null: nullpx
Deuda Económica

El gobierno de México no dará rescate financiero a Veracruz tras deuda que dejó Javier Duarte

El secretario de Hacienda se negó a aprobar un rescate ante las deudas financieras del estado, aunque accedió a negociar otras opciones para recaudar dinero.
3 Nov 2016 – 10:01 PM EDT

José Antonio Meade, secretario de Hacienda de México, dijo que no habrá rescate financiero por parte del gobierno mexicano para saldar las deudas que tiene el estado de Veracruz ni para otras entidades con dificultades económicas.

Meade declaró que "no hay manera" de dar recursos extraordinarios a Veracruz, cuyo gobernador interino, Flavino Ríos, ha solicitado al Gobierno federal 11,000 millones de pesos (564 millones de dólares).

"Es como si pidieran el equivalente del presupuesto de un par de secretarías de Estado", apuntó tras aclarar que los estados pueden pedir "créditos de corto plazo" ya sea a instituciones financieras privadas o a la banca de desarrollo, además de "reducir su gasto y fortalecer sus ingresos".

El titular de hacienda dijo estar dispuesto a colaborar con el próximo gobernador del estado, Miguel Ángel Yunes, quien asumirá su cargo el próximo mes de diciembre e informó que el jueves hará una reunión con el equipo del gobernador para analizar las distintas opciones.


Como una de las posibilidades, contempló que se adelante la recaudación fiscal que corresponde al estado y entregue en un futuro los recursos a los municipios directamente.

Los alcaldes de Veracruz tienen tomados desde el fin de semana pasado el Palacio de Gobierno para exigir al estado el pago de deudas por 3,300 millones de pesos (172 millones de dólares).

El secretario de Finanzas de Veracruz, Antonio Gómez, admitió que el estado tiene deudas por 87,000 millones de pesos (4,527 millones de dólares), de los cuales 46,000 millones corresponden a proveedores y contratistas (2,393 millones de dólares) y el resto a bancos.

Yunes, quien ganó las elecciones a gobernador como candidato de una alianza del conservador Partido Acción Nacional (PAN) y el izquierdista de la Revolución Democrática (PRD), se negó esta semana a iniciar el proceso de entrega-recepción porque las finanzas no están saneadas.

"El Gobierno saliente debe pagar la deuda de corto plazo tres meses antes de que concluya la Administración", dijo Yunes, tras señalar que esta supera los 17,000 millones de pesos (884 millones de dólares).


Hay adeudos pendientes con la Universidad Veracruzana por más de 2,600 millones (135 millones de dólares) y el Gobierno ha retenido de manera indebida a los municipios las participaciones y aportaciones federales durante casi cuatro meses, lo que los tiene "prácticamente en quiebra".

Los funcionarios que entregan el Gobierno formaban parte de la Administración de Javier Duarte (2010-2016), gobernador con licencia y prófugo de la justicia. "Es algo inaudito", afirmó Yunes, quien señaló que recibirá bajo la condición de que se cumpla con el pago de la deuda de corto plazo.

Duarte se encuentra prófugo de la justicia después de que un juez ordenara su detención por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita.

El político, expulsado la semana pasada del oficialista Partido Revolucionario Institucional (PRI), pidió licencia el 12 de octubre, 48 días antes del fin de su mandato para, dijo, hacer frente a las acusaciones de enriquecimiento ilícito, peculado e incumplimiento del deber legal. Sin embargo, tras ser aprobada la licencia, dejó de realizar actos públicos, actualizar sus redes sociales y hasta la fecha se desconoce su paradero.

La investigación en su contra surgió por las denuncias presentadas hace meses por Yunes, que acusó a Duarte de tener, utilizando a familiares y conocidos, 25 propiedades dentro y fuera del país valoradas en 159 millones de dólares.

Además, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reportó que en el periodo 2011-2013 hay 35.421 millones de pesos (1.876 millones de dólares) pendientes de justificar en Veracruz.

Lea también:

Publicidad