publicidad
Trump Jr. escribió que quería información contra Clinton del gobierno ruso.

Contrario a lo que dice Trump, no es normal que una campaña acepte información de un gobierno extranjero sobre un rival

Contrario a lo que dice Trump, no es normal que una campaña acepte información de un gobierno extranjero sobre un rival

El presidente de Estados Unidos justificó la reunión de su hijo con una abogada rusa diciendo que esta práctica es común en la política, pero diversos expertos en leyes, políticos de su propio partido y estrategas lo contradicen.

Trump Jr. escribió que quería información contra Clinton del gobierno ruso.
Trump Jr. escribió que quería información contra Clinton del gobierno ruso.

El presidente Donald Trump asegura que el hecho de que su hijo mayor aceptara información perjudicial sobre Hillary Clinton por parte de Rusia es normal.

Así lo dijo en la conferencia de prensa que dio en París junto al presidente francés Emmanuel Macron, cuando presentó la reunión de Donald Trump Jr. con una abogada rusa como una " investigación de la oposición" (en inglés 'opposition research', también conocida como 'oppo'). Y lo repitió en su entrevista con el diario The New York Times, al decir que es algo “común” en la política.

Aunque es usual que las campañas busquen datos que desprestigien a su opositor, expertos en leyes, políticos y estrategas afirman que aceptar este tipo de recurso de un gobierno extranjero, como lo hizo Donald Trump Jr., no es normal ni adecuado.

Relacionado
Donald Trump Jr y su reunión con los rusos en plena campaña están en el...
Un supuesto exespía soviético también estuvo en la reunión donde Trump Jr. quería datos perjudiciales contra Clinton

En Estados Unidos, las campañas electorales suelen contar con un área destinada a la investigación o contratan este servicio a empresas especializadas. Su rol es preparar informes sobre el candidato y la oposición. En el primer caso, el objetivo es conocer todo sobre el político para el que trabajan, antes de que llegue a manos de su contrincante. Así sabrán cómo responder si alguien más encuentra información comprometedora. Por otra parte, tener información que perjudique al rival puede servir para armar el mensaje, realizar una estrategia de comunicación o anuncios negativos.

Seguir la pista del dinero, conseguir un registro de la trayectoria electoral, las declaraciones, multas y posible información perjudicial para los candidatos forman parte de esta tarea.

publicidad

Lejos de lo normal

Robert Shrum, un estratega político de larga trayectoria y que ha tenido puestos de liderazgo en las campañas presidenciales de John Kerry y Al Gore, dijo a Univision Noticias: “Puedes hablar con cualquiera envuelto en cualquier campaña presidencial de alguien que haya recibido la nominación y te dirán que esto nunca se ha visto. Si yo hubiera recibido un llamado de alguien ofreciéndome este tipo de información, habría llamado al FBI”.

“En la campaña de Al Gore nos mandaron el libro de información de George W. Bush para el debate e inmediatamente llamamos al FBI, pero si te ofrecen información del gobierno ruso o de fuentes rusas, no la recibes, no la agarras, llamas a las autoridades”, agregó.

La visión de Shrum la comparten algunos republicanos. Entre ellos el reconocido estratega que lideró la campaña de Mitt Romney, Stuart Stevens, quien recordó en Twitter lo vivido por la campaña de Gore y escribió: "Si intereses extranjeros te ofrecen información sobre la exsecretaria de Estado, llamas al FBI".

Críticas

El hecho de que Trump Jr. aceptara recibir información del gobierno ruso en contra de Clinton despertó críticas tanto de demócratas como de republicanos. El senador Lindsey Graham (R), por ejemplo, dijo a los medios: “Cada vez que en una campaña recibes el ofrecimiento de un gobierno extranjero para ayudar a tu campaña, la respuesta es no”. Y sostuvo que el correo de Donald Trump Jr. es “inquietante”.

Una de las afirmaciones más contundentes fue la del candidato a director del FBI, Christopher Wray, en el Senado, al sugerir que cualquier individuo que recibiera datos de un extranjero que pudieran influir en el proceso electoral debería avisarle al FBI.

“A los miembros de este comité, cualquier amenaza o esfuerzo de cualquier estado nación o cualquier actor no estatal para interferir en nuestras elecciones es el tipo de cosas que el FBI querría saber”, sostuvo.

El exjefe de Ética de la Casa Blanca bajo el mandato de George W. Bush, Richard Painter, también fue categórico al respecto en Twitter: “Cuando un agente ruso llama a ofrecer mugre de un rival político, un estadounidense leal llamará al FBI”.

El gobernador republicano de Nueva Jersey, Chris Christie, dijo incluso que recibir información por parte de Rusia para afectar a un rival político "probablemente sea ilegal". Uno de los argumentos legales que se mencionan –abierto a interpretaciones– es que la ley de financiamiento de campañas prohíbe "las contribuciones, donaciones, gastos individuales y desembolsos por parte de personas extranjeras".

Visiones opuestas

Pero también hay quienes parecen justificar las acciones de Donald Trump Jr.

El estratega republicano Fred Davis III, quien trabajó en las campañas de John McCain y John Kasich, dice a Univision Noticias que aunque "la investigación sobre el rival suena como algo malvado, oscuro y sucio, no lo es". "En política, el proceso de encontrar lo bueno y lo malo sobre los candidatos se llama 'opposition research'", explica.

publicidad

Respecto al episodio de Trump Jr y Rusia, Davis, quien aclara que el área de investigación no es la suya, dice: "He trabajado en muchas carreras presidenciales y buscas debajo de cada piedra lo que puedas conseguir, entonces si alguien llama y dice que tiene una noticia jugosa, vas a querer escucharla. Eso no quiere decir que actuarás sobre ella o que vas a creer que es verdad, pero serías casi un tonto por no escuchar al menos lo que están tratando de decirte".

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad