null: nullpx
Estudiantes indocumentados

Esta estudiante es indocumentada y la aceptaron en 13 universidades

Aranzazu Soto, de 18 años, asistirá a la Universidad de Yale a pesar de que no cuenta con un estatus migratorio para permanecer en EEUU. Las restricciones para los estudiantes sin documentos son tales en Arizona, donde vive, que para ella es más factible mudarse al otro extremo del país para estudiar con la ayuda de becas.
11 Jun 2019 – 7:49 PM EDT

Aranzazu Soto tiene 18 años y una beca a la Universidad de Yale. Tiene un promedio de calificaciones excelente y un diploma de Xavier College Preparatory, una escuela secundaria privada en Phoenix. Ha sido una estudiante ejemplar, involucrada en su comunidad. Además, la aceptaron en 12 universidades de Estados Unidos.

Soto sin embargo, no tiene documentos para permanecer en el país ni tampoco DACA, el amparo de la deportación de la Acción Diferida para los Llegados en la Infancia. Por eso, sería más difícil para ella estudiar en el estado donde vive hace años, Arizona, que irse a estudiar al otro extremo del país, a Connecticut, en Yale.

Soto es una de miles de estudiantes de Arizona sin estatus legal que han pasado la mayor parte de sus vidas en Estados Unidos. Se están graduando en estas semanas de la secundaria y por primera vez en sus vidas están entendiendo el peso de no contar con un estatus legal, al encontrar un sinnúmero de obstaculos para continuar sus estudios universitarios.

Los estudiantes indocumentados enfrentan más barreras para acceder a la universidad que sus compañeros que califican para DACA. Gracias a las políticas del presidente Donald Trump, las inscripciones al programa DACA han sido suspendidas indefinidamente, lo cual impidió que Aranzazú pidiera el permiso.

Por supuesto, Soto está emocionada de ir a Yale y no cabe duda de que es una gran oportunidad para ella, le dijo al medio local AZ Central. Pero la mayoría de sus amigos se quedan en Arizona y ella tendría que dejar a su familia por primera vez.

“Al final del día, estoy agradecida por la oportunidad de desafiarme a mí misma. Pero tengo que decir que fue una decepción que tuve que superar. Mis elecciones que estaban tan cerca de casa no eran muy factibles", dijo.

En Arizona, uno de los estados fronterizos con México y que cuenta con una de las poblaciones de inmigrantes más altas del país, los estudiantes indocumentados no pueden obtener licencias de conducir o permisos de trabajo. Y no califican para pagar la matrícula más barata disponible para los estudiantes con DACA que ofrecen las tres universidades estatales de Arizona.


Cada año, aproximadamente 2,000 estudiantes indocumentados se gradúan de las secundarias de Arizona, según un informe publicado en mayo por el Instituto de Política de Migración. Según estimados del instituto, en todo el país, unos 98,000 inmigrantes sin estatus se gradúan de la secundaria.

Esto "perjudica sus perspectivas de trabajo y limita sus oportunidades de educación postsecundaria", dice el instituto en su informe.

Por eso, con mucho esfuerzo y poco sueño, con incontables horas de estudio, trabajo voluntario y preparación, Soto logró no solo ser aceptada en 12 universidades en el país, sino también conseguir una beca completa en una de los centros más prestigiosos, la Universidad de Yale, para estudiar Ciencias Políticas, dijo Soto a la cadena Telemundo.

“El esfuerzo valió la pena, los temores, la incertidumbre, todo el trabajo que se hizo valió la pena”, dijo a Telemundo su padre Leonel Soto, que trabaja en mantenimiento. La familia se mudó a Arizona hace 15 años desde Sonora, México.

“Ustedes pueden hacer lo que quieran si le ponen el trabajo y la dedicación”, dijo la estudiante.

¿Campus santuario o no?: Esta es la postura de universidades de EEUU ante sus estudiantes sin documentos

Loading
Cargando galería
Publicidad