Control de Armas

Los médicos se defienden de las burlas de la NRA: "¿Sabes cuántas balas saco de cadáveres cada día?"

"No somos antiarmas. Estamos en contra de los orificios de bala en nuestros pacientes". Con frases como esta e impactantes fotografías, los doctores reclamaron en redes sociales que la Asociación Nacional del Rifle los critique por considerar que las armas se han convertido en un problema de salud pública.
12 Nov 2018 – 4:35 PM EST

La Asociación Nacional del Rifle (NRA) logró encolerizar aún más a los médicos de Estados Unidos con un tuit en el que criticó los comentarios de muchos doctores sobre la dura experiencia de tratar a las víctimas de cada tiroteo.

"Alguien debería decirle a estos vanidosos médicos antiarmas que permanezcan en su carril. La mitad de los artículos en 'Anales de la Medicina Interna' apoyan el control de armas. Y lo que es más molesto es que la comunidad médica no ha consultado a nadie excepto a sí misma", escribió la NRA.


El editorial de la NRA que acompañaba el tuit comienza así: "Todo el mundo tiene aficiones. La afición colectiva de algunos doctores es opinar sobre las políticas alrededor de las armas de fuego".

La NRA se refería a un documento publicado recientemente por el Colegio de Médicos de Estados Unidos en el que el grupo explica cuál es su propuesta para reducir las muertes y lesiones por armas de fuego. En él aseguran que "la violencia de las armas sigue siendo un problema de salud pública que requiere acción inmediata".



El comentario de la NRA no pudo llegar en un momento más desafortunado. La Asociación publicó el tuit unas horas antes de que un hombre entrara a un bar en Thousand Oaks, California, y matara a disparos a 12 personas e hiriese a otras 20.

La respuesta no se hizo esperar. Bajo la etiqueta #ThisIsMyLane o #ThisIsOurLane (este es nuestro carril), los médicos publicaron un aluvión de fotografías e historias demoledoras centradas en sus esfuerzos para salvar la vida de pacientes heridos con armas de fuego.


“¿Tienes idea de cuántas balas extraigo de cadáveres cada semana? Esto no solo es mi carril. Es mi maldita autopista”, escribió la forense de San Francisco Judy Melinek, en un tuit que se hizo viral.

"No estamos en contra de la Segunda Enmienda", agregó Melinek en declaraciones al diario The Guardian. "Estamos en contra de no dedicar fondos a investigar lo que puede utilizarse para prevenir la violencia con armas de fuego y la muerte". Melinek, que en promedio realiza una autopsia semanal a víctimas de armas de fuego, señaló que los médicos lidian con las consecuencias de esa violencia diariamente. "Somos nosotros los que hablamos con los familiares. Me rompe el corazón, y esto es lo normal en EEUU".

"Desde la primera gota de sangre, la primera intubación, y desde la primera madre en el suelo llorando, para nosotros ha sido siempre nuestro carril", escribe el doctor de la sala de emergencias Chris Bennett. En su trino, anexa la foto de una habitación cuyo suelo está lleno de sangre y de los restos de insumos que debieron utilizar para atender a un paciente.



“Me gustaría extender una invitación al autor de este tuit (el de la NRA) y a cualquier otra persona de la NRA para que me acompañen en el hospital la próxima vez que cuide de un niño o de un transeúnte inocente que haya sido herido o haya fallecido por la bala de una pistola que no estaba guardada apropiadamente”, tuiteó Jeannie Moorjani, una pediatra de Orlando.

"Así es como un aparece una herida de bala en el corazón. No puedes sobrevivir a esto. Este podría ser el corazón de cualquiera: hombre o mujer, inocente o culpable, joven o viejo, temeroso de Dios o religioso. Pero sea de quien sea es prevenible. Por eso hablamos", escribe este forense al mostrar la foto del órgano herido.



"Hey, NRA. ¿Quieres ver mi carril? Esta es la silla en la que me siento cuando tengo que decirle a a los padres que sus hijos están muertos. ¿Cómo te atreves a decirme que no puedo investigar soluciones basadas en la evidencia?", cuestionó Stephanie Bonnie, especialista en trauma. En otro tuit, Bonnie dice: “Mi carril es una mujer embarazada a la que su pareja enfurecida disparó. Sobrevivió porque su bebé frenó a bala. ¿Has tenido que ayudar a parir un bebé hecho añicos?”.

La NRA ha presionado desde los años 90 para impedir que los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) realicen investigaciones para vincular la violencia y las armas de fuego. Una propuesta aprobada en marzo de este año especifica que los CDC sí tienen la autoridad para investigar las causas de este tipo de violencia, pero no modifica la ley de 1996 que establece que no puede usar fondos públicos para apoyar el control de armas.

Por esta razón, las críticas de la NRA son particularmente frustrantes para los trabajadores de la salud. "Tenemos que hacer algo", señala Melinek, "y decir a los médicos que se queden en su propio carril no es la manera de hacerlo".


Los tiroteos más graves sucedidos en EEUU

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés