publicidad
La Reserva Federal y las tasas de interés

La Reserva Federal sube las tasas de interés por primera vez en 9 años: ¿cómo afecta?

La Reserva Federal sube las tasas de interés por primera vez en 9 años: ¿cómo afecta?

Con la subida del precio del dinero, Estados Unidos deja por fin atrás la Gran Recesión de 2008

La Reserva Federal y las tasas de interés
La Reserva Federal y las tasas de interés

Por Damià S. Bonmatí @damiabonmati

La economía de Estados Unidos empieza un nuevo capítulo. La Reserva Federal anunció este miércoles que sube las tasas de interés, el porcentaje con el que se grava tomar dinero prestado.

Hacía nueve años que el banco central de Estados Unidos no subía el precio del dinero. Y hacía siete que la Fed mantenía las tasas casi a cero para incentivar así una economía resentida por la Gran Recesión de 2008.

Con expectación máxima de inversores, economistas y periodistas, el banco central anunció en un comunicado que la subida será de un cuarto de punto.

Ahora, con el mercado laboral prácticamente recuperado, la institución quiere volver a los niveles normales. Los últimos datos económicos mostraban una potente contratación laboral, el consumo recuperado y un modesto pero existente crecimiento de la economía estadounidense.

Lea: Las tres razones que la Fed tomó en cuenta al subir las tasas de interés

En el comunicado, el banco central destaca los "recientes indicadores del mercado laboral, incluyendo aumentos en la creación de puestos y un retroceso en la tasa de desempleo".

Es un aumento simbólico: los grandes cambios para empresas y particulares llegarán con la consecución de varios incrementos en los próximos meses.

Que suban las tasas de interés significa que se incrementan los intereses con los que el banco central de EEUU deja dinero al resto de entidades financieras. Eso se traducirá, en los próximos meses, en un encarecimiento del costo de los préstamos a los particulares y a las empresas.

¿Cómo afecta la subida de las tasas de interés a la gente normal y corriente? Univision

Pero ¿cuándo? ¿y con qué efectos sobre la gente real?

1. Malas noticias para hipotecas y créditos

El costo de los préstamos subirá tarde o temprano. Para algunos analistas, será casi inmediato; para otros, tomará más meses y varias subidas porcentuales de las tasas de interés.

“Los efectos en las hipotecas o en los créditos puede ser casi de inmediato, en uno o dos meses”, opina el economista Andrea Ferrero, que ha realizado varias investigaciones para la Reserva Federal de Nueva York.

Lo notarán especialmente aquellos que hayan optado por financiar una compra ahora o en 2016.

Para los que tenían hipotecas y créditos contratados los efectos pueden ser dispares. “Hay que comprobar las condiciones de cada caso”, explica el profesor Eric Swanson, de la Universidad de California.

publicidad

Antes de la crisis, se incrementaron los préstamos con intereses ajustables, que dependen más directamente de la evolución de los mercados y saldrán más afectados por este cambio. Después de la crisis, sin embargo, los clientes buscaron la estabilidad de los intereses fijos y quedarán más protegidos de la subida de la Fed.

2. Buena nueva para los ahorradores

Las tasas de interés seguirán en un nivel bajo por ahora, por lo que no cambiará la vida a los ahorradores. Pero esta es solo la primera subida y, en los próximos dos años, los que tienen cuentas de ahorro podrían sacar más tajada a ese dinero en la cuenta del banco.

“Van a hacer más atractivo el ahorro a la gente”, dice positivo Ferrero. Swanson no le ve beneficios tan inmediatos y cree que el prototipo del beneficiado será “un pensionista con dinero en el banco”.

3. A la bolsa podría no gustarle

Se espera que la bolsa reaccione negativamente. “Todas las industrias van en la misma dirección, pero varía la cantidad de afectación. Las industrias de bienes duraderos, como autos, construcción del hogar, muebles… son muy sensibles”.

No hace falta ser inversionista para notar los posibles efectos en las bolsas. Si la bolsa cae, también pueden hacerlo los planes de ahorro de millones de trabajadores estadounidenses, los 401(k) y IRA.

Sin embargo, este miércoles, las acciones subieron en la Bolsa de Nueva York, en parte porque la Fed aclaró que será cautelosa en cualquier alza futura de las tasas de interés. La confianza en la economía estadounidense expresada por esta institución también alentó el avance del mercado accionario, de acuerdo a Reuters.

Como explica el profesor de planes de seguro Christian E. Weller, en los últimos años los 401(k) se han vuelto muy populares en las empresas estadounidenses. Estos fondos vinculan los ahorros para la jubilación a la evolución del mercado bursátil —en el caso de los más conservadores— y de los bonos —los planes más arriesgados—.

4. Estímulo para los bonos
“Los bonos se vuelven más atractivos”, explica Ferrero. Para este economista, en caso de subidas de tipos de interés, los inversionistas cambian las acciones por los bonos.

En concreto, explica que los bonos del tesoro se convierten “en una inversión atractiva”. “Si las tasas de interés crecen, el retorno que pueden dar esos títulos también son superiores”.

5. Remesas que cunden más
Y es que se le añade que el dólar se fortalecerá todavía más. Ya lleva meses así, y de rebote debilitando a monedas como el peso mexicano y colombiano.

Eso dificulta el negocio para las empresas estadounidenses que exportan fuera —encarece su producto en el extranjero— y beneficia a las familias que mandan dinero a América Latina —las remesas cunden más a sus familiares—.

Para ideas, críticas o preguntas, puede contactar al autor de esta historia por email o Twitter.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad