null: nullpx
Desde Silicon Valley

El gobierno demanda a una startup de Silicon Valley por discriminación contra asiáticos

Palantir trabaja para espías y militares y fue fundada por Peter Thiel, el inversionista que apoya a Donald Trump. Ultraconservadores ven una venganza demócrata.
27 Sep 2016 – 5:20 PM EDT

El Departamento de Trabajo demandó a Palantir, una startup de tecnología de Palo Alto, porque según dijo "discriminó en forma sistemática contra postulantes de origen asiático" en sus contrataciones.

La demanda, presentada este lunes en Palo Alto, generó sorpresa porque los trabajadores de origen asiático son, junto con los de raza blanca, los grupos predominantes en la industria tecnológica. El propio gobierno federal asegura que son los hispanos y afroamericanos los que tienen una presencia menor de la que deberían tener en Silicon Valley.

Palantir es una de las empresas que atrae más curiosidad en la región por varias razones:

1) Es uno de los llamados 'unicornios', por haber alcanzado una valuación de más de 1,000 millones de dólares sin haber salido a Bolsa y en base a las inversiones que recibió.

2) Tiene entre sus inversionistas al polémico fundador de PayPal y seguidor de Donald Trump, Peter Thiel. También lo es la firma de inversiones creada desde la CIA, In-Q-Tel, ya que se dedica a análisis de datos de alta complejidad.

3) Finalmente, tiene muchos contratos con el gobierno federal, incluidas agencias de seguridad, inteligencia y militares como el FBI, el Ejército y el Comando Central de Operaciones de las fuerzas armadas.

Estos contratos están en riesgo, ya que el Departamento de Trabajo pedirá que sean cancelados y también que Palantir quede vedada de ellos en el futuro si no cambia sus procesos de reclutamiento.

"Los contratistas federales tienen la obligación de asegurar que sus prácticas y políticas de contratación estén libres de cualquier forma de discriminación", dijo Patricia Shiu, directora de la oficina que revisa el cumplimiento de estas normas, al anunciar la demanda. "Los contribuyentes de esta nación merecen saber que las compañías contratadas con fondos públicos les están dando oportunidades iguales a los postulantes".

Según la demanda, la empresa discriminó contra postulantes asiáticos a sus vacantes de ingenieros de software desde 2010 hasta la actualidad. En su proceso de reclutamiento, ellos eran "eliminados en forma rutinaria" al momento de revisar sus currículos o ser entrevistados por teléfono, "a pesar de que estaban tan capacitados como los postulantes blancos".

También, dice el documento, Palantir hacía la mayoría de sus contrataciones a través de "un sistema discriminatorio de referencias de sus empleados".

La empresa rechazó las acusaciones y dijo que el gobierno había basado su demanda en un análisis estadístico incorrecto de pocos procesos de reclutamiento. "Nos vamos a defender vigorosamente contra estas acusaciones", dijo al sitio de tecnología The Verge.

En el contexto del debate presidencial histórico del lunes, algunos tomaron la noticia como una señal política: el sitio ultraconservador de noticias Breitbart llamó la demanda "mezquina", como si fuera una revancha del gobierno demócrata contra alguien que apoya al candidato republicano. Muchos usuarios de redes sociales, claramente de ideología contraria al gobierno de Barack Obama, replicaron esa perspectiva.



Otros atacaron a Thiel por la presunta discriminación, dado que es conocido por algunas opiniones polémicas, como cuando escribió que el voto femenino había hecho imposible el desarrollo de una democracia capitalista. También publicó un libro llamado "El mito de la diversidad", donde aseguró que la multiculturalidad debilita a instituciones como su alma mater, la Universidad de Stanford.

"Una compañía cofundada y presidida por Peter Thiel podría estar discriminando en forma sistemática", dijo irónico el emprendedor y bloguero Anil Dash. "Imagínense".


Publicidad