null: nullpx

Estas son las preocupaciones que tienen los padres sobre sus hijos en vísperas del regreso a clases

Una encuesta nacional de padres revela que nueve de cada 10 padres creen que su hijo está al nivel o por encima de su grado en lectura y matemáticas, cifras lejos de la realidad: según el Departamento de Educación, sólo alrededor de un tercio de los estudiantes se desempeñan al nivel de su grado.
15 Ago 2017 – 6:02 PM EDT

Este año, para el regreso a clases, los padres se sienten más preocupados por el bienestar emocional de sus hijos, les preocupa no poderlos ayudar con sus tareas y, como en años anteriores, tienden a sobreestimar el rendimiento académico de sus niños, y por un amplio margen.

Univision Noticias habló con Windy Lopez-Aflitto, de la organización Learning Heroes, sobre una encuesta nacional que realizaron, en conjunto con Univision, sobre las preocupaciones y metas académicas que tienen los padres para sus hijos.

“El propósito de la encuesta es realmente entender qué necesitan los padres para apoyar el aprendizaje en casa”, dijo Lopez-Aflitto, “qué les preocupa, qué necesitan, para así de esa manera, traer los recursos y acciones fáciles para que ellos puedan hacer exactamente eso”.


La encuesta, que se llevó a cabo entre padres y tutores de estudiantes de escuelas públicas desde el kínder hasta octavo grado, encontró que nueve de cada 10 padres creen que su hijo está al nivel o por encima de su grado en lectura y matemáticas.

Sin embargo, esto no empata con la realidad: el Departamento de Educación dice que sólo alrededor de un tercio de los estudiantes se desempeñan al nivel de su grado. Esta desconexión puede sabotear lo que los padres más quieren: la felicidad y el éxito académico de sus hijos.

Entre el 39% de los padres que piensan que en algún momento sus hijos tuvieron dificultades académicas, más de la mitad no se sienten altamente confiados en que podrían apoyar el aprendizaje de sus hijos.

“Tenemos que realmente trabajar juntos para que los padres entiendan qué tan importante es mirar todas las medidas que tienen para saber cómo les está yendo y cómo están progresando y de esa manera uno puede ayudar”, dijo Lopez-Aflitto.


El estudio también encontró que 86% de los padres se fija solamente en las calificaciones, pero Lopez-Aflitto nota que es importante fijarse también en otros marcadores de progreso, como los exámenes estatales.

Esta puntuación, que se le entrega a los padres en esta época de regreso a clases, “da información muy importante de las destrezas específicas, de dónde les va bien y dónde necesitan apoyo”, recalcó Lopez-Aflitto.

Alrededor de un cuarto de los padres no están al tanto de los resultados de las pruebas estatales anuales de sus hijos, pero con ese nivel de detalle entonces los padres pueden ofrecerle actividades y juegos a los niños que fortalezcan sus debilidades y alimenten sus puntos fuertes.

También es muy importante hablar con los maestros, para que ellos ofrezcan una perspectiva e interpretación humana de cómo aprende y se comporta su hijo en clase y cómo interactúa con otros niños.

Este es el segundo año que Learning Heroes lleva a cabo esta encuesta, en Denver, Colorado y Washington, D.C. Esta vez, cuenta Lopez-Aflitto, a los padres les preocupa más el bienestar emocional de sus hijos que antes.

El 58% dice que se preocupa sobre ese tema en comparación con un 48% del año pasado. El acoso escolar, o bullying, y la presión de los compañeros eran varias de las preocupaciones que aumentaron entre los padres.


“La prioridad más importante para mí es que mis hijos sean amables”, dijo una madre de estudiantes de primer y octavo grado de Denver, Colorado, que fue entrevistada para la encuesta. “Quiero que sean buenas personas y que estén conscientes del mundo, pero que no le teman. Por supuesto, también quiero que se concentren en la educación”.

Tres de cada cinco padres le dan más importancia a que sus hijos se sientan felices y no demasiado estresados a que les vaya bien en la escuela. Los padres definen la felicidad de sus hijos como que se sientan amados, se relacionen con amigos, tengan una vida divertida y feliz en la casa, y se sientan seguros.

La encuesta entrevistó a 1,423 padres y educadores y tiene un margen de error de 3.2 puntos porcentuales.

En fotos: Las ganas de aprender de estos niños son más fuertes que los obstáculos para ir a la escuela

Loading
Cargando galería
Publicidad