null: nullpx
Tiroteos

“Tenía un futuro brillante”: una joven maestra muere asesinada y deja un huérfano de 5 años

Nancy Magaña fue baleada durante la madrugada del sábado, dos semanas después de comenzar a trabajar como profesora en una secundaria de San Bernardino, California. La policía busca al sospechoso del crimen y aún no ha revelado su descripción ni ha dado información sobre sus posibles motivos.
19 Ago 2019 – 5:47 PM EDT

LOS ÁNGELES, California.- Nancy Magaña recién había cumplido su sueño de ser maestra hace dos semanas. En la madrugada del sábado, la joven profesora de 24 años murió asesinada de varios disparos: manejaba su camioneta, acompañada de su hijo de cinco años y de su novio, y al detenerse cerca de un parque de San Bernardino, California, un hombre les disparó y la hirió de muerte.

La Policía todavía busca al sospechoso del crimen y aún no ha proporcionado su descripción, ni ha revelado el posible motivo de la balacera, que ocurrió alrededor de las 2:00 am, en la esquina de las calles 30 y Flower, cerca del parque Delmann Heights.

Nancy Magaña fue traslada a un hospital, tan pronto la Policía llegó a escena, y allí la declararon muerta. Tanto su hijo de cinco años, como su novio, resultaron ilesos.

“Nancy será recordada como una nueva maestra muy amable y dedicada (…) Su vida fue arrebatada trágicamente la madrugada del sábado en un acto de violencia cobarde”, lamentó el Distrito Escolar Unificado de la Ciudad de San Bernardino en su cuenta de Twitter. “Enviamos nuestras sinceras condolencias a todos los que han sido afectados por la muerte de Magaña”, agrega el mensaje.


Hace apenas dos semanas, Magaña comenzó a trabajar como profesora de matemáticas del séptimo grado y entrenadora del equipo de volibol de la secundaria Del Vallejo en San Bernardino.

Logró obtener un título en la Universidad Estatal de California en San Bernardino (CSUSB) a la vez que desempeñaba varios trabajos y cuidaba de su hijo, como madre soltera. Con su sueldo pagaba sus estudios y ayudaba económicamente a su familia. En sus ratos libres jugaba al futbol o era árbitro.

“Ella vivía de cheque en cheque, yendo a la escuela y estudiando para obtener sus credenciales como profesora”, dijo su hermana mayor María Magaña al periódico Los Angeles Times. “Es por eso que estamos tan angustiados. Ella significó mucho para tanta gente”, agregó.

Su hermana la describe como una mujer inteligente, amable, amorosa, con sentido del humor y dedicada a su hijo, y dice que su mayor anhelo era impartir clases en una secundaria para motivar a sus estudiantes adolescentes. “Imagina cuántos niños ella pudo haber alcanzado. La cantidad de vidas (impactadas) es incontable”, señaló María Magaña a Los Angeles Times.


Este lunes, los alumnos y compañeros de la maestra Magaña regresaron a la escuela Del Vallejo aún conmocionados por lo ocurrido. La directora del plantel, Toni Woods, lloró recordándola: “Estaba tan emocionada. Estuvo aquí un par de semanas antes de que la escuela comenzara a preparar su salón de clases. Le dije: 'No necesita gastar tu propio dinero’, pero lo hizo para tener las cosas listas”, contó Woods al canal KTLA.

También contó que Magaña conectó de inmediato con sus colegas y que tenía la capacidad de hacer que las Matemáticas le interesaran a los estudiantes.

“Tenía un futuro brillante por delante”, lamentó Woods a la televisora local. “Simplemente rompe todos nuestros corazones”.

En fotos: Tras perder a su esposa en el tiroteo de El Paso, cientos lo acompañan a darle el último adiós

Loading
Cargando galería
Publicidad