null: nullpx
Consejos Autos

¿Qué debes tener en cuenta para conducir durante la estación fria?

5 consejos que te facilitarán la conducción durante el invierno
1 Feb 2016 – 5:39 PM EST

Después del devastador paso de la tormenta Jonas por el noreste de los Estados Unidos, la prensa mundial reprodujo imágenes que dieron cuenta de cómo la gran nevada alteró el ritmo habitual de ciudades cardinales del país como Washington y Nueva York. Muchos de los reportes mostraron automóviles hundidos en la nieve casi hasta el techo, y la preocupación de sus dueños procurando rescatarlos, pala en mano.

"Se supone que yo vaya a trabajar pero no tengo el mejor automóvil para la nieve. No sé qué voy a hacer. Es ridículo esperar que la gente llegue a su oficina hoy". Esta preocupación, manifestada por una ciudadana consultada por la agencia AFP, es la de muchos conductores. ¿Qué aspectos hay que tener en cuenta a la hora de conducir en las condiciones adversas climáticas que impone el invierno?

Además de prudencia, de tener los sentidos bien despiertos, adecuar la velocidad a estas condiciones meteorológicas y mantener la distancia de seguridad adecuada, es bueno tener en cuenta los siguientes consejos para conducir en invierno, con variables adversas como la nieve, la intensa lluvia o la niebla, corrientes en esta estación.

La revisión general: El primer paso, el cual por cierto aplica en todas las épocas del año, es revisar la condición general del automóvil. Es necesario chequear los niveles de líquido anticongelante, de líquido en el depósito del limpiaparabrisas, el líquido de dirección, el aceite (consultar por variantes especiales para el invierno, de baja viscosidad), el sistema de refrigeración y el de iluminación, así como la batería, que en invierno puede sufrir un desgaste mayor. Además, revisar el correcto funcionamiento de los frenos. Naturalmente, una buena idea es acudir a talleres mecánicos, y estar atentos a lo que los especialistas realizan durante la revisión. En este contexto, el conocimiento se traduce en seguridad.


Los neumáticos: Al circular por caminos cubiertos de nieve, el método más usual es la utilización de cadenas, disponibles en versiones metálica o textil. Es muy recomendable practicar el método de colocación, por ejemplo en un garaje, y no en medio del camino cuando comienza una nevada. También es posible utilizar neumáticos especialmente diseñados para el invierno, los cuales cuentan con un dibujo más recortado y profundo, además de incluir más láminas en relación a un neumático estándar. Esta variante ofrece algunas ventajas respecto a las cadenas, como menores riesgos de daño al vehículo, una mayor tracción, mejor adherencia y respuesta de frenada.


La iluminación: Tal como señalamos anteriormente, en invierno es usual encontrarse con una condición desfavorable como la niebla. En este sentido, hay que resaltar la importancia de ver y ser vistos a la hora de conducir. Así, es fundamental revisar el correcto funcionamiento de las luces y, en caso de contar con ellas, utilizar las luces antiniebla.

Los cristales: Durante los meses invernales es recomendable llevar en el vehículo un raspador de hielo plástico, útil para quitar el hielo de los cristales congelados. No hay que olvidar quitar esta placa de los espejos, los faros y las ventanillas laterales. Por otra parte, es importante tener en cuenta que no hay que utilizar agua caliente para quitar esta capa: el cambio brusco de temperatura puede dañar la buena salud del cristal.


Un tip final: Cuando aparcas durante una nevada en un espacio exterior, es bueno dejar las escobillas levantadas. Así evitarás que el peso de la nieve rompa este elemento fundamental para conducir en invierno.


RELACIONADOS:Consejos AutosInvierno

Más contenido de tu interés