null: nullpx
Estafa y Fraude

La inmigrante que estafó miles de dólares haciéndose pasar por millonaria verá su vida en Netflix (pero quizás no cobre por ello)

La compañía de streaming decidió hacer una serie sobre Anna Sorokin, mejor conocida como Anna Delvey, condenada por hacerse pasar por una heredera rica y estafar a bancos, hoteles y amigos. Pero la fiscalía de Nueva York invocó ante un juez una ley local que limita la cantidad de dinero que los criminales pueden obtener de sus crímenes.
23 Jul 2019 – 02:03 PM EDT

Su vida real es, de por sí, un guion perfecto para una serie de ficción: la hija de un camionero se hace pasar por una rica heredera alemana, para lo cual cambia de nombre, viste ropa costosa, da jugosas propinas, y así viaja por el mundo y se aloja en hoteles de lujo estafando a amigos, bancos y hoteles. Hasta que se descubre toda la mentira y cae presa.

Shonda Rhimes (creadora de las exitosas series “Grey’s Anatomy” y “Scandal”) y Netflix vieron rápidamente el atractivo de la historia y anunciaron que crearían una serie de televisión basada en Anna Sorokin, mejor conocida como Anna Delvey, quien fue declarada culpable de hurto mayor y robo de servicios y sentenciada en mayo a entre cuatro y doce años de prisión. Se enfrenta además a la deportación a Alemania tras cumplir su condena y salir libre.

Este lunes, invocando una ley estatal que prohíbe a los criminales beneficiarse de su propia notoriedad, los fiscales pidieron a un juez de Nueva York que impida que Sorokin se aproveche de la anunciada producción de Netflix, con la que ha firmado un contrato por los derechos de su ahora infame historia de vida

La Oficina del Fiscal General de Nueva York recientemente impugnó el contrato firmado en 2018 entre Sorokin y la corporación mediática por 70,000 dólares más las regalías, alegando que el dinero debe ser entregado a los bancos y hoteles de Manhattan a los que defraudó al proporcionar registros financieros falsos y una identidad falsificada. De momento, esta cantidad está retenida por el juzgado.

Según archivos de la corte, primero reportados por The New York Post, muestran que Sorokin, de 28 años, recibió de Netflix un anticipo de 30,000 dólares que fueron a parar a su abogado defensor, Todd Spodek.

Los fiscales dijeron que Sorokin "no tenía ni un centavo cuando la detuvieron". Pero un juez le ordenó pagar casi 200,000 dólares por perjuicios después de su condena, incluyendo un préstamo de 100,000 dólares que no pagó al City National Bank, indicó la AP.


Sorokin vivía en habitaciones de hotel lujosas en la ciudad de Nueva York que no podía costear. A una amiga le prometió un viaje todo pagado a Marruecos y luego le endosó la factura por 62,000 dólares. También dio declaraciones bancarias falsas en busca de un préstamo de 22 millones de dólares, según lo alegó la fiscalía en Manhattan.

Ella misma ha admitido que estafó a varias personas y negocios por 275,000 dólares en una odisea de 10 meses, durante los cuales viajó por Estados Unidos y a Marruecos.

Después de su arresto en octubre de 2017, la fiscal Catherine McCaw explicó que se hacía pasar por "una heredera alemana con una riqueza de aproximadamente 60 millones de dólares que estaban en cuentas del extranjero”.

Una vida de lujos

Usaba lentes de sol de la marca francesa Céline, sandalias de la firma italiana Gucci y hacía compras de lujo de Net-a-Porter y Elyse Walker. Presumía de dar billetes de 100 dólares a los conductores de Uber y a los conserjes de hoteles.

A las personas que estafó les contaba que su padre era un diplomático, un magnate petróleo y un empresario importante de paneles solares. En la vida real, su padre -dijo a la revista New York- trabajó como camionero y actualmente opera un negocio de calefacción y aire acondicionado.

Como afirmó la fiscal McCaw, “nació en Rusia y no tiene un centavo a su nombre hasta donde podemos determinar”.

Esta inmigrante se hizo pasar por rica y estafó miles de dólares. Ahora pasará como mínimo 4 años en prisión

Loading
Cargando galería


Más contenido de tu interés

Actualizaciones importantes Hemos actualizado nuestra Política de Privacidad a partir del 19 de febrero de 2020.