publicidad
La empresa de Zuckerberg no resuelve su falta de diversidad tan rápido como otros desafíos, dicen los críticos.

Facebook no se toma la diversidad en serio, dicen latinos y afroamericanos de Silicon Valley

Facebook no se toma la diversidad en serio, dicen latinos y afroamericanos de Silicon Valley

La empresa no mostró avances en la contratación de minorías y dijo que era por falta de candidatos buenos. Las críticas fueron durísimas.

La empresa de Zuckerberg no resuelve su falta de diversidad tan rápido c...
La empresa de Zuckerberg no resuelve su falta de diversidad tan rápido como otros desafíos, dicen los críticos.

“Declaraciones ignorantes”. “Una total y absoluta basura”. “Facebook, Sin Excusas”.

La falta de minorías y mujeres en la industria tecnológica no es novedad. Pero Facebook se las arregló para, además de anunciar que en el último año fracasó en su meta de contratar mayores números de latinos y afroamericanos, desatar críticas furiosas cuando dijo que la culpa era de ellos.

Activistas, emprendedores y empleados tecnológicos de minorías explotaron en Twitter con el hashtag #FBNoExcuses (“Facebook, Sin Excusas”), luego que la directora de Diversidad de la empresa aseguró que el problema es que no hay suficientes personas de esas minorías con la educación necesaria para trabajar en la industria tecno.

“Queda claro que, en el nivel más básico, la representación apropiada en tecnología o cualquier otra industria dependerá más de que la gente tenga la oportunidad de aprender las aptitudes necesarias a través del sistema de educación pública”, escribió Maxine Williams, la ejecutiva. En el mismo comunicado, anunció que los latinos siguen siendo 4% de la empresa y los afroamericanos, 2%, igual que hace un año. Los latinos son 17% de la población del país y los afroamericanos, 13%.

Las mujeres subieron un punto porcentual, de 32 a 33%, dentro de la empresa de 13,500 empleados.

Al decir lo que dijo, Williams mandó el mensaje de que la culpa de no tener una fuerza laboral más diversa no es de Facebook. Pero los activistas que trabajan para combatir la homogeneidad de la industria tecno —donde la gran mayoría de los empleados son hombres y sobre todo de raza blanca o de origen asiático—, aseguran que los buenos candidatos sobran y que las empresas de Silicon Valley no se están tomando en serio su contratación.

publicidad

“No hay una escasez de talento, hay toneladas de latinos y latinas que se han graduado de las principales universidades en este campo”, dice a Univision Noticias Alberto Avalos, que dirige Code as a Second Language, un programa de la Hispanic Heritage Foundation dedicado justamente a ofrecerle candidatos latinos a las empresas tecno.

Un estudio de la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo asegura que los programas de ciencias de la computación de más alto nivel del país tienen 9% de graduados de minorías. Pero el promedio de empleados de minorías en las grandes compañías es de 5%.

Tierra de hombres blancos

Los críticos señalan que los ejecutivos tecno tienen una idea preconcebida de cómo deben ser sus empleados y que no suelen buscar fuera de los círculos sociales y universidades de donde proviene la mayoría de los que ya están adentro de la industria. Esto refuerza la presencia desproporcionada de hombres blancos y la idea de que solo los egresados de escuelas como Harvard o Stanford pueden ser programadores y gerentes de producto de alto nivel.

“El problema no es solo de Facebook, es un tema de toda la industria”, dice Avalos. “Casi todas las compañías están al mismo nivel que los números de Facebook, la población latina no se refleja en su fuerza laboral”.

La Comisión de Igualdad detectó que las 75 mayores compañías de Silicon Valley emplean más blancos y asiático-estadounidenses y más hombres que el promedio de las empresas del país.

publicidad

El programa LOFT (Latinos on the Fast Track) que conduce Avalos organiza eventos para profesionales latinos de tecnología y hace poco juntó a 350 de ellos en el campus de Stanford, en el corazón de Silicon Valley. La mitad eran estudiantes y la otra mitad ya trabajan en la industria tecno.

“Queremos mostrar a estas compañías que esta gente existe y que la tenemos ahí para ellos”, dice.

¿Lo quieren resolver?

La sensación que prima entre los activistas y los miembros de la industria interesados en el tema es que las grandes compañías podrían resolver el problema mucho más rápido si realmente quisieran. Después de todo, el ‘método Silicon Valley’ cuando algo no funciona es “moverse rápido y romper cosas” —el eslogan del fundador de Facebook, Mark Zuckerberg—.

Si Zuckerberg quisiera resolver este problema, tiene los recursos para hacerlo, dice la mexicana Laura I. Gómez, ex empleada de Twitter y YouTube y fundadora de la startup Atípica, que usa análisis de datos para conectar candidatos con empleos vacantes.

“Facebook —dice— tiene los mejores científicos de datos, expertos en machine learning (aprendizaje automático). No están usando a sus propios ingenieros para entender cómo impactar la diversidad”.

“Tienen a las mentes más brillantes y no utilizan ni siquiera una o dos para estos impactos”.

Falta de innovación... en Silicon Valley

Pero las grandes empresas de Silicon Valley no abordan este tema como suelen hacerlo cuando realmente quieren resolver un problema: destinarle recursos, crear prototipos de soluciones, probarlos y mejorarlos o cambiarlos, hasta que funcionen.

publicidad

“Tienen que hacerlo tal cual como cuando alguien hace un producto —dice Gómez, también integrante del grupo prodiversidad Project Include—. Un proceso de descubrimiento y después cambias el proceso, cambias el producto (...) No hace nada de eso, no utilizan la misma mentalidad de innovación para centrarse y enfocarse en este problema”.

Las empresas, agrega Avalos, reportan como positivas las medidas que creen resolverán la diversidad. Pero deberían concentrarse en los resultados, no en los métodos. Esa es otra máxima de los negocios modernos.

“Es una situación general en que quieren seguir haciendo lo que ya hacen —dice—. Están midiendo las tácticas, no midiendo los resultados (que ellas generan)”.

Una reacción furiosa

Un resultado que están generando es la reacción furiosa de los integrantes de la industria a quienes les interesa lograr más diversidad. Estos son algunos de los comentarios que hicieron:

Erica Joy Baker, ingeniera de software de la startup Slack e integrante de Project Include, llamó la declaración de Williams, la ejecutiva de Facebook, “total y absoluta basura”.


Y recordó que el “mito” de la falta de candidatos de minorías ha sido “completamente desmentido”.


“Facebook claramente no quiere hacer el trabajo (necesario). Y por eso insiste con esta mentira de la falta de candidatos”.

Kimberly Bryant, que dirige un programa que enseña programación a niñas afroamericanas, eligió tuitear fotos de ellas. “Estas son mis niñas. Son fantásticas, talentosas y dotadas. Son nuestro futuro”.


“Está claro como el agua que el talento está ahí afuera y ustedes no saben cómo encontrarlo, filtrarlo y retenerlo”, escribió Karla Monterroso, integrante de Code2040, otro grupo que lucha por la diversidad, en la plataforma de blogs Medium.

Tristan Walker, CEO de Walker & Company y uno de los emprendedores afroamericanos más reconocidos en Silicon Valley, simplemente tuiteó fotos de su equipo...

...y una lista de vacantes en su empresa:

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad