publicidad
Tan solo esta semana, el rublo ha perdido más del 20 por ciento, pese a la dramática decisión oficial de elevar las tasas de interés del 10.5 al 17 por ciento.

Google vale más que todo el mercado ruso de valores

Google vale más que todo el mercado ruso de valores

Google está valorado en $340,000 millones, mientras el mercado ruso de valores en $325,000 millones.

Tan solo esta semana, el rublo ha perdido más del 20 por ciento, pese a...
Tan solo esta semana, el rublo ha perdido más del 20 por ciento, pese a la dramática decisión oficial de elevar las tasas de interés del 10.5 al 17 por ciento.

La crisis que atraviesa Rusia ha dejado consecuencias un tanto difíciles de creer. Ejemplo de ello es que el gigante tecnológico Google está valorado en 340,000 millones de dólares, mientras todo el mercado de valores de Rusia tiene un valor de 325,000 millones.

Esta noticia, informa la web de Time, llega en medio de la caída del rublo --la moneda rusa--, la disminución de los precios del petróleo y las sanciones occidentales. También las reservas de oro de Rusia han caído a su peor nivel desde 2009.

Otro eco de la crisis que vive el país presidido por Vladimir Putin viene de la mano de Apple. La firma de la manzana anunció la inhabilitación de su tienda a consecuencia de las fluctuaciones extremas del rublo, pues el dinero corriente ha perdido la mitad de su valor con respecto al dólar en lo que va del año, indicó la web de CNN Expansión.

publicidad

Tan solo esta semana, añade la BBC, el rublo ha perdido más del 20 por ciento, pese a la dramática decisión oficial de elevar las tasas de interés del 10.5 al 17 por ciento, en un intento por estabilizarlo.

Las otras grandes víctimas

En otro parte informativo, CNN Expansión añade que el deterioro económico ruso afecta no solo a firmas estadounidenses, sino también a otros países europeos.

Alemania, la mayor economía de Europa, también está expuesta, pues la relación comercial que mantuvo con Rusia el año pasado tuvo un valor de más de 95,000 millones de dólares. Las sanciones económicas impuestas a Rusia han hecho mella en las exportaciones.

Pero el resto de Europa también sufre las consecuencias. En represalia a las sanciones de Occidente, Moscú prohibió la importación de frutas, verduras, carne, pescado, leche y otros productos lácteos procedentes de Europa, EEUU, Canadá y Australia.

Las compañías de energía y automotrices sufren, junto con Rusia. Por ejemplo, la francesa Total descartó los planes que tenía de formar una empresa conjunta de exploración de esquisto de la mano de la rusa Lukoil. La consecuencia: las sanciones occidentales también podrían afectar las posibles ganancias futuras de la empresa.

Por su parte, Volkswagen responsabiliza a las tensiones políticas de la caída del ocho por ciento en las ventas de sus automóviles en Rusia en los seis primeros meses del año.

McDonald’s podría estar sufriendo en Rusia por las frías relaciones de este país con Estados Unidos, pues las autoridades reguladoras obligaron al cierre temporal a 12 sucursales de los arcos dorados por supuestas violaciones sanitarias.

Adidas reduce la expansión en Rusia y cierra tiendas a medida que la tensión afecta el gasto del consumidor. Coca Cola, por su parte, ha visto derrumbarse 32 por ciento las acciones de Coca Cola HBC, que embotella y distribuye medidas en Rusia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad