publicidad

Argentina depositó fondos para pagar a acreedores de deuda reestructurada

Argentina depositó fondos para pagar a acreedores de deuda reestructurada

El pago se produce 24 horas después de que el juez Thomas Griesa declarara en desacato al país por ignorar un fallo.

Argentina depositó 161 millones de dólares en la entidad local Nación Fideicomisos, del Banco Nación, para el pago de sus acreedores de deuda reestructurada, informó el Ministerio de Economía.

"Argentina depositó los montos correspondientes a los intereses de los Títulos de Deuda Bonos Par emitidos en los Canjes de Reestructuración de Deuda Soberana de los años 2005 y 2010 sujetos a la legislación del Estado de Nueva York, Estados Unidos de América, y a la legislación de Inglaterra y Gales por el equivalente a 161 millones de dólares", señaló el Ministerio en un comunicado.

publicidad

El Gobierno de Cristina Fernández cumplió así con el compromiso adquirido con los acreedores de deuda reestructurada en la fecha de vencimiento del plazo de pago.

"Desde el momento de su depósito, los fondos dejan de ser propiedad de la República Argentina y constituyen bienes fideicomitidos. El Contrato de Fideicomiso contempla que dichos fondos serán aplicados por el Fiduciario exclusivamente al pago de los servicios de los Títulos de Deuda de los Bonistas", subrayó el organismo.

El Ministerio insistió en que con estos depósitos, Argentina "ratifica una vez más su compromiso inquebrantable de cumplir todas sus obligaciones respecto de los Bonistas".

Además, agregó, el país quiere "contribuir mediante las medidas que estén a su alcance a preservar su derecho a cobrar las sumas que les corresponden bajo los Títulos de Deuda".

El pago se produce apenas 24 horas después de que el juez neoyorquino Thomas Griesa declarara en desacato al país por ignorar un fallo que le obliga a pagar a los fondos de inversión querellantes 1,300 millones de dólares, más intereses, por bonos en mora desde 2001 que no ingresaron en los canjes de 2005 y 2010.

El jefe de Gabinete del Gobierno argentino, Jorge Capitanich, aseguró hoy que la decisión de Griesa no tiene "ningún tipo de razón, fundamento, ni impacto" y que el magistrado se encuentra en una "encrucijada con destino final incierto".

El pago del vencimiento anterior, el 30 de junio pasado, fue bloqueado por orden de Griesa, quien impidió que los agentes fiduciarios internacionales distribuyeran los fondos depositados por Argentina hasta que el país cumpla con el fallo favorable a los fondos especulativos.

Para esquivar el bloqueo, el Parlamento argentino aprobó a comienzos de este mes una ley para ofrecer a los bonistas la posibilidad de cobrar la deuda en Argentina o en Francia.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad