null: nullpx
Desde Silicon Valley

"Trump es un perdedor": los inversionistas más influyentes de Silicon Valley están hartos del republicano

Los capitalistas de la industria digital atacan las posturas antiinmigrantes y antimusulmanes del candidato tras su reacción a la masacre de Orlando.
16 Jun 2016 – 6:13 PM EDT

Donald Trump ya demostró en esta campaña que no se aguanta muy bien las críticas. Así que será mejor que nadie le acerque la columna que publicó este jueves Michael Moritz en el diario británico Financial Times.

“Él es, por los estándares de Silicon Valley —y para usar un epíteto que el señor Trump suelta con facilidad a cualquiera que desata su ira— ‘un perdedor’, tanto por lo que representa como por su desempeño en los negocios”, escribió Moritz, uno de los inversionistas más respetados en la industria de capital de riesgo y presidente de la influyente firma de inversiones Sequoia.


En otro pasaje del texto —titulado “Para Silicon Valley, Trump es un perdedor”—, Moritz llamó al candidato presidencial republicano “poco más que un embustero”.

Moritz —inversor en Google, LinkedIn, Kayak, PayPal, Yahoo y Zappos, entre otras— no es el único en levantarse contra Trump.

Varios de los inversionistas más influyentes y que han apoyado a las empresas digitales más exitosas elevaron el tono en sus declaraciones y en redes sociales. Aunque Silicon Valley es mayormente progresista, la reacción de Trump al ataque en Orlando parece haber inspirado críticas más duras, desde quien lo equipara con un dictador a quien dice que su postura antiinmigración lo “enferma del estómago”.

El único simpatizante de Trump conocido entre los inversionistas tecno es Peter Thiel, el polémico multimillonario que intenta llevar a la bancarrota al sitio de noticias Gawker.

Justamente, la inmigración de gente talentosa es uno de los valores que más defiende la industria tecno: Mark Zuckerberg, Bill Gates y otros crearon el grupo FWD.us para impulsar cambios a la ley migratoria. Y las propuestas de Trump de impedir que los musulmanes entren a Estados Unidos o construir un muro en la frontera con México desatan el desprecio generalizado en el Valle.

Historias de inmigrantes exitosos

Sin ir más lejos, Moritz, nacido en Gales, escribió en su columna: “Los ganadores de Silicon Valley son gente que hace algo de la nada. Muchos de ellos son la clase de gente que el señor Trump quiere impedir que entre a Estados Unidos y son víctimas de prejuicio y opresión”.

“Jan Koum, el fundador de WhatsApp, hizo filas con su madre para recibir estampillas de comida cuando llegó de Ucrania a Estados Unidos. Jerry Yang, el cofundador de Yahoo!, solo sabía una palabra en inglés —'zapato'— cuando llegó a los 10 años con su madre desde Taiwán. La familia de Sergey Brin, el cofundador de Google, huyó del antisemitismo en la Unión Soviética en los años 70. El gran Andy Grove, fallecido CEO de Intel, cruzó a pie la frontera entre Hungría y Austria en 1956”.

Moritz también escribió:

  • “Las mujeres y hombres de Silicon Valley le dan la bienvenida a las fronteras abiertas. No son nacionalistas que despiertan los recuerdos oscuros de las purgas, los pogroms, los años 30, los hombres fuertes latinoamericanos o los dictadores centroafricanos. Manejan sus compañías con ansias de reclutar a los mejores de todos, hayan nacido en Guadalajara o Chengdu, Hyderabad o Budapest, practiquen su religión en una mezquita o no. No ven a las mujeres como objetos para ser abusados o despreciados. Están dispuestos a competir con cualquiera, sea de China, México u otro lugar”.
  • “En Silicon Valley, el señor Trump tampoco recibe más que apenas una calificación aceptable por sus habilidades de negocios porque su desempeño real (...) es tan mediocre”.
  • “El señor Trump parece poco más que un embustero que le quita a los ricos (financistas a los que no les devuelve todo, socios a los que ha demandado) y también le quita a los pobres (estudiantes infelices de su Universidad Trump, inquilinos a los que habría acosado)”.

Moritz también recordó que Trump llamó a boicotear a Apple por su enfrentamiento con el FBI sobre un teléfono bloqueado y amenazó con iniciar una causa antimonopolio contra Amazon si es elegido presidente. Esto, porque el diario Washington Post, propiedad del fundador de Amazon Jeff Bezos, “publicó artículos que no le gustaron”.

"Me enferma del estómago"

Esta semana, otro de los inversionistas más seguidos en Silicon Valley habló, mal, de Trump. Marc Andreessen, en un evento de tecnología en San Francisco, también lo criticó por su postura antiinmigración.

Andreessen ya ha dicho que apoya a la demócrata Hillary Clinton en la campaña presidencial. Cuando la moderadora del evento le preguntó por qué la prefería antes que Trump, su respuesta fue: “¿ Esa pregunta es en serio?”


El inversionista, que fundó la influyente firma Andresssen Horowitz y es miembro del directorio de Facebook, recordó que más de la mitad de los hogares de la región hablan idiomas extranjeros y que la mitad de las startups tienen un fundador inmigrante.

“El Valle no estaría aquí, no estaríamos haciendo nada de esto si no tuviéramos el asombroso flujo de inmigrantes que hemos tenido en los últimos 80 años”, dijo. “Y la idea de ahorcar ese flujo me enferma del estómago”.

Más críticas en Twitter

Otros capitalistas del Valle usaron Twitter para ventilar sus críticas a Trump.

Keith Rabois, del fondo Khosla Ventures, pidió una especie de boicot de donantes republicanos a Trump: “Todos los grandes donantes republicanos deberían prometer nunca darle fondos a ningún candidato republicano a cualquier cargo que anuncie su apoyo a Trump”.


Paul Graham, fundador de Y Combinator, una de las aceleradoras de negocios más importantes, reaccionó cuando Trump pareció querer vincular al presidente Barack Obama con el ataque de Orlando.

“Esto es lo que hacen los dictadores”, escribió Graham.


Benedict Evans, socio de Andreessen Horowitz y uno de los inversionistas más respetados por sus análisis de los negocios digitales, prefirió burlarse de Trump.

“Es terrible cómo la gente sigue ensuciando a Trump al reportar con precisión lo que él dijo ayer a alguien más y ya se olvidó”.


Y, manteniendo la retórica agresiva, FWD.us, el grupo fundado por Zuckerberg y Gates, “celebró” el aniversario de la campaña de Trump con un artículo en que atacó su “demagogia incoherente antiinmigrante”.


Publicidad