null: nullpx
CityLab Transporte

¿Por qué está disminuyendo el número de pasajeros de transporte público en EEUU?

Entre las muchas teorías que se dan está el auge de los servicios como Lyft y Uber, los recortes presupuestarios, el bajo precio de la gasolina y el mal servicio.
Logo CityLab small
2 Mar 2017 – 4:13 PM EST

El sistema de metro de la ciudad de Nueva York reportó la primera baja en el número de pasajeros anuales desde 2009, según datos de la Autoridad del Transporte Metropolitano de esa ciudad. La noticia surge tras una semana llena de informes sobre descensos del número de pasajeros en el transporte público en Los Ángeles y San Francisco. Y, durante años, casi todas las ciudades de Estados Unidos (con unas pocas excepciones notables) también han reportado disminuciones porcentuales.

Todo esto plantea dos cuestiones tan antiguas como el propio transporte público: Primero, ¿a dónde van los pasajeros cuando dejan de utilizar el transporte público? Y, luego, ¿qué pueden hacer las ciudades para recuperar esos pasajeros?

Algunos de los factores que explican estos descensos son nacionales, como señala el investigador de transporte David Levinson a través de un correo electrónico. La economía está creciendo y los precios del petróleo están disminuyendo. Las personas están comprando más autos y conducen más a menudo, tanto al trabajo y a sus actividades de fin de semana a las que es más práctico viajar en auto. Las ciudades estadounidenses siguen suburbanizándose, y conforme lo hacen, utilizar el transporte público a menudo se convierte en una opción menos atractiva. Los inmigrantes, que durante mucho tiempo han sido siempre una fuerte base del número de pasajeros para el transporte público, están abandonando cada vez más los centros urbanos, y comprando y conduciendo sus propios vehículos.

La baja en el uso de transporte público en EEUU
De acuerdo a cálculos de Kirk Hovenkotter, del Transit Center, esta ha sido la evolución del uso total de transporte público en distintas ciudades del país durante los dos últimos años.
CiudadTotal 2015Total 2016Diferencia entre 2015-16
Seattle178,640,154185,913,5344.1%
Houston83,285,29585,180,4892.3%
Milwaukee40,610,85141,476,9822.1%
Detroit36,734,18037,079,5980.9%
Nueva York-Newark4,222,700,5614,241,214,4950.4%
San Francisco-Oakland454,952,418454,996,2560.0%
Boston403,464,723402,554,159-0.2%
Pittsburgh63,900,43063,570,697-0.7%
Denver-Aurora101,021,36599,777,407-1.2%
Portland112,440,100110,985,034-1.3%
San Antonio37,983,88637,290,201-1.8%
Salt Lake City-West Valley City44,909,74143,776,825-2.5%
Minneapolis-St. Paul96,636,36893,716,857-3.0%
Chicago623,466,948603,747,357-3.2%
Honolulu urbano68,587,54966,361,162-3.2%
Las Vegas-Henderson72,044,76769,420,973-3.6%
Dallas-Forth Worth-Arlington75,998,37172,137,725-5.1%
Baltimore111,070,976105,214,371-5.3%
Atlanta141,154,134132,925,293-5.8%
Philadelphia369,644,085346,276,496-6.3%
Phoenix-Mesa69,525,17764,898,486-6.7%
San Diego94,921,83088,507,937-6.8%
St. Louis47,250,86644,020,031-6.8%
Cleveland46,844,07443,507,057-7.1%
Los Ángeles-Long Beach-Anaheim619,459,557572,589,716-7.6%
San José44,718,24440,763,554-8.8%
Miami156,449,301141,556,090-9.5%
Washington441,222,366396,260,838-10.2%
Austin32,795,53128,893,986-11.9%
San Juan, Puerto Rico38,853,32632,289,221-16.9%
FUENTE: Kirk Hovenkotter | UNIVISION


Más allá de esto, existen fuerzas locales que podrían estar desencadenando estos descensos de ciudad en ciudad. El clima y el empleo contribuyen. En algunas ciudades, los problemas de confiabilidad también están disuadiendo a la gente de subirse a los autobuses y trenes: veamos, por ejemplo, a Washington DC, donde el paupérrimo mantenimiento de los trenes provocó que la agencia WMATA cortara el servicio durante largos períodos de tiempo, este año y el año pasado. Los pasajeros de los trenes BART, en San Francisco, están desapareciendo de forma constatable: las razones probables de esto son los trenes repletos de personas y propensos a los retrasos que chillan cuando (finalmente) llegan a las estaciones.

En otras ciudades, el número de pasajeros de los trenes crece mientras disminuye el número de pasajeros de los autobuses. Eso ocurre en Los Ángeles, donde el aumento del tráfico y las demoras causadas por construcciones están ralentizando los autobuses y tal vez desalentando a los pasajeros. En Chicago, el número de pasajeros de autobuses de la Autoridad de Transporte de Chicago (CTA) disminuyó en casi un 20% entre 2008 y 2016. "Esto, incluso aunque el número de pasajeros de los trenes ha aumentado aproximadamente en la misma cantidad", escribió el analista de política urbana Daniel Kay Hertz. Los cortes del servicio probablemente tienen buena parte de culpa (también es probable que existan algunos problemas con los datos del número de pasajeros).

En Nueva York, el número de pasajeros de los autobuses ha mermado durante años. Allí se le puede achacar esta situación al servicio demasiado lento y muy poco fiable. Y sí, el uso del metro también cayó un 0.3% el año pasado, como The New York Times informó esta semana, pero el número de pasajeros en los días laborales se encuentra a los niveles más altos de su historia, mientras que el número de pasajeros los fines de semana ha disminuido alrededor de un 3%. Es probable que allí también exista una conexión con el servicio. Los fines de semana es cuando los metros a menudo se sacan de servicio para reparaciones. Por supuesto, los fines de semana es también cuando las personas que no están trabajando suelen tener un viaje ocasional a alguna parte —a visitar a sus amigos en el Bronx, a un concierto al sur de Prospect Park— y para ese tipo de viajes ocasionales, un viaje en Uber o Lyft podría ser más razonable.

Todo esto lleva a una teoría planteada en la mayoría de los reportes sobre la disminución del uso del transporte público: los servicios de transporte privado se están robando a los pasajeros. Este argumento probablemente se cumple los fines de semana, pero la mejor investigación que existe (aunque no hay muchas aún) sugiere que la mayoría de los trabajadores no utilizan Uber y Lyft para viajes regulares diarios. Quizás el transporte privado incluso sea más un aliado del transporte público que un rival, al menos en las grandes ciudades (en las ciudades más pequeñas podría ser otro tema). Estos sistemas no parecen estar desviando un número importante de pasajeros. Cuando Uber y Lyft abandonaron Austin, el transporte público experimentó un modesto aumento de un 1% en el número de pasajeros, según el consultor de transporte Jarrett Walker.

Mientras tanto, más y más ciudades —incluyendo aquellas que están registrando descensos en el uso del transporte público— están ofreciendo diferentes tipos de opciones de transporte para intentar evitar que las personas utilicen el auto de forma individual. El increíble éxito de Citibike en la ciudad de Nueva York es un ejemplo. Como señala Sharon Feigon, directora ejecutiva del Centro de Movilidad Shared-Use, la disminución del número de pasajeros en el transporte público puede no sonar muy bien, "pero la cuestión es realmente cómo se define el éxito".

Sólo tres ciudades de Estados Unidos registraron un aumento mayor a un 1% en el número de pasajeros entre 2015 y 2016. Las dos primeras fueron Houston y Seattle, que han sufrido renovaciones radicales de sus redes de autobuses. Seattle también invirtió fuertemente en su red ferroviaria, así como en la infraestructura para bicicletas, y el área metropolitana destinará más dinero para los autobuses y los trenes con la reciente aprobación de la Sound Transit 3.

Muy pocos temas son incuestionables en el turbio ámbito del número de pasajeros del transporte público, excepto, quizás, una cosa: si las ciudades quieren atraer a los pasajeros hacia los trenes y los autobuses, prestarles atención a las fallas en ambos tipos de redes, e invertir para solucionarlas, es una apuesta bastante segura.

Este artículo fue publicado originalmente en inglés en CityLab.com.


Las ciudades en EEUU con el mejor transporte público

Loading
Cargando galería
Publicidad