null: nullpx
Abuso de Autoridad

Hondureña demanda a un exagente de ICE al que acusa de violarla durante siete años bajo amenaza de deportarla

La víctima, que interpuso el sábado una demanda contra el exfuncionario, quedó embarazada tres veces aunque siempre se practicó abortos. La mujer que vivía en Connecticut, intentó suicidarse en cuatro ocasiones. Está pidiendo una compensación de 10 millones de dólares.
23 Oct 2019 – 1:48 AM EDT

Una mujer hondureña que vivía en Connecticut interpuso una demanda contra un exagente de inmigración al que acusa de haberla violado hasta cuatro veces por semana durante siete años, bajo amenaza de deportala a ella y a toda su familia.

La mujer, cuyo nombre se mantuvo anónimo en la querella, demandó el sábado al Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, al Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) y al exagente de ICE Wilfredo Rodríguez. Pide 10 millones de dólares como indemnización.

“Mi único comentario es que mi cliente tenía una opción: cooperar con el ICE o ser deportada con su familia”, dijo George Kramer, el abogado de la mujer, en un correo electrónico obtenido por la AP.

Sigue en un estado psicológico muy frágil. No sólo está pidiendo compensación por el daño físico y emocional que sufrió, sino cambiar la manera como tratan a quienes cooperan con el ICE aquellos que están en un posición de poder y con frecuencia ejercen control total sobre la capacidad de permanecer en Estados Unidos”.

La hondureña, que quedó embarazada en tres ocasiones de su supuesto agresor, aunque siempre abortó, intentó suicidarse en cuatro ocasiones.

Un vocero del ICE dijo que no comentaría sobre el litigio, pero confirmó que Rodríguez ya no trabaja para la agencia. El Departamento de Seguridad Nacional no respondió de momento una llamada en busca de comentario sobre la querella.

No está claro si Rodríguez cuenta con un abogado que hable en su nombre y tampoco se encontró su número telefónico.

'El lobo' y sus constantes amenazas

La mujer conoció por primera vez a Rodríguez en 2006 después de que su hermano fue arrestado por entrar sin autorización a Estados Unidos, según la demanda.

Rodríguez se enteró que también ella vivía en el país sin autorización y le dijo que para evitar ser deportada, tenía que convertirse en informante y ayudar a la agencia a ubicar a criminales para ser deportados. Según la demanda, ella hizo su trabajo y señaló al ICE a tres hombres que vivían sin autorización en Estados Unidos y que habían apuñalado a su esposo.

Sin embargo, eso no le bastó a Rodríguez.

En un momento, mientras intentaba ubicar a alguien en 2007, Rodríguez le dijo a la mujer que fuera a un motel e intentó tener relaciones sexuales con ella. Cuando se negó, él cubrió su boca, la arrojó sobre la cama, puso su arma de fuego junto a ella y dijo que si abría la boca, la usaría, según la demanda. Entonces, la violó.


Rodríguez se hacía llamar 'el lobo' y le decía a su víctima que él era el motivo por el cual ella y su familia no habían sido deportadas, señala la demanda.

La mujer afirma que quedó embarazada de Rodríguez en 2007, después en 2009 y una tercera vez en 2013. En las tres ocasiones se practicó un aborto y Rodríguez pagó uno de ellos.

“No había duda” de que estaba embarazada de Rodríguez y no de su esposo, dice la demanda.

El abuso continuó. Él la obligó a hacerle sexo oral, a participar en “comportamiento sexual aberrante” y constantemente la amenazaba con matarla a ella y a su familia, señala la demanda.

En 2014, mientras trabajaba en una construcción, recibió una llamada. Era Rodríguez que exigía verla, y ella sabía que era para tener sexo. Estaba tan agitada que se cayó de una escalera después de terminar la llamada y se lastimó seriamente el cuello, espalda y costillas.

Fue sometida a cirugía e intentó usarlo como una excusa para no ver a Rodríguez pero, según la demanda, eso no lo desanimó.


Después él le dijo que dejaría la agencia, pero que si le contaba a alguien lo sucedido, “ella y su familia pagarían”.

La mujer finalmente contó su historia el año pasado cuando solicitó asilo su padre, quien vive en Estados Unidos y temía ser deportado por los contactos de ella con el ICE. Contó su historia a un agente que la buscó en relación a la solicitud de su padre, según la demanda. El funcionario le sugirió que consultara su caso con un abogado.

Tom Carson, vocero de la fiscalía federal en Connecticut, dijo que no podía comentar sobre si ya hubo o habría una investigación criminal.

Protestan contra centro de acogida de niños inmigrantes en San Antonio

Loading
Cargando galería
Publicidad