null: nullpx
Corrupción

El heredero de Samsung condenado a 5 años de cárcel envuelto en la trama de corrupción de la 'Rasputina surcoreana'

Una corte surcoreana encontró culpable a Lee Jae-yong de diversos delitos relacionados con el escándalo de corrupción y tráfico de influencias que manejó la llamada 'Rasputina surcoreana', que llevó a la destitución de la expresidenta Park Geun-Hye.
25 Ago 2017 – 3:01 AM EDT

El heredero de Samsung, Lee Jae-yong, fue condenado este viernes a cinco años de cárcel por corrupción, acusado de beneficiarse de la compleja trama que manejó la llamada 'Rasputina surcoreana', una amiga cercana de la expresidenta de Corea del Sur, que acabó con su presidencia.

Un tribunal de Seúl consideró probado que Lee entregó sobornos a la expresidenta surcoreana Park Geun-hye con la expectativa de obtener favores del Gobierno en una operación que favorecería su consolidación como líder del grupo, además de cometer otros delitos. La fiscalía había solicidato 12 años de prisión.

Otros cuatro altos ejecutivos de Samsung también fueron condenados a penas de hasta cuatro años de cárcel. Los abogados de Lee anunciaron que apelarán la sentencia, informó AFP.


La sentencia supone un varapalo para el conglomerado familiar surcoreana. Lee, de 49 años, es el vicepresidente de Samsung Electronics, el mayor fabricante de teléfonos inteligentes del mundo.

El tribunal dictaminó que Lee es culpable además de malversación de fondos, ocultación de bienes en el extranjero, ocultación de beneficios de actos delictivos y perjurio, informó The Associated Press.

Según los jueces, Lee ofreció grandes sumas de dinero a la expresidenta, cuando aún estaba en el cargo, y a su amiga cercana Choi Soon-sil, apodada la "Rasputina surcoreana" para asegurarse el apoyo del gobierno a una fusión de dos filiales que reforzaría su poder en el imperio Samsung y en su marca insignia, Samsung Electronics, en un momento crítico para la compañía.

Su defensa negó los cargos y aseguró que Park presionó a Samsung, para hacer "donaciones" bajo coacción.

La trama de corrupción gira en torno a Choi Soon-sil, una amiga íntima de la expresidenta, hija de Choi Tae-min, fundador de la secta "Iglesia de la Vida Eterna", que aparentemente se convirtió en mentor de Park tras convencerla de que era capaz de comunicarse con su madre después de que ésta fuera asesinada en 1974.

La Fiscalía apuntó a la jefa de Estado como presunta cómplice de Choi, que supuestamente creó una red para recaudar decenas de millones de dólares de grandes empresas del país -mediante extorsión o a cambio de favores- y posteriormente se apropió parte de los fondos. Ambas están siendo juzgadas.

Se cree además que Choi, de 60 años y sin cargo público, intervino de forma subrepticia en asuntos de Estado incluso llegó a modificar los discursos de la presidenta desde la sombra, lo que le valió el sobrenombre de la 'Rasputina coreana', en honor al influyente místico de la corte rusa.

El caso generó protestas en las calles y llevó a que el Parlamento aprobara la destitución de Park, la primera mujer presidenta del país, que basó su campaña en la honestidad y su compromiso con el país, pero que no pudo concluir sus cinco años de mandato.

En fotos: la historia de la trama que apartó a Dilma Rousseff del poder

Loading
Cargando galería


Publicidad