null: nullpx
Tormentas y Huracanes

Los precios de los seguros suben un 20% al comienzo de la temporada de huracanes en medio de la pandemia

La pandemia está causando una mayor incertidumbre en los mercados de seguros, aumentando los costos a medida que el sur y el este de los Estados Unidos se preparan para lo que los pronosticadores dicen que será una temporada de huracanes más activa que la media. (Read in English)
11 Jun 2020 – 03:23 PM EDT
Comparte

Muchos dueños de propiedades a lo largo de la costa de Estados Unidos tendrán un aumento del 20% en las primas de seguros en junio al comienzo de la temporada de huracanes, según expertos en la industria.

La alza en los precios es el resultado de una combinación de dos factores: un mayor riesgo en el mercado debido al pronóstico de una temporada de huracanes muy activa y las consecuencias financieras de la pandemia de coronavirus.

"Esto viene después de varios años de elevadas pérdidas por catástrofes en todo el país y en todo el mundo", dijo Robert Hartwig, profesor de Gestión de Riesgos y Seguros en la Universidad de Carolina del Sur.

Después de una década de actividad de tormentas débiles, la temporada de huracanes de verano se ha vuelto más activa en los últimos años a partir de 2016, e incluyó tres tormentas importantes en 2017: Irma y María que azotaron a Puerto Rico y Florida y Harvey que inundó Houston.

En 2018, Michael causó daños generalizados en el Panhandle de Florida, mientras que Dorian devastó el noreste de Bahamas en 2019.

Dramáticos rescates, casas inundadas y barcos destrozados: las imágenes del paso del huracán Dorian por Bahamas

Loading
Cargando galería

Los desastres naturales también han golpeado en otras partes del mundo, como los incendios forestales en California y Australia.

La temporada de huracanes que inició el 1 de junio en el Atlántico será una muy activa con el desarrollo de entre 13 y 19 tormentas, de las cuales de 6 a 10 pueden convertirse en huracanes, pronostica la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA en inglés).


Gran parte del aumento de precios está siendo impulsado por el mercado de reaseguros, las grandes corporaciones multinacionales que brindan seguros a las aseguradoras de propiedades más pequeñas alrededor del mundo.

"Hay un efecto dominó muy fuerte", dijo Hartwig, especialmente en Florida, que tiene miles de millones de dólares en propiedades altamente vulnerables concentradas a lo largo de su costa.

"Lo que la gente debe reconocer es que debido a que Florida es el mercado de reaseguros más grande del mundo, en la medida en que hay impactos en el resto del mundo, eso simplemente significa que existe competencia por el capital que surge de riesgos en lugares como California o Asia y Europa occidental ”, explicó.

Una de las reaseguradoras más grandes del mundo, Lloyd's of London, recortó su cobertura de propiedades el año pasado en Florida y en otros lugares.

El mayor impacto se siente en el mercado de seguros privados, en comparación con el sector público como Citizens Property Insurance, que pertenece al estado de la Florida, que tiene prohibido por ley aumentar las primas en más del 10% al año.

El efecto covid

Los reaseguradores tuvieron más aversión al riesgo este año en parte debido al coronavirus, optando por mantener su dinero en otras inversiones, o simplemente retener su efectivo, en lugar de invertir en la industria de seguros.

Como resultado de la pandemia del covid-19, las compañías de seguros están siendo golpeadas con reclamos de "interrupción de negocios", lo que lleva a las aseguradoras a establecer reservas en el caso de que necesiten hacer grandes pagos.

Lloyd's de Londres reveló que pagará reclamos en el rango de 3 mil millones de dólares a 4,3 mil millones de dólares como resultado de la pandemia. Eso está a la par con los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, que costaron al mercado de Lloyd's 4.7 mil millones de dólares, y el impacto combinado de los huracanes Harvey, Irma y Maria en 2017.

En general, la industria enfrenta pérdidas históricas estimadas en 203 mil millones de dólares, dijo Lloyd's en un comunicado de prensa el mes pasado.

La pandemia del covid-19 ha afectado drásticamente a la economía global. Los cierres, la necesidad de distanciamiento social y los esfuerzos para contener la propagación del virus han llevado al cierre de negocios y a la cancelación de servicios y eventos.

"Un tsunami de demandas"

La interrupción "ha llevado a un tsunami de demandas colectivas directamente relacionadas con la pandemia con más en camino", dijo William Klein, un experto en derecho comercial con sede en Chicago. Las demandas varían desde negocios forzados a cerrar por covid-19, hasta consumidores que solicitan reembolsos debido a cancelaciones de vacaciones, boletos de avión, eventos deportivos y musicales.

Un salón de Miami Beach, Atma Beauty, demandó a una aseguradora por rechazar su reclamo de coronavirus alegando que Lloyd's prometió cubrir pérdidas y gastos incurridos como resultado de que el salón suspendiera sus operaciones, pero no lo hizo, incumpliendo su contrato.

El salón pagó una prima más alta para estar cubierto por una póliza de todo riesgo, y una pandemia no fue excluida de la cobertura, según la demanda.

¡IT! Italia Ristorante Café & Bar en el centro de Fort Lauderdale presentó una demanda alegando que Chubb Limited, la aseguradora de propiedades comerciales más grande del país, alegó que no cumplió con su acuerdo de pagar su reclamo de seguro comercial después de que el gobernador de Florida Ron DeSantis ordenó el cierre de todos los restaurantes en marzo 17 debido a la pandemia.

'Fondo de Catástrofe'

Los funcionarios estatales que administran el fondo de reserva especial de Florida para huracanes también sienten las repercusiones de esta situación. Por primera vez en muchos años, el Fondo Estatal para Catástrofes de huracanes de Florida no compró reaseguros para la próxima temporada de huracanes debido a la falta de capital asequible en el mercado de bonos.

El fondo funciona como una fuente de dinero para garantizar el seguro de propietarios de viviendas si hay una catástrofe importante que abruma al mercado de seguros. Antes del comienzo de cada temporada de huracanes, generalmente sale al mercado de riesgo financiero global para recargar el fondo y asegurarse de que pueda cumplir con su capacidad de pago de reclamos.

A pesar de que el capital es menos abundante que en años anteriores, el fondo se capitalizó adecuadamente para la próxima temporada, dicen los oficiales del estado que manejan el fondo. "El [fondo] está en una posición financiera sólida con 12.3 mil millones de dólares en recursos líquidos disponibles para pagar reclamos para la próxima temporada de huracanes", dijó John Kuczwanski, quien es miembro de la junta que supervisa el fondo.

Precios "irracionales"

La aseguradora estatal de Florida, Citizens Property, que tiene 450,000 pólizas que cubren más de 100 mil millones de dólares en riesgo, también redujo su gasto habitual para cobertura adicional debido a lo que llamó precios "irracionales" en los mercados de capitales.

"Simplemente no podíamos justificar el precio", dijo Michael Peltier, portavoz de Citizens, quien agregó que sus reservas se mantenían en buena forma. “Sentimos que estamos en una posición financiera bastante sólida. Volveremos al mercado los próximos años y esperamos que sea un poco más racional ", dijo.

Al final, los propietarios solo pueden rezar para tener buena suerte con el clima este año.

El año pasado tuvimos una suerte increíble. Estábamos en línea para dos tormentas de categoría 5", dijo Gavin Magor, analista senior de Weiss Inc, una agencia de calificación de seguros, que vive en el sur de Florida.

Si bien las aseguradoras de Florida se encuentran en una forma relativamente fuerte, aún tendrían problemas para enfrentar las pérdidas si más de una tormenta importante azota el estado. "Pero, sería muy grave si hay un categoría 5, o tormentas consecutivas", dijo.

¿Otro Dorian?

Si Dorian hubiera golpeado a Miami, en lugar de girar hacia el norte después de arrasar con las Bahamas, habría causado estragos en los condominios más antiguos en la costa. Muchos fueron construidos en la década de 1980 antes de que los códigos de construcción se endurecieran a raíz del huracán Andrew que azotó Miami en 1992.

“Si tenemos un categoría 5, las autoridades federales tendrán que rescatarnos. O tendremos un alza en las pólizas futuras que serán inasequibles para muchos ”, dijo Magor.


Gobierno anuncia preparativos de cara a la temporada de huracanes en tiempos de coronavirus

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés