null: nullpx
Abuso Infantil

Cucarachas y otros insectos salieron de la mochila de su hija en el comedor escolar: madre enfrenta cargos por negligencia

De acuerdo con el reporte del sheriff de Santa Rosa, Florida, Jessica Nicole Stevenson mantenía a sus cinco hijos en una vivienda con comida podrida, repleta de excremento de gato y pedazos de vidrios rotos. La mujer asegura que no los ha maltratado.
12 May 2019 – 1:32 PM EDT

Autoridades de una primaria en Florida notaron que una de sus estudiantes de segundo grado llevó la misma ropa por una semana. La niña parecía deprimida y, en una oportunidad, cientos de cucarachas y otros insectos salieron de su bulto en el comedor escolar.

Luego de una investigación, oficiales de la escuela y el sheriff del Condado de Santa Rosa hallaron que la madre de la niña y otros cuatro hijos estaban viviendo en condiciones deplorables, según un reporte judicial obtenido por Univision Noticias.

Jessica Nicole Stevenson, de 33 años, fue arrestada a principios de mayo y enfrenta cinco cargos de negligencia infantil. Pagó la fianza de 12,500 dólares un día después de su detención, de acuerdo con el registro en línea de la cárcel de Santa Rosa.

Cuando, a mediados de abril, la escuela le ofreció ropa limpia a la niña para que se cambiara, notaron que la menor ni siquiera portaba ropa interior sino un traje de baño sucio.

La maestra de la niña le dijo además a las autoridades que en el pasado ya había reportado el caso al Departamento de Familias y Niños de Florida (DFC, por sus siglas en inglés), pues notó que la niña no se bañaba. También le contó que no podía dormir porque se había pasado a la cama con su madre porque hacía varios días había vomitado la suya.

"Obviamente, el vómito no había sido limpiado", señalan los documentos.

Los agentes del sheriff que visitaron el hogar en Milton aseguran que los pisos de la vivienda en la que Stevenson mantenía a sus cinco hijos menores de edad estaban repletos de excrementos de gato. También encontraron vidrios rotos. Reportaron ver cucharachas saliendo del lavadero de la cocina y en otras áreas de la casa.

"No soy una mala madre, hago lo que puedo"

Según los documentos, también notaron que no había comida en los gabinetes, y la leche y los huevos que estaban en la nevera se habían podrido.

En los clósets no encontraron ropa limpia, pero sí montones de prendas sucias en el garage de la casa y bolsas de basura en la jardín.

Según el reporte del sheriff DFC ya había visitado la casa, pero no encontró que cumplía con su criterio para remover a los menores.

Stevenson fue entrevistada por la televisora Weartv.com y aseveró que nunca ha maltratado a sus niños.

"No soy una mala madre, hago lo que puedo. Trabajo duro", señaló.

Según ella, la oficina del sheriff la ha tratado "injustamente", quien está haciendo lo mejor que puede con un salario mínimo para mantener a los cinco niños.

Los agentes que visitaron la casa destacaron en su reporte que la habitación de Stevenson estaba "insualmente limpia, con un mínimo de cucarachas. El clóset estaba full de ropa y hasta tenía bolsas de snacks, una televisión pantalla plana y sábanas".

Stevenson deberá presentarse ante un juez el 30 de mayo.

Ve también:

Entre basura y excrementos: así vivían los 10 hijos de una pareja acusada de tortura y abuso infantil

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Abuso InfantilNegligenciaFlorida
Publicidad