Drogas y Adicciones

Las muertes por sobredosis se disparan en gran parte de EEUU, pero no en California: explicamos por qué

Las muertes aumentan en los estados que han sido inundados por el fentanilo, pero se mantienen estables, o incluso caen, en muchos estados del oeste, donde la droga aún no ha sido tan común como en otras partes del país.

A pesar que la crisis de los opioides incrementó las muertes por sobredosis en todo el país, nuevos datos federales revelan que la cantidad de californianos que sucumbieron a éstas y otras drogas se ha mantenido estable.

Según análisis de Kaiser Health News de cifras de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), las muertes por opioides, cocaína y metanfetaminas aumentaron un 35% en los Estados Unidos, comparando dos años analizados: entre mayo de 2014 y 2015, y entre mayo de 2016 y 2017.

Sin embargo, en California y en varios otros estados del oeste, no hubo cambios significativos en el número de muertes, y algunos incluso vieron reducciones pequeñas. En Utah y Oregon, el número de muertes disminuyó un 3%. En Wyoming, cayó un 36%.

Cerca de 4,600 californianos murieron en cada uno de los dos años que se compararon, según revelaron los datos.


Expertos dicen que uno de los factores probables es que el fentanilo, un opioide sintético potente y letal, no ha saturado el mercado en California y otros estados del oeste de la misma manera que lo ha hecho en partes de la costa este y el medio oeste, al menos no todavía.

"En los estados que están viendo relativamente poco fentanilo en su suministro, las tasas de sobredosis se mantienen más o menos estables", dijo Leo Beletsky, profesor asociado de derecho y ciencias de la salud en Northeastern University.

Pero los estados que han sido inundados con fentanilo están viendo subir las tasas de sobredosis.

En algunas regiones del país, el fentanilo, que es 50 a 100 veces más potente que la morfina, se mezcla con heroína y otras drogas ilegales, a veces sin el conocimiento de los usuarios de drogas. Incluso pequeñas cantidades pueden causar una sobredosis mortal.

El fentanilo mató a la leyenda del rock Prince en abril de 2016.

Pennsylvania y Florida registraron aumentos masivos en las muertes por sobredosis: 83% y 85% respectivamente en los dos años comparados.

Lindsay LaSalle, abogada principal de la Drug Policy Alliance, entidad que aboga por una menor criminalización del consumo de drogas, dijo que algunos estados con tasas de mortalidad estables no solo tienen menos fentanilo, sino que han adoptado políticas para proteger la salud de los usuarios de drogas.


"California ha estado adoptando durante muchas décadas estrategias de reducción de daños que pueden estar limitando las muertes por drogas", aclara LaSalle. Estas incluyen el intercambio de jeringas para los usuarios de drogas, información sobre cómo evitar las sobredosis, y programas que distribuyen naloxone, la droga que revierte la sobredosis en personas adictas a opioides.

En Washington, donde las muertes por sobredosis aumentaron un 5%, más opciones de tratamiento e inversiones en vivienda y empleo pueden haber desviado a las personas del abuso de drogas y evitar más muertes, agregó.

LaSalle cree que la mayoría de los otros estados dependen principalmente de la aplicación de la ley para controlar el consumo de drogas.

Desde noviembre de 2015, 25 estados han aprobado leyes que aumentan las sanciones relacionadas con la venta y distribución de fentanilo, según la alianza. El año pasado, Florida implementó una ley que permite acusar a los traficantes de drogas de asesinato por vender fentanilo mortal.

Sin embargo, el enfoque de justicia penal "realmente no ha demostrado ser efectivo a largo plazo", dijo Beletsky.

Los CDC advirtieron que las estadísticas para el año que finaliza en mayo de 2017 son provisionales y podrían subestimar el problema.