null: nullpx
Muertes

Un sacerdote, principal sospechoso de la muerte de un estudiante mexicano con quien tenía una "relación cercana"

Las autoridades mexicanas indicaron que se trata de un religioso centroamericano, identificado como Francisco 'N', y anunciaron que emitieron una alerta migratoria para impedir que salga del país. Leonardo Avendaño, un joven seminarista de 29 años, apareció muerto por asfixia en su auto a las pocas horas de desaparecer la semana pasada.
19 Jun 2019 – 12:49 PM EDT

Las autoridades mexicanas señalaron como sospechoso por la muerte del joven seminarista Leonardo Avendaño, cuyo cadáver apareció la pasada semana en la capital del país, a un sacerdote centroamericano que mantenía una "relación cercana" con el estudiante.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México especificó este martes en conferencia de prensa que el sospechoso se encuentra en paradero desconocido.

Los investigadores identificaron al sacerdote como Francisco 'N' y emitieron una alerta migratoria para impedir que salga del país.

Investigación abierta

Ernestina Godoy, procuradora General de Justicia de la Ciudad de México, aseguró que la investigación sigue abierta y continúan analizando documentos y videos del caso.

La titular de la PGJCDMX especificó que no descartan otros sospechosos, aunque están primando la vía del sacerdote. “Es una de las líneas, porque tenían una relación muy cercana (…) es un padre el que estaba ahí”, añadió.

La funcionaria local explicó que particularmente en este caso, las imágenes de las cámaras de seguridad han servido para avanzar en las pesquisas.

Godoy comentó que el Ministerio Público aún no ha solicitado una orden de aprehensión contra el sospechoso, aunque especificó que se hará en breve.

Muerte por asfixia

De acuerdo con los datos recabados, el pasado martes 11 de junio, Leonardo, de 29 años, salió de su casa en la alcaldía Iztacalco, en el sur de la capital, para ir a la iglesia, según un comunicado de la PGJCDMX.

Según varios testigos, el estudiante subió a su auto Chrevrolet, de color gris, y desde entonces se le perdió la pista. Las autoridades señalaron que los familiares jamás reportaron un posible secuestro o pago de rescate, como en el caso del estudiante Norberto Ronquillo, quien fue secuestrado y finalmente asesinado. Ante esta situación, “de inmediato se activaron los protocolos correspondientes para su búsqueda y localización”.

Cuando la familia se encontraba realizando los trámites ante Fiscalía Especializada en la Búsqueda, Localización e Investigación de Personas Desaparecidas (Fipede), recibió una llamada por la que indicaron que el vehículo había sido localizado. En el interior del auto se encontró el cadáver de Hugo Leonardo, quien había muerto por asfixia.

El comunicado de la PGJCDMX subrayó que el seminarista había fallecido "de 1 a 4 horas antes de su hallazgo".

La muerte de este estudiante ocurrió solo varios días después del secuestro y asesinato de Ronquillo, otro estudiante de 22 años, quien tras salir de la Universidad del Pedregal el 4 junio, también en la capital mexica, desapareció. Sus restos fueron encontrados el lunes pasado con huellas de tortura en una zona rural de Xochimilco, también al sur de la ciudad.

Mira también:

"No es justo": lágrimas e indignación en la misa por Norberto Ronquillo, el estudiante mexicano asesinado

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:MuertesMexicoAsesinatosCriminalidad y Justicia
Publicidad