null: nullpx
Elecciones 2016

Florida: el complejo laboratorio electoral de EE.UU.

El estado péndulo más codiciado por quienes aspiran llegar a la presidencia es una compleja y completa vitrina de la sociedad estadounidense
7 Mar 2016 – 12:40 AM EST

Florida y elecciones, una relación complicada que se hizo mundialmente famosa en noviembre de 2000.

Ese año el mundo asistió incrédulo a un espectáculo que muchos consideraban impensable en la autodenominada "primera democracia del mundo", la lucha voto a voto por más de un mes entre el republicano George W. Bush y el demócrata Al Gore.

En ese pulso que duro varias semanas se airearon desde denuncias de fraude hasta de ventajismo institucional.

Antes de aquel reconteo angustioso de votos, que finalmente fue detenido por orden de la Corte Suprema en Washington, pocos prestaban mucha atención a la dinámica política de Florida, salvo aquellos muy vinculados a las campañas o electores registrados del estado.

Aquel año muchos aprendieron del complejo sistema de segundo grado mediante el cual se elige al presidente en Estados Unidos y de paso entendiendo que la democracia “modelo” del planeta adolecía de serias fallas.

Además, comprendieron la creciente importancia de Florida en la política estadounidense.

Cuatro estados en uno

El explosivo crecimiento del último medio siglo, que ha traído gran diversidad a su población y dado complejidad a los mercados electorales en los que se divide, Florida se ha convertido en el premio más preciado entre los llamados estados péndulo o swing state.

Por su comportamiento electoral Florida es cuatro estados en uno: un sur con tendencia demócrata, un centro cambiante y un oeste y norte de inclinación republicana.

Con sus 29 votos para el Colegio Electoral en el que se elige al presidente, la importancia de la península sólo es superada por California (55 votos) y Texas (38 votos) y está al mismo nivel de Nueva York.


Pero mientras esos estados tienen comportamientos históricos constantes - California y Nueva York votan demócrata, Texas vota republicano- Florida es un estado pendular, en donde las victorias no están aseguradas para ningún partido.

Lo demuestran los menos de 600 votos que le dieron la presidencia a Bush o el que el presidente Barack Obama ganara el estado por una diferencia menor al 1% en 2012.

En Florida conviven exiliados cubanos, grandes comunidades de otros países latinoamericanos, europeos y Puerto Rico, hay militares activos y pensionados venidos de varias partes del país.

Se trata de un estado complejo, con un mercado de medios moderno y competitivo que exige a las campañas hacer costosas inversiones en promoción.

Todas esas características lo hacen una verdadera vitrina nacional, un microcosmos electoral de estas primarias.

Estado mezclado

Hasta mediados del siglo XX, Florida era un estado consistentemente demócrata, después se hizo sólidamente republicano, como pasó con otras partes del sur del país como consecuencia de la filiación de los demócratas con el movimiento de derechos civiles, que les granjeó la antipatía de la población blanca.

Si se analiza el fenómeno desde las filiaciones de los principales funcionarios electos del estado se nota la mezcla.

Desde 1996, el estado ha votado tres veces por presidentes demócratas y dos por republicanos: la primera y estrecha victoria de Bush en 2000 y su segundo triunfo en 2004, aquella vez con por un convincente 5%.


En cuanto a gobernadores, en las últimas tres décadas 4 de los 6 gobernadores han pertenecido al partido Republicano, salvo el breve período de 2010 a 2011 cuando el gobernador Charlie Christ se declaró independiente, declinó buscar la reelección y se postuló al senado por Florida, elección que perdió frente a Marco Rubio.

Los senadores de Florida se dividen a partes iguales: un republicano, Rubio, y un demócrata, Bill Nelson.

En la cámara de Representantes el panorama es otro, porque de 27 congresistas, sólo 10 son demócratas.

En las elecciones de término medio de 2014, el gobernador Rick Scott logró la reelección con un margen de 1.1%, en lo que en otras partes del país fue un excelente día para el llamado Viejo Partido que logró controlar las mayorías en el Capitolio de Washington.

Ganar o perder

Para los republicanos ganar Florida es imprescindible, pero no tanto para los demócratas, por la manera como se distribuyen los votos del Colegio Electoral, donde los demócratas partes con una ligera ventaja.

Calendario de las primarias 2016 en EEUU
    • DELEGADOS
    • Republicanos
      • Trump
        0
      • Cruz
        0
      • Rubio
        0
      • Kasich
        0
      • Carson
        0
      1,237*
      Republicanos DELEGADOS
      Trump 0
      Cruz 0
      Rubio 0
      Kasich 0
      Carson 0
      Delegados necesarios para ganar
      la nominación republicana
      1,237
      *Delegados necesarios para ganar la nominación
    • Demócratas
      • Clinton
        0
      • Sanders
        0
      2,383*
      Demócratas DELEGADOS
      Clinton 0
      Sanders 0
      Delegados necesarios para ganar
      la nominación republicana
      2,383


Por ejemplo, si en 2012 el exgobernador de Massachusetts Mitt Romney hubiera ganado Florida, y otros importantes estados péndulo como Virginia y Ohio, habría logrado sólo 266 votos al Colegio Electoral, mientras Obama habría tenido 272, uno más de los que necesitaba para la reelección.

Para las venideras primarias, Hillary Clinton y Donald Trump son los favoritos para llevarse el triunfo en sus partidos, con una diferencia de alrededor de 20 puntos ante los segundos lugares, de acuerdo con el portal Real Clear Politics.

No es una buena señal para el “muchacho del patio”, Marco Rubio, quien tiene la obligación y la confianza de ganar en el estado que representan.

De hecho, de no lograrlo sus esperanzas de mantenerse en la carrera por la nominación como un candidato creíble habrán casi desaparecido.

Toda la cobertura del Debate Demócrata en univisionnoticias.com y para participar del debate desde tu móvil descarga el Univision Conecta App ( iOs y Android) y síguenos en Facebook Univision Política.

Porque en Florida se catapultan o se hunden candidaturas.

Más contenido de tu interés