Elecciones 2016

Latinos, musulmanes, sijes... las minorías salen del clóset para respaldar a Donald Trump

La Coalición Nacional de la Diversidad por Trump se reúne con el Partido Republicano en Washington para tratar de compensar la baja popularidad del magnate entre estos sectores.
2 Jul 2016 – 8:34 PM EDT

En sus aspiraciones para llegar a la Casa Blanca, Trump tiene un problema con las minorías. Para tratar de remediarlo, este viernes se reunieron en la sede del Partido Republicano en Washington DC más de 60 miembros de la recién creada Coalición Nacional de la Diversidad por Trump, un grupo de consejeros de origen diverso que se han organizado de manera paralela a la campaña del magnate para tratar de compensar los excesos verbales del político. Entre los asistentes había musulmanes, sijes, cristianos, afroamericanos, turcos, mexicanos, venezolanos, puertorriqueños, todos ellos, hombres y mujeres, de distintas edades.


Uno de ellos fue Juan Carlos Limón, el primer mexicano en unirse a la coalición, que confiesa que hasta hace poco ni le interesaba la política. Este empresario, nacido en la Ciudad de México, tiene un negocio de servicios financieros en el estado sureño de Georgia, donde vive desde hace 15 años. Quiere contribuir a la campaña, poner su granito de arena e invitar a la comunidad a que conozcan a Trump. “Yo no soy rico, estoy haciendo mi vida y ganando mi vida”, puntualiza.

“En la reunión había personas de todas las nacionalidades. Es muy bonito. Creo que la gente que no conoce al señor Trump piensa que el habla mal de los mexicanos. Yo me puse a estudiar que los valores de la familia de Trump encajan muy bien con los nuestros. Allí dentro del partido republicano hay bastantes, bastantes latinos. Me encantó”, dijo este mexicano.

Limón asegura no sentirse ofendido por las palabras de Trump en contra de los mexicanos. “Existe un problema bien grande en crimen y drogas. Él me conoce. Él no piensa que soy un criminal. Creo que habla de ciertos sectores”, dijo con mucha tranquilidad.

En esto está de acuerdo Jo-Ann Chase, que lidera la campaña Puertorriqueños para Trump en Virginia: “Trump no está en contra de los hispanos. Esto es lo que la gente quiere interpretar. Lo que dice es que hay un problema con la frontera. Esta frontera tiene que respetarse. Los que vienen ilegalmente no se van a aceptar. Hay leyes y hay que obedecerlas. Este es el mensaje de él.”



Entre estas voces, también estaba la del pakistaní Sajid Tarar, fundador de Americanos Musulmanes para Trump : “Yo soy musulmán y aquí estoy. Voy a llevar mi campaña a 17 estados diferentes y estoy haciendo un llamado a la comunidad musulmana a que lo apoyen”, anunció al salir de la reunión.

“Trump ha dicho que se debe prohibir la entrada de musulmanes, pero que también habrá excepciones. No estamos listos para monitorear la entrada de la gente que llega de países en guerra. No tenemos idea de cuáles son sus intenciones. Y el islamismo radical es una verdadera amenaza. Trump es el único que lo dice”, expresó algo exaltado.

La coalición, hasta ahora poco conocida, se lanzó oficialmente hace un par de meses en la Torre Trump de Nueva York, en respuesta, según dicen sus miembros, a las acusaciones de racismo contra el pre-candidato republicano. Según comenta Jo-Ann Chase, Trump se habría puesto de acuerdo con un grupo de líderes religiosos de distintas creencias para crear la coalición liderada por Michael Cohen, abogado judío americano de Trump y los afroamericanos Bruce Levell y Darrell Scott.

“En el pasado, el partido Republicano era para hombres mayores blancos”, puntualizó otro participante de la reunión.

La actriz y comentarista de Fox News Stacey Dash, donante de la campaña de Trump también participó en la reunión a puertas cerradas: “Trump quiere el sueño americano para todos los americanos”, aseguró sonriente.

Entre los planes para esta campaña paralela está el trabajar con el partido republicano a nivel estatal, registrar votantes y convencer a los indecisos.

Mientras que las encuestas sobre el voto hispano no son siempre concluyentes, algunos sondeos le dan hasta el 32% del voto hispano a Trump. Más de lo que tenía Romney contra Obama en las elecciones de 2012.

En cuanto a la convención republicana que se celebrará en Cleveland, Ohio, del 18 al 21 de junio, Chase asegura que será una “fiesta de la unidad”.


Lea también:

Más contenido de tu interés