null: nullpx
Abuso Policíaco

Imputada por asesinato la policía que disparó a un hombre negro varado en una vía de Oklahoma

Un fiscal distrital informó de los cargos presentados este jueves contra la agente Betty Shelby por el incidente en el que murió Terence Crutcher. La oficial quedó en libertad tras una fianza de 50,000 dólares.
22 Sep 2016 – 5:04 PM EDT

La oficial que disparó contra un afroamericano en Tulsa, Oklahoma, fue imputada este jueves por cargos de homicidio imprudente en primer grado, informó un fiscal.

El fiscal distrital Steve Kunzweiler informó de los cargos contra la oficial Betty Shelby durante una rueda de prensa.

Shelby, que se entregó por propia voluntad a las autoridades, fue puesta en libertad tras el pago de una fianza por 50,000 dólares, informó la AP.

Terence Crutcher, de 40 años, murió a manos de la Policía el pasado viernes. Viajaba en su camioneta y su vehículo se averió en un paraje boscoso.



Un video grabado por el helicóptero de la policía y por las patrullas en el lugar mostraron a Crutcher levantar sus manos, caminar hacia un carro e inclinarse sobre él. Luego, fue neutralizado con una pistola Taser por un segundo oficial en el lugar, Tyler Turnbough, y recibió un disparo de Shelby.

Tras la muerte, los abogados de la familia calificaron la grabación como "inquietante" y acusaron a los uniformados de permitir que Crutcher se desangrara por no atenderlo tras el impacto de bala.

El jefe de la policía de Tulsa, Chuck Jordan, dijo que el incidente era "muy preocupante y difícil de mirar". Además, ya había asegurado que el hombre negro estaba desarmado y que tampoco tenía pistola alguna en su carro.

El abogado de la agente Shelby, Scott Wood, explicóque el hombre afroamericano se comportaba erráticamente, que se negó a cumplir las órdenes policiales y que su defendida estaba preocupada porque el hombre no dejaba de tocarse el bolsillo como si llevara un arma. Según su versión, Crutcher entraba por la ventana del vehículo cuando recibió el disparo. Los oficiales pensaron que buscaba un arma.

Por su parte, el abogado de la familia del fallecido señaló que este no cometió ningún delito y que tampoco dio a los agentes algún motivo para dispararle.

La policía y su compañero, Tyler Turnbough, ya habían sido suspendidos.

Esta decisión judicial se da en días en que el tema del abuso policial vuelve a generar protestas. Las calles de la ciudad de Charlotte, en Carolina del Norte, estuvieron convulsionadas este martes y miércoles por manifestaciones tras la muerte de otro afroamericano, Keith Lamont Scott , a manos de las autoridades.

De acuerdo a la organización Mapping Police Violence, creada al iniciar estas manifestaciones en contra de la violencia policial, este año ha habido 214 incidentes entre afroestadounidenses y la policía.

Lea también:

Publicidad