null: nullpx
Coronavirus

El IRS intenta ubicar a 9 millones de personas que no han recibido el cheque de $1,200 (la mayoría en California y Texas)

Son personas que usualmente no necesitan declarar impuestos porque sus ingresos son inferiores a $12,200 anuales. Pero ahora, el Servicio de Rentas Internas necesita sus datos para poder procesar el cheque de ayuda por la pandemia del coronavirus.
Comparte
Cargando Video...

El Servicio de Rentas Internas (IRS en inglés) comenzó a enviar cartas para tratar de contactar a casi 9 millones de personas de bajos recursos que probablemente son elegibles al cheque de ayuda de $1,200 y aún no lo han reclamado. Buena parte de esas personas se encuentran en California, Texas, Nueva York y Florida –estados con una vasta población hispana–, de acuerdo a un desglose por estado preparado por la agencia.

Se trata de personas cuyos ingresos no superan los $12,200 anuales ($24,400 en el caso de las parejas casadas) o que simplemente no generan ingresos y que no presentaron una declaración de impuesto en 2018 o 2019. Recibirán una carta como esta y deben corroborar que sean elegibles a la ayuda.

"Publicamos esta información estado por estado para que los líderes estatales y locales, así como las organizaciones, puedan entender mejor el tamaño de esta población en sus comunidades y las ayuden a reclamar estos importantes pagos. Se acerca la fecha de vencimiento para reclamar un pago", dijo en un comunicado el comisionado del IRS, Chuck Rettig.

Para ellas, el gobierno mantendrá funcionando hasta el 15 de octubre la herramienta Non-Filers, en la que pueden brindar su información al IRS para el procesamiento de su cheque de $1,200 si la utilizan como individuos y de $2,400 si la usan como una pareja casada. En esta herramienta –que está disponible en español– podrán solicitar también los $500 por cada menor de 17 años elegible a la ayuda.

La GAO pide hacer más para llegar a estas personas

Sin embargo, la Oficina de Rendición de Cuentas del Gobierno (GAO en inglés) dijo esta semana en un informe que el IRS debe elevar sus esfuerzos para llegar hasta esas personas. La GAO precisó que el IRS ha utilizado su información, de la Administración del Seguro Social, de la Administración de Veteranos y del retiro ferroviario, "pero no ha explorado otras fuentes de datos que podrían identificar beneficiarios elegibles".

"El Tesoro ha dicho que los beneficiarios de Medicaid y del Programa de Asistencia Nutricional Suplementaria (SNAP en inglés) probablemente contienen un número significativo de personas que no declaran impuestos y que aún no reciben el pago de impacto económico (o EIP en inglés). Sin embargo, ni el Tesoro ni el IRS tienen planes para obtener esos datos de los Departamentos de Salud y de Agricultura", explicó la GAO.


La recomendación de recurrir a los bancos de datos de los beneficiarios de Medicaid y los cupones de alimentos para tratar de que todos reciban su cheque de ayuda fue hecha hace meses por el Center on Budget and Policiy Priorities (CBPP). En un informe, el CBPP advirtió que unos 12 millones de personas de bajos recursos, la mayor parte hispanos y afroestadounidenses, podrían quedarse sin su cheque de ayuda por la pandemia debido a que no les resultaba fácil acceder a la herramienta del IRS para solicitarlo.

"Cerca de 12 millones están en riesgo de quedarse sin sus pagos de estímulo porque, a diferencia de millones de personas que recibieron el pago de forma automática por parte del IRS, deben llenar un documento antes del 15 de octubre para recibirlo", explicó el grupo, que basó su estimación en datos del Censo.

"Este grupo incluye a familias de muy bajos recursos con niños, personas que han estado desconectadas de oportunidades laborales por un período largo de tiempo y muchos adultos de bajos recursos que no crían a sus niños en su casa", agregó.


Por ello, el CBPP pidió en ese momento a los gobernadores y funcionarios estatales llegar a esas personas, de las cuales cerca de 9 millones –o 3 de cada 4– reciben ayuda para alimentos y Medicaid, por lo que los estados y condados pueden contar ya con sus datos porque son programas administrados por ellos.

"Estas personas elegibles para los pagos pero que no suelen declarar impuestos son de forma desproporcionada minorías más propensas a tener bajos ingresos debido al racismo y a los prejuicios y discrminación", afirmó el grupo.

De esos 9 millones de personas que precisó el CBPP, un 27% son afroestadounidenses y un 19% latinos.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés