Donald J. Trump no tiene la certificación requerida para recaudar fondos. Así lo reportó esta semana el diario The Washington Post.

Las leyes de Nueva York, sede de la fundación del magnate, exigen que cualquier obra caritativa que solicite más de $25,000 del público obtenga una certificación especial.

Pero citando a la oficina del fiscal general de esa ciudad, The Washington Post dice que Donald Trump no la tiene.

El registro va de la mano con una auditoría que comprueba que no existen vínculos inapropiados entre fundaciones y negocios personales. En este caso, Donald Trump parece haberse librado de ella.

Si se demuestra que el magnate recaudó fondos violando la ley, podría tener que paralizar las recaudaciones de su fundación de inmediato. Con el permiso de la corte, el fiscal general podría además obligar a Trump a devolver el dinero recaudado hasta la fecha.

Los archivos tributarios demuestran que sin ninguna duda, la Fundación Trump recibió más de $25,000 de terceros.

Según el Post, la fundación ha recibido más de $2.3 millones de compañías que tenían deudas con el empresario o con alguna de sus empresas, pero que recibieron instrucciones de realizar su pago por medio de la fundación.

“Uno no espera que alguien supuestamente tan sofisticado, que se jacta de su destreza en el arte del negocio, gestione su fundación de esta manera”, dijo James J. Fischman, profesor de la Universidad de Pace en el estado de Nueva York.

La Fundación Donald J. Trump se estableció en 1987 para recibir los beneficios de la venta del libro del magnate: “El arte del negocio”.

Durante muchos años, Trump era el único donante. Entre 1987 y el 2006 donó $5.4 millones de sus propios ingresos.

Pero el problema empezó a surgir a principios de 2000 cuando la fundación empezó a recibir donaciones externas. En 2008, los archivos de la agencia tributaria demuestran que el magnate dejó por completo de hacer donaciones. Desde entonces, los archivos tributarios indican que la Fundación Donald J. Trump ha recibido todos sus ingresos de donantes externos, sumando $4.3 millones.

¿Faltó la Fundación Trump a sus auditorías anuales?

Más que una falla administrativa, el hecho de no haber registrado a su fundación para recibir fondos puede traer consecuencias graves. En circunstancias normales, la fundación debería haber sido sometida a una auditoria de contables externos para ver si podría haber beneficiado al mismo Trump o alguna de sus negocios.

Además, no sería la primera vez que la fundación parece haber violado leyes tributarias.

En 2013 la Fundación Donald J. Trump dio $25,000 a un grupo político que apoyaba la elección de la fiscal Pam Bondi cuando la ley prohíbe donaciones políticas por parte de obras caritativas.

En ese entonces, la Fundación Donald J. Trump realizó una declaración de impuestos errónea, diciendo que el dinero había sido entregado a una obra caritativa en Kansas. Trump tuvo que pagar una multa de $2,500 por ello.

En dos casos adicionales, Donald Trump puede haber violado la ley por haber gastado fondos de su fundación caritativa para resolver demandas legales relacionadas con sus negocios. Uno de los casos estaba vinculado con su club privado Mar-a-Lago en Florida y el otro con uno de sus campos de golf.

Lea también:

RELACIONADOS:Elecciones 2016Donald Trump

Más contenido de tu interés