Crisis económica

Senado de EEUU aprueba el plan de ayuda fiscal para Puerto Rico

El proyecto, que crea una junta fiscal externa y daría herramientas al gobierno de la isla para reestructurar su deuda, había recibido a inicios de junio luz verde en la Cámara de Representantes.
29 Jun 2016 – 7:40 PM EDT

El Senado de Estados Unidos aprobó este miércoles un plan de ayuda fiscal para Puerto Rico, un territorio estadounidense que está sumido en una pesada deuda y una profunda recesión económica.

El proyecto, conocido bajo el nombre de PROMESA, propone crear una junta externa que ayude a manejar las finanzas del gobierno, y daría a la isla las herramientas para reestructurar una deuda que se acerca a los 70,000 millones de dólares. Fue aprobado en una votación 68 contra 30, de acuerdo a la agencia Reuters.

El plan había recibido el 9 de junio pasado el visto bueno de la Cámara de Representantes. La medida pasará ahora al despacho del presidente Barack Obama.

"Saludo a los demócratas y republicanos en el Senado por votar para abordar la crisis económica en Puerto Rico, brindando el apoyo que necesita para reestructurar su deuda, garantizar los servicios públicos y proveer protección a los pensionados”, dijo el mandatario en un comunicado.

“Este proyecto de ley no es perfecto, pero es un paso crucial hacia la recuperación económica y para restablecer la esperanza de millones de estadounidenses para los que Puerto Rico es su casa”, agregó.


En la práctica, la junta fiscal aprobada por el Congreso podrá vender bienes del gobierno de la isla, despedir empleados y fusionar agencias públicas con el objetivo de encarrilar las finanzas de Puerto Rico, cuya economía atraviesa por una recesión desde hace casi una década.

"Proceso impulsado por Wall Street"

El plan ha sido criticado por líderes puertorriqueños en la isla y en Estados Unidos, aunque recibió el apoyo de otras figuras prominentes como el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi.

Quienes lo han rechazado, como el representante por Illinois Luis Gutiérrez, afirman que los puertorriqueños no podrán elegir a los siete integrantes de esta junta fiscal, que estará por encima de cualquier ley territorial.

Poco antes de la votación final en el Senado, Gutiérrez dijo en un comunicado que la Cámara Alta decidió tomando en cuenta la fecha del próximo vencimiento de la deuda puertorriqueña, lo que "supone mayor evidencia de que este proceso ha sido impulsado por las demandas de Wall Street, no por las necesidades legítimas del pueblo de Puerto Rico para mantener las escuelas abiertas y los hospitales funcionando".

Potencial impago de bonos clave

Los que lo apoyan, como la virtual candidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, esgrimen que el plan evita un colapso fiscal en la isla.

“El proyecto de ley aprobado hoy por el Senado es la mejor opción que tenemos en este momento para evitar una crisis fiscal el 1ro de julio.El proyecto no es para nada perfecto y continúo teniendo serias preocupaciones sobre algunas de las provisiones. Es por eso que a medida que la ley se implemente yo continuaré estando del lado del pueblo de Puerto Rico", dijo la ex secretaria de Estado en un comunicado.

Dado que fue aprobado antes del 1 de julio, el plan protegería a la isla de las potenciales demandas de acreedores si, como se espera, incumple ese día con el pago de 2,000 millones de dólares de su deuda.

Esos papeles son conocidos como los bonos de obligación general (GO's en inglés). Son clave para el mercado, pues están amparados por la Constitución, donde se estipula que su pago es prioritario para el Gobierno puertorriqueño.

Lea también:


Publicidad