null: nullpx
Derechos de la Mujer

Latinas ganan $1 millón menos que un hombre luego de una vida de trabajo: "Se les despojó de su capacidad de salir de la crisis"

Una 'pérdida' de decenas de miles de dólares que impidió que muchas hispanas pudieran afrontar la crisis económica por la pandemia del coronavirus. Y les será más difícil salir de ella ante la persistente brecha salarial, de acuerdo con un análisis del National Women's Law Center.
23 Mar 2021 – 11:27 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

Las latinas han batallado contra el coronavirus desde la primera línea y en empleos considerados esenciales ganando menos que un hombre blanco en puestos similares. Una brecha salarial que les hizo afrontar la crisis por la pandemia sin ahorros, que podría ampliarse en los próximos años y demorar su recuperación de la crisis, encontró un análisis del National Women's Law Center.

Las mujeres en general ganan menos que los hombres en funciones parecidas, muestran los datos de este centro. Pero son las hispanas quienes sufren más por esta disparidad: obtienen en promedio 55 centavos por cada dólar que gana un hombre blanco no latino.

Una diferencia de 45 centavos que cuando se suma persistentemente se traduce en 2,425 dólares perdidos cada mes y en 29,098 perdidos cada año. Al cabo de cuatro décadas, cuando una latina se acerca a su jubilación, la suma del salario 'perdido' por la brecha salarial se empina sobre 1.1 millón de dólares.

"Significa que están perdiendo la oportunidad de comprar una casa, de invertir en una educación que le permita moverse a un mejor trabajo, de pagar por la educación de sus hijos...", explicó a Univision Noticias Jasmine Tucker, encargada de investigaciones del NWLC y autora del análisis.

"Se les ha robado su capacidad de salir de esta crisis intactas (...) Y, si miras a estas mujeres en diferentes trabajos, industrias o niveles de educación, no hay nada que borre esta brecha salarial", agregó.

El informe analizó las cifras más recientes disponibles, del 2019, que no recogen el impacto por la pandemia. Sin embargo, ayudan a entender por qué la pandemia golpeó con más fuerza a las latinas: se toparon con la crisis sin ahorros, en parte por esta brecha salarial que han arrastrado por años. También porque se concentran en los empleos que resultaron más golpeados por los despidos.

Ese fue el caso de las meseras, que suelen sufrir de tasas de desempleo más altas y antes de la pandemia perdían 6,500 dólares por año a causa de la desigualdad salarial, mostró el informe, cuyos cálculos fueron hechos usando datos del Buró del Censo. Y, aunque no perdieron sus trabajos tan ampliamente como las mujeres en la industria de los servicios, las que trabajan como asistentes de enfermería perdían antes de la crisis 3,000 dólares al año por esta disparidad.

"No se les paga lo que merecen"

"Están represesentadas de forma desproporcionada y se les está diciendo que se les necesita más que nunca, que dependemos de esos trabajos más que nunca y, a la misma vez, no se les está pagando lo que merecen", dijo Tucker. Dos de cada tres puestos de trabajo catalogados esenciales —en el cuidado de la salud o en supermercados, por ejemplo— son ocupados por mujeres.

Pese a ello, las diferencias salariales son abismales. Una hispana gana en promedio 10.19 dólares por hora en labores de limpieza. Un hombre blanco que hace exactamente lo mismo obtiene 16.83 dólares por hora. Un patrón que se repite de trabajo en trabajo; desde supermercados y restaurantes hasta centros de salud y escuelas, como muestra el gráfico a continuación.


Esas diferencias salariales amenazan con agudizarse a medida que mejore el panorama para los negocios y la economía estadounidense. La razón: parte de las mujeres latinas que quedaron desempleadas en la pandemia posiblemente acepten empleos con condiciones que perpetúen y profundicen las brechas. No pueden soportar más tiempo sin un trabajo, consideró el informe.

Un paso para borrar estas brechas puede ser un alza del salario mínimo, pues muchas mujeres trabajan en las industrias con los salarios más bajos, destinar fondos que les ayuden con el cuido de sus hijos y asegurar los puestos de trabajo en el gobierno, que suelen ofrecen mejores salarios, consideró Tucker.

Lo primero ha quedado en un limbo a nivel federal. Elevar el salario mínimo a 15 dólares por hora fue contemplado dentro del más reciente paquete de ayudas por $1.9 billones (trillions en inglés), pero eliminado al momento de votar la iniciativa en el Senado ante la renuencia de algunos demócratas. El plan sí incluyó dinero para ayudar con el cuido de niños, aunque se trata de fondos temporales.

"La pandemia desnudó estas prácticas racistas y sexistas, que están enraizadas en los lugares de trabajo y en la sociedad", dijo Tucker. "Son cosas en las que se debe trabajar ahora, ¿sino cuándo? ¿Cuándo será más urgente? ¿Cuándo será más apremiante?"

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés