publicidad
Comenzó el juicio por la bancarrota de la ciudad de Detroit.

Comienza el juicio por la bancarrota de Detroit

Comienza el juicio por la bancarrota de Detroit

Los abogados de la ciudad defienden en una corte federal sus planes de reajustar 18,000 millones de deuda.

Comenzó el juicio por la bancarrota de la ciudad de Detroit.
Comenzó el juicio por la bancarrota de la ciudad de Detroit.

Los abogados de la ciudad de Detroit tratan de defender en una corte federal de Estados Unidos sus planes de reajustar los 18,000 millones de dólares de deuda.

Bruce Bennett, abogado de la ciudad afirmó que “la ciudad todavía está en peligro”, pese a que ha habido progresos, informa la web BBC Mundo, que detalla que el juicio comenzó más de un año después de que se diera la declaratoria de bancarrota.

Detroit, antigua potencia económica y cuna de la industria automovilística, es ahora una ciudad en decadencia y empobrecida, con una deuda de entre 18,000 millones y 20,000 millones de dólares, 9,000 millones de ellos se deben al aumento del costo de las pensiones y la salud.

En julio de 2013, recuerda The Associated Press, la ciudad que alguna vez fuera símbolo del poderío industrial estadounidense se convirtió en la mayor ciudad del país en declararse en bancarrota, con sus finanzas arruinadas y sus barrios vaciados por un largo declive en el número de habitantes y la manufactura de automóviles.

publicidad

La solicitud de protección por quiebra colocó a la ciudad en el camino incierto del despido de empleados municipales, venta de activos, aumento de tarifas y la reducción de servicios básicos que ya habían sido recortados.

"Sólo un camino factible ofrece una salida", dijo entonces el gobernador Rick Snyder en una carta en la que aprobó la medida.

Kevin Orr, un experto en bancarrotas contratado por el estado en marzo para detener el desplome fiscal de Detroit, presentó la solicitud de protección por quiebra en una corte federal sobre la materia.

Detroit perdió un cuarto de millón de residentes entre el 2000 y 2010. Una población que en la década de 1950 alcanzó la cifra de 1.8 millones batalla ahora para mantenerse arriba de 700 mil. Gran parte de la clase media y montones de negocios también han huido de Detroit, llevándose con ellos sus cuotas fiscales.

A fines de la década de 1960, las compañías automotoras comenzaron a abrir plantas en otras ciudades. Entonces se produjo un descenso en el valor de las propiedades y los ingresos fiscales, y la policía no pudo controlar la delincuencia. Posteriormente, el aumento en las ventas de los automóviles importados de Japón comenzó a reducir el tamaño de la industria automotora estadounidense.

En meses recientes, la ciudad ha dependido de dinero de bonos respaldados por el estado para pagar la nómina de sus empleados.


publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad