Depresión

Cada día se suicidan 20 veteranos en EEUU

Este jueves se conocieron los resultados del mayor análisis que se ha realizado sobre la salud mental y el suicidio entre veteranos. Los investigadores esperan tener a fin de mes la cifra de cuántos de los que se quitan la vida son latinos.
7 Jul 2016 – 7:54 PM EDT

"Tengo un montón de pesadillas. Tengo un montón de pensamientos suicidas. Sigo recordando a mis amigos y pienso en cómo se verían si estuvieran vivos. Creo que [la guerra] fue un infierno y espero que nunca tengamos que pasar por algo así de nuevo”.

Así describió el veterano del ejército Robert John Chavez las secuelas que le quedaron de su participación en la Segunda Guerra Mundial a The Voces Oral History Project, una investigación de la Universidad de Texas que busca divulgar las contribuciones de los latinos y latinas en el servicio militar de Estados Unidos.

Chavez y su esposa nunca más pudieron dormir en la misma cama porque él la golpeaba cuando soñaba con Okinawa, Japón, donde estuvo “a punto” de morir un par de veces y una bala le rozó tan cerca el brazo que le rasgó la manga de la camisa.

La experiencia de Chavez no es, ni remotamente, única. Este jueves la oficina del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por su sigla en inglés) dio a conocer los resultados del mayor análisis que se ha realizado sobre la salud mental y el suicidio entre veteranos. Luego de estudiar información de 55 millones de ex combatientes de guerra de los años 1979 a 2014, las cifras son bastante desalentadoras: cada día 20 veteranos se quitan la vida en el país.

Aunque se trata de un ligero descenso desde la estimación previa del gobierno (El VA calculó en 2013 que una media de 22 veteranos se suicidaban cada día), las autoridades sanitarias federales evitaron concluir que la situación está mejorando. La disminución podría deberse a que la nueva base de datos es más completa y posiblemente ofrece una visión más fiel a la realidad.

"Veinte al día no es tan diferente de 22. Es de lejos demasiado alto", comentó el doctor David Shulkin, subsecretario de sanidad en el Departamento de Asuntos de Veteranos al ser contactado por Univision Noticias. "Como nación debemos centrarnos en que el número de suicidios de veteranos llegue a cero”, agregó.

Desde 2001, los suicidios en la población civil adulta aumentaron 23%, mientras que los suicidios de veteranos aumentaron 32% en el mismo período de tiempo. Esto hace que el riesgo de suicidio sea 21% mayor para los veteranos.

Aunque el VA ha registrado recientemente un aumento en las solicitudes de atención médica de veteranos, conforme regresan de conflictos en el Medio Oriente, los datos del nuevo estudio indican que la mayoría de los suicidios afectan a veteranos de más edad. Cerca de dos tercios de los veteranos que murieron por suicidio tenían 50 años o más. La tendencia es especialmente marcada en el caso de las mujeres veteranas, ya que su riesgo de suicidio es 2,4 veces mayor que entre las civiles.

Aún no hay datos sobre los veteranos hispanos que se suicidan

Todavía no hemos hecho una diferenciación por etnicidad de los datos, pero esa información estará disponible a final de mes”, dijo Shulkin a Univision Noticias cuando fue interrogado sobre la cifra exacta de cuántos de los veteranos que se quitan la vida son hispanos.

Esto será significativo , ya que recientemente“ la VA no ha hecho ningún estudio específico dirigido en concreto a los hispanos veteranos. No existen números o datos que nos permitan determinar las características específicas de esta población en particular”, comentó a Univision Noticias Xiomara A. Sosa, psicóloga y veterana de las fuerzas aéreas y el ejército que dirige la organización sin fines de lucro de apoyo a los veteranos You Are Strong!.

Los latinos constituyen aproximadamente 6% de los veteranos militares de Estados Unidos, según un informe de septiembre de 2014 del National Center for Veterans Analysis and Statistics. Un número que se espera se duplique en los próximos 10 años, según el Veterans Affairs Center for Minority Veterans.

Estadísticas previas de la oficina de Veterans Affairs han mostrado que, contrariamente a lo que se cree, los veteranos hispanos tienen una menor tasa de desempleo, de no asegurados y de pobreza que los veteranos no hispanos. También tienen una actitud más positiva frente a la terapia para enfrentar a las enfermedades mentales. Y, según un pequeño estudio de 2012 de la VA que excluyó estados como California y Texas, se suicidan significativamente menos que su contraparte no hispana (91.4% vs 1.6%).

Sin embargo, los latinos, y en especial los veteranos latinos, enfrentan otro tipo de retos, que podría influir en el número de suicidios como lo son las barreras idiomáticas, socioeconómicas y el miedo a ser deportados.

Se sabe que el año pasado 16.9% de los latinos civiles tuvo una enfermedad mental diagnosticable. “En general, la población hispana tiene un alto riesgo de padecer una variedad de problemas de salud mental”, añadió Sosa.

El valor de la prevención


Shulkin comentó que hasta ahora la medida más exitosa para prevenir el suicidio entre veteranos es identificar tempranamente la presencia de factores de riesgo. Los datos oficiales indican que las personas que reciben atención de salud mental del VA son menos propensas a suicidarse que aquellos que no la reciben. De hecho, desde 2001 la tasa de suicidios entre los veteranos estadounidenses que utilizan los servicios de VA aumentó en 8,8%, mientras que la tasa de suicidios entre los veteranos que no utilizan los servicios de VA aumentó en 38,6%.

Shulkin también aprovechó la oportunidad para anunciar que el Departamento contrató el año pasado 446 médicos y 80 psiquiatras nuevos y que incorporarán 60 empleados a la Línea de Crisis para Veteranos, disponible en VeteransCrisisLine.net, el teléfono 1-800-273-8255 o el 838255 (en inglés), por mensajería de texto, para conectar con la línea directa para suicidas.

Es crítico, afirmó Shulkin, desestigmatizar la terapia para que la gente se sienta cómoda al pedir ayuda. También tomarse el tiempo de educar a los veteranos acerca de los problemas de salud mental, incluyendo la gama de tratamientos disponibles, los beneficios de los servicios, los diferentes diagnósticos, así como el “trabajar en aumentar la eficacia de los tratamientos”.


Publicidad