Despidos

"Es inaceptable": despiden a tres trabajadores del incendio Paradise por tomar fotos de burla

La Policía investiga qué cargos presentar contra tres hombres que trabajaban para una compañía que recogía los escombros tras el devastador incendio Camp, en el norte de California, quienes publicaron fotos burlándose de los animales muertos y los restos de las propiedades de quienes lo perdieron todo.
17 Dic 2018 – 3:43 PM EST

Tres trabajadores de la compañía Bigge Crane and Rigging Co. que removían escombros del incendio Camp –que destruyó el pueblo de Paradise– fueron despedidos este fin de semana después de que uno de ellos publicara en su cuenta de Facebook fotos con sus compañeros burlándose de los restos que encontraban y hasta de animales muertos.

Jack Robert Freestone subió imágenes de él y otros dos trabajadores en las que simulaban utilizar un carro casa, un trampolín y otros objetos calcinados que encontraron, en los que hacían comentarios jocosos. Incluso posteó la foto de un gato muerto con una botella de cerveza en la boca y un mensaje que decí a "estaba aquí relajado con mis amigos, tomándome unas frías (cervezas), y BAM... el maldito incendio estalló".

En otra de las fotografías, Freestone está intentando sentarse encima de un buzón de correo en forma de camión de bomberos y escribió: "Hoy me monté en un camión de bomberos".

Luego de que estas publicaciones se empezaron a viralizar, la cuenta en Facebook del pueblo destruido, Town of Paradise, emitió un comunicado en el que denunciaba que este era un "comportamiento inaceptable y reprobable" e informaba que los líderes contactaron a la compañía a la cual pertenecían estos empleados para cortar relaciones laborales.

"El Departamento de Policía de Paradise está considerando cargos criminales", advirtieron.

La empresa Bigge Crane and Rigging Co., que fue contratada por la compañía de electricidad Pacific Gas and Electic Co. para quitar los árboles que estuvieran en el camino de los postes o cableado, calificaron lo sucedido como un "evento abominable" y señalaron que tres empleados habían sido despedidos por este incidente.

"El comportamiento de estos individuos no es consistente con los valores de nuestra compañía ni nuestro código de ética", escribieron en un comunicado. "Bigge lamenta que los residentes de Paradise y el condado se Butte hayan sufrido un indignante insulto durante un momento ya devastador a manos de estos tres individuos".

Los hechos no solo causaron indignación en la comunidad, sino que la Policía abrió una investigación para valorar si los involucrados rompieron alguna ley, dijo al diario Los Angeles Times el oficial Matthew Gates.

Gates indicó que su departamento policial está trabajando con los fiscales locales para revisar si pueden presentar cargos por vandalismo o profanación de una propiedad. Las autoridades también revisan si los empleados incumplieron las órdenes de evacuación cuando dejaron de trabajar para tomarse fotos.

El incendio Camp se dio por controlado el pasado 25 de noviembre, después de arder durante dos semanas y media en las que engullió la práctica totalidad de Paradise, una comunidad de unos 27,000 habitantes. Muchos de estos no han podido regresar a lo que qedó de sus casas, algunas de las cuales podrían haber sido objeto de burla de estos trabajadores.

Este voraz incendio en el norte californiano se convirtió en el más mortal de la historia del país en el último siglo y en el peor del estado. Las llamas calcinaron más de 153,000 acres en el condado de Butte y dejaron al menos 86 fallecidos.


Forenses buscan restos de víctimas en Paradise, la ciudad hecha cenizas en California (fotos)

Loading
Cargando galería
Publicidad