Crisis económica

Cámara de Representantes de EEUU aprueba un plan de ayuda fiscal para Puerto Rico

El proyecto, que obtuvo luz verde en la Cámara Baja en una votación 297 contra 127, crea una junta fiscal externa y daría herramientas al gobierno de la isla para reestructurar su deuda.
9 Jun 2016 – 6:45 PM EDT

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó este jueves un plan de ayuda fiscal para Puerto Rico, un territorio estadounidense que está sumido en una pesada deuda y una profunda recesión económica.

El proyecto, conocido bajo el nombre de PROMESA, propone crear una junta externa que ayude a manejar las finanzas del gobierno, y daría a la isla las herramientas para reestructurar una deuda que se acerca a los 70,000 millones de dólares. Fue aprobado en una votación 297 contra 127.

"La Cámara de Representantes ha evitado hoy que la crisis fiscal de Puerto Rico escale y se convierta en una catástrofe humanitaria", dijo el representante Rob Bishop, líder del Comité de Recursos Naturales que redactó el proyecto de ley. "Esta ley le brinda a Puerto Rico las herramientas para imponer disciplina sobre sus finanzas".

El plan ha sido criticado por líderes criticado por líderes puertorriqueños en la isla y en Estados Unidos, aunque recibió el apoyo de otras figuras prominentes como el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi.

"La ley PROMESA divide a nuestra comunidad", dijo a Univision Noticias Edwin Meléndez, director del Centro de Estudios Puertorriqueños de Hunter College, en Nueva York. "Hay grandes líderes a favor, como José Serrano y Nydia Velázquez, pero hay otros en contra, como Luis Gutiérrez y (la presidenta del concejo municipal de Nueva York) Melissa Mark-Viverito".

Apoyo y rechazo

Velázquez, una congresista puertorriqueña de Nueva York, votó a favor de la propuesta pero expresó preocupación por el poder especial que tendría la junta fiscal, a la que catalogó como "ofensiva". Al defender su voto el jueves, dijo: "Simplemente no nos quedan otras opciones políticas viables".

En la práctica, la junta fiscal propuesta por el Congreso podrá vender bienes del gobierno de la isla, despedir empleados y fusionar agencias públicas con el objetivo de encarrilar las finanzas de Puerto Rico, cuya economía atraviesa por una recesión desde hace casi una década.

La idea de dar ese poder a un grupo que no será electo por los puertorriqueños fue lo que llevó a Gutiérrez, un representante de Illinois de padres puertorriqueños, a votar en contra de la propuesta, según dijo el jueves.

"Estamos involucrados hoy en una actividad totalmente no democrática en la democracia más amplia de Estados Unidos", exclamó en el pleno de la Cámara. "Estamos debatiendo cómo vamos a quitarle poder a la gente que ya no tiene poder de por sí".

De ser aprobada por el Senado antes del 1 de julio, PROMESA protegería a Puerto Rico de las potenciales demandas que presenten sus acreedores si, como se espera, incumple con el pago de 2,000 millones de dólares en su deuda.

El Gobierno del presidente Barack Obama había pedido al Congreso que actuara para afrontar la aguda crisis económica de la isla, que también tiene pasivos por unos 30,000 millones de dólares.

En una entrevista con Univision Noticias en abril, el secretario del Tesoro, Jacob Lew, afirmó que "la alternativa a la acción legislativa que permitiría a Puerto Rico reestructurar su deuda por medio de uan junta de supervisión es el caos para 3.5 millones de estadounidenses".



Asimismo, la virtual candidata demócrata a la presidencia, Hillary Clinton, había dicho que este proyecto ayudará a que los puertorriqueños no sufran las consecuencias de la prolongada crisis.

Lea también:


Publicidad