null: nullpx
Desde Silicon Valley

La falta de viviendas desencadena una feroz batalla legal en Silicon Valley

San José y Santa Clara quieren lo mismo: que la otra detenga un gran desarrollo comercial que traerá más trabajadores a una zona que no tiene dónde albergarlos.
7 Nov 2016 – 5:38 PM EST

Silicon Valley disfruta de un boom económico que atrae más comercios y oficinas. Pero, al parecer, nadie quiere construir suficientes viviendas para los empleados que tienen que atender esas tiendas y trabajar en esas empresas.

Tanto es así que dos ciudades vecinas en la región cuna de la tecnología, San José y Santa Clara, están enfrentadas en una guerra judicial en que cada una busca detener una gran obra comercial en el territorio de la otra.

Santa Clara presentó una demanda contra San José este viernes para detener el desarrollo de Santana West, informó el diario local Mercury News. Se trata de un nuevo centro comercial y de oficinas que busca imitar el éxito de Santana Row, un mall de lujo casi en la frontera entre las dos ciudades.

Santa Clara tiene alrededor de 120,000 habitantes y alberga el estadio Levi's, de los 49ers de San Francisco del futbol americano. Es pequeña comparada con San José, donde vive un millón de personas.

Pero en esta lucha de David contra Goliat fue justamente el gigante el que tiró la primera piedra.

En julio, San José había demandado a Santa Clara para que detenga el proyecto CityPlace, un megacomplejo similar.

Su argumento fue que el impacto regional de la obra era muy grande, especialmente porque la firma desarrolladora Related Companies espera que el proyecto cree 25,000 empleos pero no construirá viviendas para esa cantidad de gente. Agregará "no más de 1,360 unidades de vivienda", dijeron los funcionarios de San José en su demanda.

La escasez de viviendas es una de las caras de la desigualdad creciente en la región, donde los latinos son los que menos se benefician del bajo desempleo y el alto nivel medio de ingresos.

Esto ha empujado a muchas familias a regiones vecinas y, por lo tanto, ha llevado a que el tráfico sea cada vez peor. Un estudio reciente dijo que ya hay más personas que hacen un viaje de más de 90 minutos al trabajo que en Los Angeles.


Ahora, Santa Clara respondió con la misma munición. “San José nos obligó a hacer esto", dijo la alcaldesa de Santa Clara, Lisa Gillmor, al Mercury News. "Es un mal precedente esto de empezar a cuestionar lo que hacen otras comunidades, pero al parecer ahora se ha vuelto necesario". Agregó que Santana West crearía casi un millón de pies cuadrados de superficie para oficinas en el límite con Santa Clara.


Publicidad